Comentar fútbol

televisión MarcadorInt

Una vez le dije a Gaby Ruiz que lo que más admiraba de él era su capacidad para estar permanentemente metido en el partido. Para nunca dejar de concentrarse en el juego, olvidando todo lo que está alrededor ya no sólo del césped: también del estadio, de las calles contiguas, del mundo y las mentes. Le llegué a confesar que a mí me costaba tanto conseguir eso que decidí prohibirme el uso del portátil durante el Mundial de Brasil: si iba a estar en el campo, que mi escaso autocontrol no me alejara de lo que estaba sucediendo delante de mí; que no me llevara a navegar por la hipertextualidad wikipedica ni a seguir hilos de Soccerway porque el jugador X del que estábamos hablando llegó a jugar en la liga lituana y vete a saber tú quién va líder ahora en la liga lituana.

Comentar fútbol puede parecer demasiado fácil, y eso se convierte en un problema. El comentarista que lleva muchas horas de micrófono a sus espaldas acaba dominando tanto el registro comunicativo que se da cuenta de que puede llegar a comentar un partido sin fijarse en el juego de manera analítica y observándolo sólo de un modo superficial. A mí esto me ha ocurrido, sobre todo cuando me tocaba hacer dos partidos seguidos, o un partido justo después de un programa de radio de cuatro horas, y el piloto automático era un recurso demasiado tentador: sencillo, fácil de usar, poco perceptible para gran parte de los espectadores -entre otras cosas, porque no ven qué estás haciendo mientras comentas-. Y al revés: cuando lo he logrado, cuando he conseguido estar metido, he acabado agotado, porque la hiperconcentración requiere tensión -una tensión que se expresa en los músculos y, por supuesto, en el sistema nervioso-.

Como soy culpable de haberme abandonado al piloto automático en demasiadas ocasiones -una ya serían demasiadas, pero fueron más-, puedo percibir con mayor facilidad que un telespectador que nunca haya comentado cuándo el comentarista está metido de lleno en el juego o cuándo está llenando la transmisión cumpliendo con el expediente. A Gaby Ruiz nunca le percibí piloto automático. Gaby Ruiz comentaba un domingo a las cinco de la tarde el detalle de la orientación del cuerpo del centrocampista del Colonia al recibir un balón en el círculo central antes de que el Hertha de Berlín detuviera el contragolpe con una falta táctica y te explicaba por qué aquello había sido importante. Y lo hacía pese a saber que la mayoría de sus abonados estaban viendo el partido de la Premier del Plus -siempre más mediático- o cualquiera de la liga española. No importaba cuánta gente había escuchando y así debe ser siempre: el compromiso es con el producto.

No he hablado con Gaby sobre por qué deja la televisión y se va a trabajar para el Middlesbrough. No conozco detalles de ningún tipo y tampoco los necesito para juzgar su decisión porque no voy a juzgarla en ningún caso. Que el periodismo sobre fútbol sale perdiendo es evidente, pero las decisiones de las personas son de las personas y deben convencer únicamente a las personas que las toman. Pero sí me gustaría preguntarme algo en voz alta: ¿por qué a la industria de los medios de comunicación de masas se le escapa el tipo que mejor ha comentado fútbol en este país en los últimos quince años mientras blinda de manera desproporcionada a otros comunicadores muy respetables pero que ofrecen un valor añadido mucho menor en sus comentarios? Quizá la respuesta esté en la primera línea de la misma pregunta: porque la industria, industria es.

Balón Europeo sub-17 Edu Ferrer AlcoverFoto: Edu Ferrer Alcover. (Todos los derechos reservados)
Foto de portada: MarcadorInt

Related posts

13 comments

Excelente artículo. Con esto me entero de que se va al Boro, una gran pena para los que vemos fútbol y lo analizamos al contrario de lo que se puede ver en televisiones gratuitas

Y mi pregunta es: ¿hay motivos para la esperanza? Como consumidores, internet es un universo maravilloso, pero como creador, orientado a un mercado laboral, ¿se puede hacer un buen producto, ser un profesional de gran valor y subsistir?

Efectivamente querido Àxel: la industria, industria es, y tú deberías saberlo el primero pues dejaste de lado el romanticismo el pasado verano y te abrazaste al “poderoso caballero” que te ofrecían desde el Imperio. La prensa deportiva de este país va en consonancia con el país que tenemos y raras son las excepciones. No importa la calidad del producto en absoluto, sólo que el pastel publicitario no deje de crecer.

Maravilloso Axel, pude disfrutar de vuestros conocimientos en la presentación de Franz Jürgen Pep en Madrid y fue una auténtica delicia compartir aquel ratito charlando sobre fútbol con vosotros, André, Martín y Guillermo. Ojalá algo parecido se repita dentro de poco. Un abrazo de un morningMInero!

Puedo equivocarme pero creo acertar de lleno al decir que hay muy pocos como Gaby Ruiz que conecten con el oyente, con el aficionado. No lo perdemos únicamente de un espacio televisivo, lo perdemos de todos. Gran texto Àxel y suerte al gran Gaby Ruiz.

Pregunta: “¿por qué a la industria de los medios de comunicación de masas se le escapa el tipo que mejor ha comentado fútbol en este país en los últimos quince años mientras blinda de manera desproporcionada a otros comunicadores muy respetables pero que ofrecen un valor añadido mucho menor en sus comentarios?”

Respuesta: Porque cada vez más se imita a Sálvame. Y para ello no necesitamos a gente que sepa de lo que habla, mejor hinchas y gente que no tenga idea de fútbol.

Mira que me jode esta noticia… que gran periodista, que crack, de los mejores que he visto en el mundo del fútbol. Siempre hablando con pasión, comentando y hablando sólo de fútbol y no de gilipolleces.
Suerte ahí, pero egoistamente deseo que no le vaya bien y vuelva a hacer periodismo.

Grande Áxel. Yo la verdad es que llevo un año más o menos que ya no veo nada de fútbol. Básicamente porque me he cansado de que se hable más de chuflas que no del fútbol de verdad. Ahora veo los deportes norteamericanos: Baloncesto, béisbol y sobre todo fútbol americano, sobre todo porque allí se habla del deporte y no de cosas extradeportivas. Simplemente apoyaros en este gran proyecto.

No compro esa de “dejar de ver fútbol porque ya no se habla de fútbol de verdad”. Se sigue hablando de fútbol, pero también se habla de muchas otras cosas más, inútiles y que poco tendrán que ver con el juego en sí. Lo que pasa es que la oferta es más limitada. Hay que saber buscar, así como tu lo haces cuando ves esos otros deportes, porque allí también se habla y mucho de cosas extradeportivas. Al final quedará la opción de ponerle ‘mute’ al televisor.

Hay bastantes webs, podcats, y programas en los que se habla de fútbol, de hecho en emisoras como la Cope o radio marca, donde durante una retransmisión de un partido pueden habalr durante 5 minutos de las pintas de tal jugador, hay programas como planeta olimpico o el mismo Planeta Mi donde se habla de lo Deportivo.
En la ser o en la cope, los programas sobre fútbol internacional también dedican a lo deportivo el 99% del tiempo.

Ecos del Balon, Planeta Deporte, Moiceleste… son webs y podcats en los que se habla de futbol.

Deja un comentario

*