Las Previas Bundesliga de las 15:30; Jornada 33

15:30, la hora clásica del fútbol en Alemania (Foto: Ingrid Eulenfan)

FC BAYERN MÜNCHEN – FC AUGSBURG (Allianz-Arena)

Es un derbi bávaro encarado de dos formas radicalmente opuestas. El Bayern, ya campeón, quiere cerrar la temporada ante su público con una victoria que no le resulta excesivamente necesaria. Todo lo contrario que al Augsburg, colocado en la plaza de promoción, que necesita sacar puntos para eludir el descenso directo. Heynckes pierde a Jérôme Boateng y a Rafinha por sanción, y la duda que se genera es si seguirá rotando con la mente puesta en Wembley. La titularidad de los van Buyten, Alaba, Martínez, Schweinsteiger o Mandžukić depende de ello. Markus Weinzierl no puede plantearse ningún tipo de rotaciones. Callsen-Bracker, sancionado, será baja en el eje de la zaga, mientras que Ostrzolek vuelve al lateral izquierdo tras sanción. No se prevén más cambios en el 4-3-3 habitual que intentará dar la sorpresa ganando fuera de casa por primera vez desde el 16 de marzo.

FC SCHALKE 04 – VfB STUTTGART (Veltins-Arena)

Duelo más trascendente de lo que parece para el Schalke 04. Los de Jens Keller llegan a esta penúltima jornada en la cuarta plaza y con 3 puntos sobre su inmediato perseguidor, por lo que ganar en el último choque de la temporada en el Veltins implicaría virtualmente la clasificación para la Champions. El escenario es favorable, puesto que el rival, el Stuttgart, no se juega nada desde que accedió a Europa vía Copa y está dejándose ir en Bundesliga en el cierre de una mala temporada. Labbadia cuenta de nuevo con Serdar Taşçı y Vedad Ibišević, hombres importantes en un equipo que pretende usar las jornadas restantes como previa a la Final copera contra el Bayern. No obstante, las sanciones de Rüdiger y Sakai y la lesión de Hajnal implicarán ciertos retoques. En los mineros vuelve Farfán tras lesión, mientras que Kolašinac es duda por lesión y Julian Draxler, recientemente renovado hasta 2018, es baja por sanción.

15:30, la hora clásica del fútbol en Alemania. Foto: Ingrid Eulenfan

WERDER BREMEN – EINTRACHT FRANKFURT (Weserstadion)

Choque que aúna las peleas por los puestos europeos y por escapar del descenso. Los de Schaaf, a pesar de la remontada que sufrieron en la última jornada y los incidentes internos, encaran el partido sabedores de que ocupan una plaza alejada de la zona roja: tres puntos por encima de la promoción y cinco por encima del descenso. Esas distancias, sumadas a la condición de local, le dan un empuje anímico a un equipo que no tiene nuevas bajas. Petersen repetirá en punta y Felix Kroos es favorito para jugar en la medular a pesar de la competencia de Junuzović. El Eintracht no se puede sentir presionado. El equipo del Weser no ha conseguido ganar ninguno de sus 11 últimos partidos, luego son favoritos para hacerse con tres puntos que matemáticamente certificarían jugar en Europa la próxima temporada, pese a ser recién ascendidos. Veh sigue sin Trapp por lesión, y sabe que Sebastian Jung arrastra molestias, pero quiere ganar para que el Eintracht juegue Champions por segunda vez en su historia.

TSG HOFFENHEIM – HAMBURGER SV (Rhein-Neckar-Arena)

Otro encuentro entre conjuntos con intereses opuestos. Para el Hamburgo de Thorsten Fink es prácticamente la última oportunidad de estar en Europa, mientras que para el Hoffenheim es otra final más por evitar el descenso directo. Los de Sinsheim no cuentan con Vestergaard ni Polański por sanción, por lo que Delpierre o Toljan podrían acompañar a David Abraham en la pareja de centrales y Tobias Weis podría volver al once. Derdiyok sigue lesionado, por lo que Schipplock, Joselu y De Camargo son los arietes disponibles para dañar a la defensa Finkista. Adler vuelve al arco tras sanción y Jansen al lateral tras enfermedad. Estas recuperaciones se suman a la de Milan Badelj, que regresó la pasada jornada y que junto a van der Vaart y Rudņevs forman la columna vertebral del equipo. Los antecedentes de ambos conjuntos en Bundesliga hacen pensar que será un duelo dramático pero con bastantes goles.

FORTUNA DÜSSELDORF – 1.FC NÜRNBERG (Esprit Arena)

El Esprit Arena quiere darle el último empujón de la temporada a su equipo tras verse envuelto de lleno en la pelea por el descenso. El Fortuna de Meier lleva 3 puntos de los últimos 30 posibles, o lo que es lo mismo: no gana desde febrero. A pesar de estar decimoquintos, fuera del descenso y de la promoción, sus perseguidores vienen en mejores rachas y están obligados a sacarle algo a un Nürnberg salvado y que ha sumado 0 de los últimos 12 puntos posibles. Balogun sigue de baja, por lo que Levels seguirá en el lateral. Dani Schahin probablemente siga en la punta de ataque, y buscará marcarle al equipo de Wiesinger, que sigue ampliando su enfermería. Per Nilsson es duda y Chandler sigue lesionado, por lo que Dabanlı y Balitsch apuntan a la titularidad. No se esperan más variaciones en el 4-1-4-1 de un Nürnberg que no tiene mayor ambición que acabar con su racha negativa.

GREUTHER FÜRTH – SC FREIBURG (Trolli Arena)

El Freiburg visita el Trolli Arena del descendido Greuther Fürth con la victoria entre ceja y ceja. No parece una empresa difícil, pero no se pueden dejar llevar o dejarán de depender de sí mismos para entrar en la próxima Europa League. Pavel Krmaš sigue lesionado, por lo que puede repetir titularidad el canterano Immanuel Höhn, que compite por el puesto con Ginter y Diagné. No parece que Christian Streich vaya a variar muchas piezas del once, por lo que la pareja Rosenthal-Kruse se consolida en la delantera. Los bávaros, que vienen de ganar sus dos últimos partidos fuera frente a Stuttgart y a Nürnberg en el Frankenderby, arrastran bajas importantes: Tyrala, Scmidtgal, Fall, Sararer y Peković. Kramer ha depositado su confianza en un Edgar Prib que ocupará la punta del ataque con ganas de ser el juez de la lucha europea con algún que otro gol. El equipo del trébol quiere despedirse de la élite del fútbol alemán ante su público dejando buen sabor de boca.

FSV MAINZ 05 – BORUSSIA MÖNCHENGLADBACH (Coface Arena)

Tanto el Mainz de Tuchel como el Borussia Mönchengladbach llegaron a optar a competiciones europeas mediada la temporada. No obstante, su mala racha primaveral los ha dejado en la medianía de la tabla. Aunque los potros no tengan bajas y matemáticamente aún pueden alcanzar Europa, su mala racha parece certificar que no llegarán. Nordtveit se ha recuperado y podría jugar en la medular, aunque las dudas de Favre se centran en la delantera, donde están sanos Hanke, Mlapa, De Jong y Younes. Por su parte Thomas Tuchel  pierde a Zimling por sanción, y en Alemania se está hablando de un posible cambio de dibujo: un 4-4-2 en rombo con Soto, Caligiuri, Baumgartlinger e Ivanschitz. El pichichi de los locales, Szalai, sigue de baja, lo que ha alargado la mala racha de los del Coface, que ya suman 7 partidos sin conocer la victoria. Nicolai Müller y Shawn Parker serán los encargados de marcar goles que permitan ganar tras dos meses sin hacerlo.

BAYER 04 LEVERKUSEN – HANNOVER 96 (BayArena)

El BayArena cierra esta temporada con la visita del Hannover 96, que tras buenas campañas a nivel nacional y europeo, se ha quedado estancado en la media tabla. El Bayer Leverkusen ha cuajado una gran temporada sin acusar siquiera la reciente disolución del dueto Lewandowski-Hyypiä o los rumores de mercato. Obtuvieron matemáticamente el acceso directo a la Fase de Grupos de la Champions la semana pasada y ahora tienen como único aliciente el intentar alcanzar el subcampeonato, aprovechándose de que el Borussia Dortmund tiene la mente puesta en la Final de Champions. Hyypiä no tiene bajas más allá de la de larga duración de Bellarabi, y dispondrá el 4-3-3 más habitual, del que solo es duda el sector derecho en ataque, que puede ser ocupado por Sam, Castro o Hegeler. En el Hannover, Schulz (sancionado) se une a la larga lista de ausencias. Eggimann y Felipe formarán pareja de centrales ante la lesión de Djourou, y Schlaudraff se ha quedado sin competencia por las lesiones de Stindl y Ya Konan. Huszti y Abdellaoue siguen en la enfermería, por lo que Slomka tendrá difícil dar la sorpresa.

VfL WOLFSBURG – BORUSSIA DORTMUND (Volkswagen Arena)

Atendiendo a la clasificación podría parecer un partido sin alicientes, pero adentrándonos en la situación de ambos equipos encontramos atractivos en el choque del Volkswagen Arena. El Borussia Dortmund no puede dormirse si quiere ser subcampeón. Las posibilidades de perder el segundo escalón del podio son remotas pero el Bayer Leverkusen cree aún en ellas. Klopp deberá escoger un once competitivo para evitarlo, aunque su política de rotaciones pensando en la Champions posiblemente se prolongue. Götze sigue lesionado y no volverá a los entrenamientos hasta la semana que viene. Ante esto, el técnico borusser puede plantearse centrar a Reus, adelantar a Gündoğan o jugar con Şahin. Piszczek está disponible, y es duda si será él o Großkreutz el lateral derecho. En los locales, las dudas en el once de Hecking se centran en dos puestos: el de central (Knoche o Kjær) y el de mediocentro (Träsch o Medojević). La visita del Dortmund es difícil, pues el Wolfsburg no pierde desde principios de marzo.

Deja un comentario

*