Partido ‘Polish boyfriend’: Una rivalidad milenaria en Bretaña

leendeleo estadi Rennes

El fútbol bretón vive días felices. Pese al descenso del Brest, tres equipos juegan en Primera: Rennes, Lorient y Guingamp. Bueno, tres o cuatro. Depende de cómo definamos al Nantes. Oficialmente el Nantes es un equipo de la región de Países del Loira. Pero para muchos ciudadanos de Nantes, la ciudad es y será bretona de corazón. Así que podemos hablar (o no) de cuatro equipos bretones en Primera.

Este fin de semana vuelve el gran derbi bretón: Rennes-Nantes. Gran derbi por el potencial histórico de los dos equipos. Y gran derbi por enfrentar cara a cara al equipo de la actual capitán bretona, Rennes, con el equipo de la capital histórica de Bretaña, Nantes. El Rennes, con dos títulos de Copa (1965 y 1971) y buenas campañas las últimas temporadas, le ha quitado la condición de equipo fuerte de la zona al histórico Nantes, que este año vuelve a Primera. El Nantes presume de sus 8 ligas (la última en 2001) y 3 copas. Curiosamente, en 1965 el Nantes ganó su primera liga y el Rennes su primera Copa.

El derbi es muy sentido en la zona, aunque el éxito de otros equipos bretones ha significado el nacimiento de otros derbis, todos ellos denominados también genéricamente ‘derbi bretón’, como el Lorient-Rennes, el Guingamp-Rennes o el Brest-Guingamp. Pero el derbi ‘bretón’ grande es este. Por enfrentar a grandes ciudades, equipos y por el peso de la historia.

En 1956 Francia modificó la estructura de su territorio, creando nuevos departamentos y regiones. Una de las regiones de nueva creación fue ‘Países del Loira’, una demarcación sin correspondencia a ninguna entidad histórica anterior. Históricamente, las zonas de los Países del Loira correspondían a trozos de las antiguas provincias de Anjou o Bretaña. Nantes, por ejemplo, fue designada capital de esta nueva región. Y la herida aún sangra. En las últimas décadas las manifestaciones y recogidas de firmas pidiendo que Nantes sea de nuevo bretona son comunes. El escudo del Nantes, por ejemplo, usa la heráldica de la bandera bretona. Sus hinchas llevan banderas bretonas.

Ese 1956, Rennes quedó como nueva capital bretona. Cosa que no gusta en Nantes, donde se sienten capital histórica, pues allí se situó durante muchos años la capital del Reino Bretón (existente entre los años 851 y 942) y el posterior Ducado de Bretaña (942-1547). La pugna entre Rennes y Nantes no es nada nuevo. Ya en 950 las dos ciudades se quitaban la capitalidad en función de qué familia noble dominaba las tierras bretonas. La rivalidad entre Rennes y Nantes es milenaria. Y últimamente, llegó al fútbol.

El Nantes ha vuelto este año a Primera después de unos años en el purgatorio. Con medias de 30.000 espectadores en la Beaujoire, el equipo sueña con no sufrir con los goles del serbio Filip Đorđević o el trabajo de los venezolanos Cichero, Vizacarrondo y Aristeguieta, sin olvidar al yankee Bedoya. El Rennes de Philipp Montanier piensa diferente: tiene que jugar en Europa y apuesta sus fichas a los goles del portugués Nelson Oliveira, la velocidad de Pitroipa y el trabajo en el centro del campo de Feret, Makoun y Pajot. El Rennes, por cierto, juega otro derbi la próxima jornada: sube al campo del Guingamp, el equipo de una ciudad de sólo 8.000 habitantes. El Guingamp, que suma hinchas en toda la costa norte bretona, le recordará al Rennes esa final de copa del 2009, cuando, jugando en Segunda, el Guingamp le ganó al Rennes en el Stade de France una final en la que el Rennes ganaba al minuto 70.

Foto de portada: leendeleo

Related posts

6 comments

Es el nombre que lleva esta sección en el programa de radio “Marcador Internacional” de Radio Marca. Hacemos un top-5 de los mejores partidos del fin de semana fuera de las grandes ligas y dejamos como partido extra un partido que por nivel no puede estar en el top-5 pero que nos puede servir para contar alguna historia especial por su contexto, por sus connotaciones históricas o sociopolíticas, etc… Viene a ser el partido “underground” del fin de semana y la sección adopta el título de la canción que suena como sintontía, que es un tema de pop underground polaco llamado “Polish Boyfriend”.

Vista la primera parte del derbi bretón. Dominio absoluto de un Nantes que sin hacer demasiado ruido tiene el partido más que encarrilado y que a poco que mantenga el nivel se va a llevar el duelo porque el Rennes es todo apatía, inoperancia y dejadez. No está siendo un partidazo en lo futbolistico pero con solo ver las puntuales imagenes de las dos aficiones se nota que esto es algo más que un duelo regional.

Una jugada para la polémica ¿Vosotros anulariais el 3ºgol del Nantes? Para mi es un claro fuera de juego porque en el gol de Deaux su compañero intenta participar de la jugada y cuando ve que Deaux puede llegar al autopase se desentiende de la jugada. Para mi claro error del linea que provoca que los jugadores del Rennes se desentiendan de la jugada. El gol no cambia el resultado del partido pero de cara al campeonato puede ser un gol decisivo o no.

Deja un comentario

*