“Es casi un país entero que realmente nos odia”

Leipzig Red Bull Arena - MatthiasX1

El recorrido del RasenBallsport Leipzig esta temporada por la 2.Bundesliga y por los distintos campos de la categoría ha propiciado numerosas reacciones contrarias a la naturaleza de este club. En el mes de septiembre, la afición del Union Berlin recibió al conjunto de Leipzig vestida de luto y con quince minutos de silencio como protesta por “la muerte del fútbol” y evidenciando su disconformidad con este fútbol moderno.

“La cultura del fútbol está muriendo en Leipzig, el Union [Berlin] está vivo”, rezaba una pancarta. “El rival de hoy encarna todo lo que nosotros no queremos del fútbol”, expresaba otra. Para los aficionados del Union Berlin, el RB Leipzig Leipzig es “un producto de marketing sostenido por intereses económicos y con jugadores que tienen el símbolo del euro en sus ojos”. Un equipo nacido en el año 2009, sin tradición y que crece deportivamente gracias a la inyección económica de Red Bull.

ESPECIAL RB LEIPZIG EN ‘MI’

Cada quince días, el RasenBallsport Leipzig ha de jugar a domicilio y se ha encontrado con acogidas de diversa índole. Hace tan solo unas semanas, el Erzgebirge Aue fue sancionado con 35.000 euros después de que se expusiesen pancartas que comparaban al RB Leipzig, y especialmente al dueño de Red Bull Dietrich Mateschitz, con el nazismo.

A comienzos del mes de marzo, el Wildparkstadion, casa del Karlsruher, lucía en uno de sus fondos una pancarta con el siguiente texto: “Against Modern Football (contra el fútbol moderno)”. Con sus letras en distintos colores, de tal forma que la ‘R’, la ‘B’ y la ‘L’ eran destacadas en color rojo. RBL. De RBLeipzig, claro.

La novedosa historia de este RasenBallsport Leipzig no pasa inadvertida en Inglaterra, donde ‘The Guardian’ habla con el delantero Terrence Boyd, o en Francia, donde ‘Le Monde’ le dedica un amplio reportaje. Y el recibimiento en muchos estadios no es el más agradable, como explicaba recientemente el ariete estadounidense Boyd.

Terrence Boyd, delantero del RB Leipzig, en ‘The Guardian’: “No es solo alguna gente, es casi un país entero que realmente nos odia. Cuando jugamos fuera de casa, a veces en mitad de la noche, los hooligans de los equipos rivales se acercan a nuestro hotel y cantan ‘Puto Red Bull’.”

No es algo nuevo. El RB Leipzig ya vivió recibimientos hostiles durante su estancia en la tercera división alemana, donde se podía encontrar pancartas con mensajes como “fuera Red Bull” o “el 50+1 debe permanecer”. Algo con lo que ya están acostumbrados a convivir.

Artículo relacionado: “La irrupción del RB Leipzig en el fútbol alemán”

Artículo relacionado: “Selke, un paso más del RB Leipzig”

Leipzig Red Bull Arena - MatthiasX1
La luz ilumina las calles cercanas al Red Bull Arena, otrora conocido como Zentralstadion (Foto: MatthiasX1)

Related posts

7 comments

Que ciudad mas bonita. No había oído hablar antes de ella, pero ahora viendo la foto (y posteriormente indagndo un poco por internet) me doy cuenta de que Leipzig es una ciudad con bastante atractivo. ¿Alguno del equipo MI habéis estado?¿Recomendable para visitarla, no?

Sergio, para la gente que no podamos ver este MI del Leipzig, sabes donde se podrá ver a posteriori?
Gracias por tus grandes articulos sobre el RBL.

Leipzig es una ciudad bonita, sí. Y cargada de historia, reciente y antigua. Merece mucho la pena acercarse y aprovechar que no demasiado lejos hay cantidad de sitios visitables como Erfurt, Weimar, el edificio de la Bauhaus en Dessau o, claro está, Dresde.
De esas ciudades en las que apetece vivir.

Es justo la palabra que estaba buscando, apetecible.
En un primer vistazo de la foto lo primero que se me ha venido a la cabeza es que era una ciudad de la “Belle Époque” así como clásica y elegante. De la sociedad risueña de antes de la primera guerra mundial. Por otro lado contrastado con el mucho verde que se ve y las instalaciones modernas del estadio.
Lo dicho, apetecible.

Deja un comentario

*