6 interrogantes para empezar la Bundesliga

La fiel hinchada del Colonia se desplazará a Hamburgo (Foto: MI).

Ganar mientras se construye

Uno de los grandes méritos del Bayern durante la temporada pasada fue no solo el de formar un equipo que cuando cogió velocidad de crucero arrasó en la Bundesliga, sino también el de sumar muchos puntos mientras el proyecto se gestaba. Durante el primer tramo de la temporada, mientras los jugadores trataban de asimilar las ideas de Guardiola y el catalán buscaba entender a sus jugadores, el equipo bávaro no firmó ni mucho menos partidos sólidos,  ni actuaciones convincentes y muchos encuentros estuvieron igualados hasta el final, sin embargo se acabó imponiendo en casi todos. Cambios ganadores desde el banquillo, individualidades que ganaban el partido, fallos del equipo rival a la hora de finalizar… el Bayern sumaba y sumaba. Este año, entre la revolución que está imponiendo Pep y los problemas en forma de lesiones y falta de preparación debido al Mundial, parece que el conjunto muniqués tardará otra vez tiempo en ser lo que su entrenador quiere que sea. ¿Conseguirá evitar perder puntos por el camino? Ayer, en el estreno de la competición, Robben impidió que así fuera.

Artículo relacionado:  Así es el Bayern 2.0

La vida sin Lewa

Robert Lewandowski era muchísimo más que un nueve en Dortmund. Además de ser el goleador del equipo, el polaco era el jugador que daba sentido a la idea de Klopp, el que ejecutaba y entendía como nadie ese juego basado en la velocidad, el vértigo y la asociación a todo ritmo. Su juego de espaldas, su juego directo, su forma de asociarse y sus movimientos en el área eran oro puro para Jürgen Klopp. Lo vimos durante la temporada pasada:  las acciones individuales del ya jugador del Bayern sumaban puntos valiosísimos cuando el BVB no conseguía jugar bien; Lewa aparecía al rescate. Pero este verano partió rumbo al sur del país y la entidad de Westfalia ha hecho dos interesantes incorporaciones para sustituirle: Adrián Ramos y Ciro Immobile. Sin embargo, y valga la perogrullada, ninguno es Lewandowski. Ni tienen su adecuación contextual, ni su talento individual.  Está claro que en partidos abiertos tienen velocidad, potencia y gol, pero los encuentros que se le atragantan al BVB son precisamente aquellos en los que el rival le cede el balón y se encierra, aquellos en los que el talento individual de Lewa era más necesario. El reto de Klopp será conseguir integrarlos para que su equipo note lo menos posible la baja del polaco. Para ello tendrá que cambiar su forma de jugar o transformar a sus delanteros en algo que hoy no son. Con Klopp, nada es descartable.

La revolución Schmidt

Roger Schmidt pasa por ser, quizá junto a Thomas Tuchel, el máximo exponente de esa ola de entrenadores jóvenes (la mayoría formados en los alrededores de Suabia) que están siguiendo de forma metódica y profesional la cultura iniciada por Rangnick y continuada por Klopp, de fútbol de alto ritmo, presión asfixiante y contraataque letal. En Salzburgo, un lugar sin demasiada tradición futbolera ni atención mediática internacional, consiguió crear (con una importante ayuda financiera detrás, eso sí) a uno de los equipos tácticamente más interesantes de Europa que arrasó en la liga austriaca y dejó exhibiciones en Europa League para el recuerdo.  Ya en Paderborn había impresionado a los tactic-geeks locales, pero su trabajo en Austria fue lo que llamó de forma definitiva la atención de varios equipos importantes de la Bundesliga. El Bayer Leverkusen se llevó al gato al agua y lo que consiga hacer con el conjunto de la aspirina es uno de los grandes atractivos de la temporada en Alemania. Las piezas de las que dispone para moldear su fútbol, especialmente en los puestos de arriba, son para ser esperar mucho de la mano de Roger: Kiessling, Son, Çalhanoglu, Brandt, Öztunali o Bellarabi pueden florecer al calor de su juego. Los medios del país ya se frotan las manos con tener a otro “mini Dortmund” que dé guerra al Bayern de Múnich.

El penúltimo volantazo minero

Foto: Volker Barth

El Schalke confía en su proyecto. Foto: Foto: Volker Barth

Hace ya dos temporadas, el Schalke 04 decidió, imitando de reojo a sus vecinos de Dortmund, formar su proyecto entorno a su magnífica cantera. Tras varios volantazos buscando una idea con la que identificarse y a partir de la cual construir (Magath, Stevens, Rangnick…), se eligió dar confianza a Jens Keller, un entrenador de la casa, con el que se tuvo una paciencia inusitada pese a que sus resultados fueran bastante regulares. De forma paralela, en vez de hacer grandes incorporaciones, se fue dando el testigo a jugadores criados en Gelsenkirchen (Max Meyer, Kolasinac, Ayhan, Fährmann, Goretzka, Matip, Höwedes…) la mayoría de ellos con un rendimiento notable, pese a que el equipo colectivamente dejara que desear. La generación que viene por delante en la Knappenschmiede es una de las más talentosas de la historia del club: Sané, Avdijaj, Friedrich o Itter son nombres que llevan años apuntando a futuros cracks internacionales y la nueva idea del Schalke 04 parece perfecta para permitir que se desarrollen.  Sin embargo, esta idea bastante plausible choca ligeramente con la idiosincrasia del club minero: un entorno feroz, una afición impaciente y una prensa fervorosa. No es el habitat ideal para poner de forma paciente y largoplacista los cimientos de este proyecto de club. De hecho, tras caer eliminados en primera ronda de DFB Pokal, ya hay quien pide que salte todo por los aires. ¿Será capaz el Schalke 04 de alcanzar por fin la estabilidad que lleva años buscando?

Wolfsburgo y su consolidación definitiva

Rummenigge lo dijo al final de la temporada pasada: “el Wolfsburgo es nuestro máximo rival a largo plazo.” Por lo explicado aquí, el club de Volkswagen es junto al Red Bull Leipzig la gran esperanza del espectador neutral que busca emoción y reclama competencia a largo plazo, y que esto no se convierta en una monótona tiranía del Bayern. Sin embargo, desde aquel Wolfsburgo de Magath, Dzeko y Grafite que se proclamó campeón, el club no consigue alcanzar la regularidad y crecimiento que su capacidad financiera sugiere. Con Hecking parece que se ha firmado a un entrenador competente en el que se confía, se han hecho varias incorporaciones de muchísimo nivel para dar ese paso adelante en el proyecto (Luiz Gustavo, Guilavogui, De Bruyne, Malanda, Bentdner, Sebastian Jung…) y no sólo eso, sino que se ha conseguido mantener a jugadores TOP como Ricardo Rodríguez frente a las garras de los grandes europeos. ¿Conseguirá el club de la Baja Sajonia confirmarse como una alternativa? Este debe ser el año.

La hora del Hoffenheim

Parecido al caso del Wolfsburgo es el del Hoffenheim: un club con una capacidad financiera que no es congruente con la posición de su proyecto. Pese a fichar cada verano a jugadores de nivel, pagar sueldos altos y poseer una de las canteras mejor trabajadas de Alemania, el Hoffenheim no ha jugado nunca competición europea. Al calor de algunas individuales de nivel Champions League como Firmino, Volland, Süle (muchísimo ojo con este central) o Rudy, a los que se ha conseguido retener contra todo pronóstico, sumado a algunas incorporaciones de calidad contrastada como Modeste o Szalai, más la estabilidad que da la continuidad de Gisdol (otro entrenador formado en Suabia) y la ayuda que aporte el desarrollo de algunas perlas de su cantera (Akpogouma, Schipplock o Gimber), se espera que el club de Baden-Württemberg dé por fin guerra en los puestos de arriba.

Foto de portada: MarcadorInt

Related posts

7 comments

“… se fue dando el testigo a jugadores criados en Gelsenkirchen (Max Meyer, Kolasinac, Ayhan, Fährmann, Goretzka, Matip, Höwedes…)”. Y el más importante de todos ellos y llamado a ser el líder y jugador franquicia: Julián Draxler, ¿no crees?

Chicos se que no tiene nada que ver con la noticia.. pero por facebook no me respondéis xD. Quisiera saber por donde podria descargar podcast del programa completo de los sabados, anrtes lo descargaba de radio marcabarcelona.com, pero ahora no se porque los sabado solo graban los podcast hasta las 10 am.Ya me perdi el primer programa ya que no os puedo escuchar en directo.No podríais subirlo a la aplicacion de MI ? Gracias.

La revolución Schmidt: Nunca un párrafo futbolístico de 15 líneas había sido tan bien correspondido horas después en el terreno de juego.

Gran Leverkusen el que vimos hoy.

El Bayern, creo, se enfrentará a su temporada más difícil en los últimos años. Las bajas por lesión, la falta de refuerzos de calidad(Lewandowski el único de primer nivel), temporada pos-mundial, etc. harán del Bayern un equipo frágil. Me gustaría saber si el Bayern está pensando en algún refuerzo para la columna vertebral (algún central o volante mixto), que vuelve a ser la parte más débil del equipo.

Deja un comentario

*