El Bayern de Douglas Costa

Bayern Munich v ChelseaEuropean Super Cup

No ha sido el Bayern de Pep un equipo que haya enamorado en este comienzo de temporada, si acaso eso fuera posible. Ni en la Supercopa de Alemania, ni en la Audi Cup, ni en su estreno en la DFB Pokal ante el Nöttingen dejó grandes sensaciones de juego, algo absolutamente lógico por otra parte teniendo en cuenta la altura de año en la que nos encontramos. Más que falta de ritmo en las piernas, que también, lo que se ha percibido es que sus jugadores todavía no han entrado en la dinámica mental que requiere un juego tan exigente psicológicamente como es el que impone su entrenador. Las posesiones espesas y tediosas, la falta de continuidad en el juego y la lentitud en la circulación han sido la norma general en sus partidos. Menos uno, que ha ido a su bola. Ese ha sido Douglas Costa, el absoluto protagonista del verano en Múnich. De él hay que hablar.

Douglas Costa - Shakhtar - FocusDouglas Costa llegó este verano a Múnich procedente del Shaktar Donetsk. Foto: Focus Images Ltd.

El verano pasado el Bayern incorporó como jefe de su secretaría técnica a Michael Reschke, procedente del Bayer Leverkusen. Su extraordinario trabajo allí, donde fue el máximo responsable de incorporaciones como Arturo Vidal, Dani Carvajal, Rene Adler, Bernd Leno, Toni Kroos, Andre Schürrle, Stefan Kiessling, Simon Rolfes, Lars Bender, Emre Can o Heung Min – Son no pasó desapercibido para la alta dirección bávara. Al poco de llegar a Múnich, cuenta la prensa alemana, puso sobre la mesa como candidato para el lateral izquierdo el nombre de Juan Bernat, al que ya había intentado traer a Leverkusen pero las limitaciones económicas del club se lo impidieron. Empezó en ese momento una estrecha colaboración con Pep Guardiola -cuentan que su relación es muy buena, que el catalán acude a ‘Maikel’ (así dicen que le llama, pese a que la pronunciación correcta de su nombre en alemán es algo parecido a ‘Mijael‘) habitualmente para pedirle opinión sobre futbolistas – y Matthias Sammer que es la que a la postre decide todos los movimientos del club, con el consentimiento económico de Karl Heinz Rummenigge.

Rummenigge en Kicker: “Sólo una vez Guardiola nos dijo: ‘quiero a este jugador.’ Fue en el caso de Thiago. Normalmente, nos habla de un perfil y buscamos conjuntamente la mejor solución.”

Thiago Bayern FocusThiago fue la única petición expresa de Guardiola. Foto: Focus Images Ltd

Una vez finalizada la temporada, el diagnóstico era claro. La eliminatoria ante el FC Barcelona, momento definitorio del año para el Bayern, iba a evidenciar de forma meridiana lo que le faltaba a la plantilla bávara: desborde individual por los costados, intimidación ofensiva, atacantes capaces de generar desequilibrio con el balón. En la ida, donde la eliminatoria se solventó al 80%, el Bayern circulaba el balón con dinamismo e inteligencia, contenía a la MSN hasta cierto punto, pero cuando se acercaba al área su absoluta falta de mordiente le penalizaba. La excesiva dependencia en Robben y Ribèry, ambos por encima de los treinta años, le pasó factura de forma dramática. Lo confesó Pep: “no tenemos uno contra uno.” La prensa alemana siempre situó a Ángel Di María como el nombre prioritario para solventar ese déficit, pero su alto precio disuadió su fichaje. Reschke viajó a la Copa América para tratar de fichar a el Fideo y ahí dio con el nombre de Douglas Costa, que fue finalmente la opción elegida aprovechando su desplazamiento hasta Chile. Un movimiento que, por lo visto hasta ahora, tiene papeletas para ser uno de los grandes aciertos del verano.

Manchester City v Bayern MunichUEFA Champions LeagueRibèry ha tenido muchos problemas físicos durante la última temporada. Foto: Focus Images Ltd

Quizá el que siga habitualmente la liga ucraniana conoce la magnitud del jugador, pero la verdad es que para el que escribe su desembarco en el Allianz Arena ha sido enormemente sorprendente. El brasileño es de esos pocos elegidos que no necesita ningún tipo de ventaja para desbordar. Básicamente, se va casi siempre de su par. Recuerda a Eden Hazard en que, recibiendo en parado, tiene esa habilidad para cambiar de ritmo con el balón pegado al pie que no necesita de grandes triquiñuelas ni regates para dejar atrás al lateral. Por pura explosividad en el primer gesto, el defensor reacciona demasiado tarde. Y como ya ha demostrado con sus asistencias ante el Wolfsburgo o el Real Madrid, luego tiene una gran sensibilidad en su zurda para asistir. Es una máquina de generar ocasiones. ¿Qué rol le espera en el Bayern?

Guardiola Barcelona Bayern FocusGuardiola ya va definiendo el rol de Douglas. Foto: Focus Images Ltd

Por su incomparecencia en el tramo final de la temporada debido una lesión abdominal quizá la gente pueda olvidarlo, pero Arjen Robben es a día de hoy sin lugar a dudas el mejor jugador del Bayern Múnich. Por importancia, es algo similar a lo que suponen Messi en el FC Barcelona, Ronaldo en el Madrid o Hazard en el Chelsea: su principal arma para producir determinación, para desequilibrar y sumar goles y asistencias que decanten los partidos. Por eso, pese a su edad, es difícil de imaginar que no vaya a tener un rol crucial desde el extremo derecho del club. Quizá esa sería la posición ideal de Douglas Costa, pero a día de hoy el holandés es indiscutible. Por eso es más factible pensar que donde lo veremos habitualmente será en la izquierda, donde Ribèry, tras más de un lustro de reinado indiscutible, sí se está apagando poco a poco. Pese a que la temporada pasada ya demostró que puede continuar siendo utilísimo, quizá ya no le dé para ser el extremo indiscutible en todo un Bayern Múnich, que compite contra frentes de ataque como Messi, Suárez y Neymar, Cristiano, Bale, James y Benzema o Sterling, Silva, Navas y Agüero. Su aura de leyenda en el Allianz y la poca batería que le quede le otorgarán aún minutos de gloria, pero lo natural parece que poco a poco le vaya cediendo su puesto a Douglas Costa. ¿Qué puede aportar ahí el ex del Shaktar, con la opción de la conducción hacia dentro limitada?

Bayern 2015/2016 - Football tactics and formationsEsquema táctico del Bayern ante el Nöttingen en el encuentro de 32avos DFB Pokal. Foto:sharemytactics

Muchas cosas. En primer lugar, y señalando lo más básico primero, una forma fácil y efectiva de producir. Si el Bayern necesita gol y le cuesta encontrar soluciones con su posesión, si el balón le llega a Douglas, las probabilidades de que pise la cal y encuentre un peligroso centro lateral son muy altas. Con Lewandowski y especialmente Müller como rematadores y Lahm y Vidal cazando la segunda jugada, aquello es un gran recurso. Además, de esa forma le hace más fácil la vida a Robben. El equipo contrario no puede estar plenamente basculado hacia su sector, porque el brasileño es una amenaza y la opción del cambio de orientación hacia uno u otro lado es algo que Guardiola entrena y mucho. Algo que hemos visto de forma repetida durante este inicio de temporada es el pase tenso horizontal hacia la frontal al área: Douglas ganaba línea de fondo y ahí aprovechaba el tacto llegador de Götze, Lewandowski o Vidal para recibir entre la marabunta y orientarse hacia el gol. También se notó que había entrenado algo tan básico en el juego de posición de Guardiola como el pase atrás. Tras avanzar con el balón, dejaba de cara a uno de sus centrocampistas o laterales para construir desde una posición ventajosa. Y esto es sólo el principio. El matrimonio Douglas – Bayern promete ser apasionante.

Foto de portada: Focus Images Ltd

 

Related posts

1 comments

Como se nota que en el bayern a diferencia de la selección de Brasil si le llegan balones en condiciones para encarar, es increíble la capacidad de desborde que tiene, en el shaktar ya la tenia pero ahora parece que la multiplico por diez y creo que es porque en el bayern tiene una posición mas específica y mas concreta

Deja un comentario

*