Draxler vuelve a empezar

FIL MADRID SHALKE 34

Pese a que el potente recuerdo de lo que no hace tanto vio hizo a la Juve apostar fuerte por él, se puede decir que Europa se había olvidado de Julian Draxler. Y para un futbolista de su talento, que una semana después de convertirse en el segundo jugador más joven de la historia (17 años y 117 días) en debutar en la Bundesliga marcó en la prórroga un golazo que clasificaría al Schalke para los cuartos de final de una DFB Pokal que después ganarían, que disputó un Mundial con 20 añitos y que en Champions League ya ha demostrado ser un futbolista con una capacidad resolutiva capaz de mirar a los ojos a la gran mayoría de atacantes de Europa, aquello es una noticia trágica. Una desafortunada racha de lesiones (40 partidos se ha perdido en los últimos dos años según Transfermarkt) y una caótica realidad institucional y deportiva en su club no han sido desde luego el mejor caldo de cultivo para que Julian alcance su potencial, que sin duda es el de punta de lanza de gigante europeo. Todo apunta a que en Wolfsburgo, su nuevo hogar, será distinto.

Julian Draxler en su presentación: “Es verdad que una lesión me frenó el año pasado durante casi media temporada, aquello no fue fácil para mí, pero creo que, independientemente de la lesión, en los dos últimos años no tuve la evolución que yo había deseado. Me quedé un poco estancado, por eso pensé que necesitaba un cambio de aires y se lo comuniqué pronto al club. Por primera vez saldré de mi entorno, de mi casa y creo que eso me ayudará para madurar en todos los sentidos”.

En Gelsenkirchen Julian era el niño mimado del club, el chaval crecido en la casa al que se le perdona todo porque sabes que podría estar jugando en cualquier otro equipo europeo. En su nueva casa su rol será radicalmente opuesto. Las exigencias serán altas. La marcha de De Bruyne ha dejado huérfana de liderazgo a la entidad de la Volskwagen y se espera que Draxler ejerza precisamente ese papel: el de bandera de un proyecto que quiere dejar su huella en la Champions League. Por supuesto, es difícil que iguale los registros de un monstruo como es el belga, pero de él es espera que al menos cumpla con la cuota de resolución propia de un crack de sus características. Con la Eurocopa de Francia en el horizonte (se ha caído de las convocatorias de Löw), esta debe ser la temporada de su consagración. ¿Cómo casa en su nuevo hogar?

Dieter Hecking (manager) of VfL Wolfsburg looks on during the Emirates Cup match at the Emirates Stadium, London Picture by David Horn/Focus Images Ltd +44 7545 970036 25/07/2015Hecking tendrá que adecuar a Julian a su consolidado proyecto. Foto: Focus Images LTD

A priori, el fútbol de transiciones del Wolfsburgo de De Bruyne le viene como anillo al dedo al fútbol de Julian. Draxler guarda ciertas similitudes con su antecesor, siendo jugadores bastantes distintos: como Kevin, es un futbolista al que su físico le define. Pese a que lo pueda parecer por su apariencia, ni mucho menos es un jugador endeble. También es diestro y un futbolista de mucho movimiento: su potencia en carrera y sus movimientos sin balón marcan buena parte de su juego. Con él en los pies no es un elegido técnicamente (como De Bruyne, destaca por su feroz determinación más que por ser visual), pero es resolutivo (en carrera es potentísimo y tiene un golpeo muy efectivo), muy ágil para su envergadura y ejecuta a altísima velocidad, lo que le permite generar desequilibrios cuando no hay espacios. Sin embargo, y pese a que él siempre ha declarado sentirse más cómodo jugando en la mediapunta, el lugar donde mejor ha rendido con bastante diferencia es en la izquierda y Kevin ocupaba la posición de mediapunta/segundo punta en el clásico 4-2-3-1 del Wolfsburgo, lo que generaría cierto conflicto. Si Hecking decide colocarle en la izquierda, colisionaría con una pieza importante del proyecto mucho menos versátil como es André Schurrle (suplente durante los tres primeros partidos). Mucho más coherente se antoja su entendimiento con Max Kruse, una apuesta de esta temporada, que viene jugando en la mediapunta y que a priori sintoniza bien con el el del Schalke 04. Sea como fuere, vimos como Hecking construyó un equipo prácticamente a la medida de su genio belga, así que no sería raro ver grandes cambios para amoldar a su nuevo número 10. Habrá que esperar. Draxler vuelve a empezar.

[sfve id=”10″]

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*