Primera derrota tras el parón

Bayern Munich v Manchester CityUEFA Champions League

Sufrió el Bayern Múnich su primera derrota de la temporada en Bundesliga ante un gran Wolfsburgocomo explica Sergio Santomé en su artículo– por 4-1, en el primer partido tras el parón invernal.

Analizamos cómo fue la vuelta a la competición de los de Guardiola y qué dificultades se encontró el líder de la competición.

Dificultades por dentro

Se encontró el Bayern con una presión intensa del Wolfsburgo a partir de tres cuartos centrada en impedir que los interiores Alaba y Schweinsteiger -algo faltos de ritmo- pudieran recibir con ventaja. Esto provocó que el conjunto de Pep Guardiola no pudieran tener fluidez en la circulación de balón en campo rival y con ello la participación de Müller y Robben en el juego se vio muy reducida. De hecho fue Lewandowski el punta que más intervino durante la primera mitad, aunque siempre de espaldas a portería rival.

Sin profundidad por fuera

Tampoco consiguió el campeón alemán la profundidad habitual por fuera. Tanto Robben como Müller tuvieron tendencia a intentar aparecer por dentro. Rode no es habitual en la posición de lateral y Bernat no tuvo la cantidad de incorporaciones habituales debido a las dificultades de su equipo en el desarrollo de su juego interior.

Juego directo como alternativa

El Bayern optó varias veces y sin demasiado éxito el juego directo desde sus centrales y en diagonal buscando la conexión Dante – Schweinsteiger y Boateng – Müller. No obtuvo el resultado esperado e incluso el equipo sufrió algunas transiciones peligrosas a partir de no recuperar la segunda jugada generada con esos balones directos.

Müller Arsenal v Bayern MunichUEFA Champions LeagueThomas Müller no pudo tener incidencia en el partido (Foto: Focus Images Ltd).

Transiciones defensivas demasiado largas

Al equipo de Baviera le costó más de lo habitual recuperar el balón tras perderlo. Por una parte, la capacidad asociativa y la intensidad de los jugadores rivales; y por otra, una menor intensidad en la presión y la pérdida de numerosos duelos en el uno contra uno por parte del Bayern, propiciaron la posibilidad de demasiados contragolpes del Wolfsburgo que generó con ello más ocasiones de gol que el líder de la Bundesliga a pesar de tener mucha menos posesión del esférico.

Goles en los momentos clave

Se adelantó enseguida el Wolfsburgo marcando el 1-0 a los tres minutos, en el primer contraataque que armó tras una pérdida de los de Guardiola en las inmediaciones del área rival. Consiguió el 2-0 en la última jugada del primer tiempo en un tiro desde la frontal tras un rechazo mal defendido en una falta colgada al área. Fue la jugada clave del partido ya que el Bayern se había asentado en el partido y ya estaba pensando en recomponerse y rearmase durante el descanso para remontar el partido durante la segunda parte. Y el 3-0 llegó en el minuto 52, en otra transición defensiva impropia del Bayern que había salido al campo con la intención de asfixiar a su rival encerrándolo en su área.

El partido acabó con el 3-0

En ese momento, y pese a que enseguida recortó diferencias Bernat, el partido se acabó de romper. El Bayern continuó dominando pero la sensación de que cualquier pérdida de balón podía convertirse en un contragolpe letal fue palpable durante toda la segunda parte. Y así, en otra pérdida por dentro y en campo rival, llegó la contra del definitivo 4-1, que supone sufrir un resultado contundente en contra y la aparición de viejos fantasmas del pasado en las transiciones defensivas en esta vuelta a la competición del Bayern.

Sin embargo, salvo catástrofe la reedición del título de campeón de la Bundesliga no parece peligrar demasiado -se sitúa con ocho puntos de ventaja sobre el propio Wolfsburgo- e incluso le puede servir al equipo de Guardiola de experimento y advertencia de cara a los partidos de eliminatoria de Champions League que tendrá que afrontar en breve. No obstante, un solo partido y tras el descanso por el parón en la Bundesliga no es ni de lejos suficiente para poner en entredicho a este Bayern, que ha llegado a deslumbrar en algunos partidos memorables en la presente temporada. Esta misma semana tendrá la oportunidad de resarcirse en su propio estadio y ante el Schalke en jornada intersemanal de Bundesliga. Estaremos atentos para seguir analizando la evolución de este Bayern de Pep Guardiola.

Carlos Vicens es entrenador nacional y actualmente dirige al CE Santanyí.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*