Una perla asoma en la capital

8

Hubo tres futbolistas que en el verano de 2016 nos llamaron la atención de la Alemania que fue semifinalista del Europeo sub 17 de Azerbaiyán. Ha pasado poco más de un año de aquello y ninguno supera los 18 años, pero cada uno de ellos ya ha adquirido cierta experiencia en Bundesliga. Kai Havertz es el más famoso de todos. Se trata de un finísimo mediapunta que no sólo se ha hecho indiscutible en el Bayer Leverkusen, sino que se ha convertido con sus actuaciones en una de las promesas más despampanantes de Alemania. Gianluca Itter, un fenomenal lateral zurdo, empezó siendo titular cuando Martin Schmidt cogió al Wolfsburgo en mitad de la temporada, pero en las últimas jornadas parece que Tisserand se le ha impuesto en la parte izquierda de la zaga. Algo más tardó en sacar la cabeza en el profesionalismo Arne Maier. Pero durante la minicrisis del Hertha de Berlín le fue concedida una oportunidad y la ha aprovechado hasta tal punto que solo se ha perdido 28 minutos de los cinco últimos partidos disputados por la alte Dame. Parece que ha llegado para quedarse.

Pal Dardai, el técnico del conjunto capitalino, no oculta su devoción por el futbolista nacido al sur de la ciudad en la que juega. No mide sus palabras para tratar de que mantenga los pies en el suelo. Al contrario, cada vez que habla de él, al aficionado del Hertha de Berlín se le dispara eso que ahora se le llama hype. “Es una joya. Es increíblemente talentoso. Su estudio y su olfato de lo que ocurre en el terreno de juego son sobresalientes. Además es un gran asistente, es un definidor fuerte y dispone de una buena técnica. Su capacidad de robar balones también es excelente. Es un talento absolutamente excepcional y sé que hay un importante número de scouts por el mundo que lo tienen en su lista”, reconoce con los ojos brillantes el técnico húngaro. Casi nada.

Arne Maier con Alemania sub-17.
Arne Maier con Alemania sub-17.

Si no le conoces y quieres formarte una imagen mental de cómo juega Arne Maier, las comparaciones con un majestuoso centrocampista que no nació muy lejos de Berlín son inevitables. Maier también es un pasador clarividente, también juega acostado a la izquierda, también es diestro, también posee un portentoso disparo desde fuera del área y también lleva el ocho a la espalda con la Mannschaft. Incluso ambos comparten una inconfundible melenita rubia que les hace fácilmente identificables sobre el terreno de juego. No soy yo el principal aficionado a etiquetar a los futbolistas como “el nuevo fulanito”, pero su parecido con Toni Kroos es poco rebatible. Maier, que no Meyer ni Meier, es un interior de perfil asociativo, de desbordante calidad y clase a la hora de llevar los tiempos del partido.

Ya eliminado de la Europa League y lejos de los puestos de cabeza que en los últimos años ha acostumbrado a ocupar, la temporada del Hertha no está respondiendo a las expectativas. Pero el aficionado berlinés observa con ilusión cada oportunidad de ver a su equipo consciente de que, dentro de la buena camada de jóvenes que disponen, ese chico liviano de cabello dorado es lo más especial que ha salido de Berlín en mucho tiempo. Por fin, deben pensar, la capital alumbra a un talento a la altura de los que han salido de tan variopintos rincones del país en los últimos años.

 Fotos: Edu Ferrer Alcover (todos los derechos reservados)

Related posts

Deja un comentario

*