Aubameyang, puro gol para partidos cerrados

Football: Germany, 1. Bundesliga

En la Supercopa alemana pudimos comprobar una cosa: el Dortmund, cuando juega en su hábitat idóneo, sigue siendo un equipo que funciona a la perfección. Cuando puede ceder la iniciativa al rival, que sea el otro equipo el que quiera el balón y busque abrirse para intentar desarmar la intensa presión de los de Klopp, son un rival temible para cualquier equipo en el mundo. Se encuentran a las mil maravillas defendiendo y saliendo a la contra, pues su vertiginoso contraataque es quizá único en el mundo. Pero en su primer partido de Bundesliga ante el Augsburgo, pese a que el resultado pueda decir lo contrario, se vio algo que ya se veía el año pasado: ante rivales de menor entidad no se encuentra tan cómodo, se deja muchos puntos. No fue en los duelos directos ante el Bayern donde se fraguó la temporada pasada esa diferencia de 25 puntos. De hecho, el BVB no perdió ninguno de los dos partidos. Fueron los partidos contra equipos de zona media/baja los que marcaron al diferencia. Y eso es lo que quieren cambiar este año.

11 del Dortmund en Augsburgo

“A Aubameyang le teníamos en el radar desde hace tiempo. Me llamó la atención su ritmo. No es normal que un jugador a ese ritmo tenga esa tranquilidad en las acciones decisivas. Los jugadores deben acostumbrarse a él, el otro día Gündogan estuvo viendo vídeos suyos y no dejaba de mandarle balones a la espalda de los centrales.” Esto decía Klopp en una entrevista hace poco más de un mes. No solo Gündogan debió ver esos vídeos, porque ese es un mecanismo que el BVB repitió varias veces durante el partido: balones a la espalda del defensa para aprovechar la velocidad al espacio del de Gabón. Un recurso miy efectivo para cuando el Dortmund no encuentra su juego. Pierre Emerick no es un privilegiado técnico en espacios reducidos, pero cuando puede romper a la espalda del defensor es rápidísimo, y tiene una gran definición. El equipo estaba muy espeso, el Augsburgo no dejaba espacios y le constaba construir juego a la entidad borusser. Un balón de Schmelzer a la espalda del lateral, que el 17 cabeceó tras anticiparse, adelantó a los de Klopp en el marcador, en prácticamente la única ocasión que tuvieron en la primera parte. Les estaba costando muchísimo. Langerak, que dejó buenas impresión, salvó un par de goles.

Reus en el centro desequilibró el partido

En la segunda mitad, Gündogan abandonó el campo por problemas físicos. Reus pasó a ocupar su posición, la mediapunta. Kuba entró para jugar en la banda derecha y Aubameyang pasó a banda izquierda. Este cambio rompió el partido. Reus por dentro, donde frecuentemente había jugado en el Gladbach, con tiempo y espacio para correr y decidir, y explotando a la perfección las rupturas del 17, que acabó marcando dos goles más, cambiaron por completo la tónica del partido. Esta, unido a la creciente necesidad del Augsburgo de ir hacia adelante, fueron las razones del abultado resultado. Lewandowski, de penalti, marcó el definitivo 4-0.

Sahin en el doble pivote no compensa perder a Gündogan

Klopp adelantó a Gündogan para darle cabida a Nuri Sahin en el doble pivote y lo cierto es que el ex del Real Madrid estuvo muy apagado, como lleva ya una buena temporada. Tanto defensivamente como con el balón, su aportación fue bastante escasa. Al final, ante las pocas soluciones del BVB para sacar el balón, Ilkay tuvo que atrasar su posición y bajar a recibir al centro del campo, lo que mejoró ligeramente a su equipo. No está nada claro que Nuri vaya a ser titular en este equipo, al menos si sigue a ese nivel.

Related posts

3 comments

El Dortmund puede jugar con este equipo contra los grandes, pero contra los equipos contra los que tiene que dominar, tiene que poner un pivote (Bender) + Gundogan, Reus en la mediapunta, Auba y Kuba en bandas y Lewan delante (curioso triplete de abreviaciones). Sólo con un equipo así puede tener la polvora suficiente, junto con Gundogan participando más en la creación del juego y llevando el balón hasta esos 4 tíos de delante que pueden hacer de todo.

No veo improbable que frente a equipos inferiores Klopp acabe acomodando a Sahin y Gundogan o que en la siguiente combinación Sahin juegue por delante y Gundogan por detrás.

Deja un comentario

*