Balance de la primera vuelta del Bayern de Guardiola con Martí Perarnau (parte I: la idea)

Manchester City v Bayern MunichUEFA Champions League

Aprovechando la perspectiva que nos da el parón de invierno en Alemania (hasta el 29 de enero no volverá la competición), hemos querido hacer balance de la primera mitad de temporada de uno de los proyectos futbolísticos más interesantes del panorama europeo: el Bayern de Múnich de Pep Guardiola. Para ello, intercambiamos impresiones con uno de los periodistas que más de cerca ha seguido al equipo bávaro esta temporada y que mejor conoce al entrenador de Santpedor: Martí Perarnau. Cerca de una hora de charla que dio para repasar en profundidad todo lo que ha acontecido desde aquel 24 de junio en el que Pep fue presentado en la sala de prensa del Allianz Arena.

Manchester City v Bayern MunichUEFA Champions League

El Bayern de Guardiola ha ganado dos de las tres finales que ha disputado. (Foto: Focus Images Ltd)

Guillermo Valverde: No sé si estarás de acuerdo conmigo, Martí, pero mi impresión es que el Bayern hasta ahora ha sido impecable en los resultados e irregular en el juego. Me explico: creo que ni el guardiolista más radical, ni siquiera el propio Pep hubiera esperado llegar a estas alturas con esa ventaja en Bundesliga y estar clasificados para octavos con esa comodidad en un grupo complicado como era el suyo, pero a mi juicio el juego ha sido irregular. En el comienzo de temporada, como era absolutamente de esperar y previsible, Pep revoluciona la manera en que venía jugando este equipo y el equipo lo nota: tarda en adquirir los principios de juego y en asimilar conceptos novedosos para ellos (cambian el sistema, los roles de los jugadores, la forma de la salida de balón…) por lo que el juego no es redondo, ni mucho menos. Sin embargo, más o menos a mediados de la primera vuelta, el equipo encarrila dos partidos ante el Manchester City en el Etihad y ante el Bayer Leverkusen (aunque empaten, a mi juicio ese es el mejor partido del Bayern hasta ahora) en las que se ve un juego desbordante, que parecía que, aunque quedara mucho por mejorar, el Bayern de Pep ya había roto a jugar. Pero, tras esos partidos, no volvimos a ver una regularidad en el juego y yo tengo la impresión de que Pep se centró más en el día a día, en ir ganando los partidos, en sacarlos adelante, que en invertir en seguir desarrollando la idea.

Martí Perarnau: Básicamente estoy de acuerdo. Los resultados son extraordinarios, eso es indiscutible y son superiores a los que él podía soñar. Él no podía imaginar estar en Navidad con 12 puntos sobre el Borussia Dortmund, 7 sobre el Bayer Leverkusen y un partido menos. Ni lo podía imaginar él, ni era imaginable en la cuarta jornada de liga. Cuando el Bayern empata en Friburgo, hay un momento en el que el BVB le lleva dos puntos y la sensación es que al menor tropiezo se ponen a cinco puntos. Y bueno, el Dortmund es el subcampeón de Europa y no hace falta explicar su historial. No era imaginable ni por parte suya, ni por parte de nadie que conociera un poco la liga. Luego, juega tres títulos y gana dos. Gana al Chelsea en la Supercopa de Europa, el Mundial de Clubes y pierde contra el subcampeón de Europa, en casa del subcampeón de Europa, con cinco bajas de cinco titulares de la final de Wembley. Nada que decir.

Sobre el juego, básicamente, el inicio es como has dicho: la complejidad de un entrenador nuevo que llega y cambia cosas tan puntales como el doble pivote y cien detalles más de los principios de juego que Pep va insertando poco a poco. Es lógico que haya un proceso de adaptación complejo, difícil y que el equipo no rompa a jugar porque está aprendiendo otro juego, en el fondo. Eso es normal. Luego, es evidente que hay una punta de excelencia bestial. Comparto contigo que lo del Leverkusen es más que lo del City. Lo del City es, digamos, el Etihad, es un 0-3 (que termina en 1-3), es un rondo de tres minutos y medio que es un espectáculo brutal. De acuerdo. Pero lo de tres días después en Leverkusen, con los de Hyppiä con el cuchillo entre los dientes… lo que ocurre en aquel partido, con casi una treintena de remates… aquello fue una brutalidad. Luego sí es cierto que el equipo pasa un poco al modo Diesel. No sé exactamente las causas de todo eso. Digamos que cuando Schweinsteiger se retira al quirófano, el equipo empieza a adquirir puntos de ventaja en la Bundesliga. Hay algo de despresurización de algunos jugadores, que empiezan a reservarse un poco para el Mundial de Clubes, pero por otro lado en ese periodo se juega en Dortmund, ahí es el día que mete a Götze y a Thiago por primera vez, es ese rato donde no solo se pone 0-3, sino que por vez primera se muestra superior al BVB.

Manchester City v Bayern Munich UEFA Champions League

El rondo eterno en el Etihad precedió al gran Bayer – Bayern. (Foto: Focus Images Ltd)

Guillermo Valverde: Sí, pero ese partido es justo lo que decía. Ese partido lo gana más con una muy buena dirección de campo que con una propuesta inicial acorde a la idea que (se supone) que quiere desarrollar en el futuro. Si Pep quiere invertir en su idea y convencer más a su equipo, saca a Götze y a Thiago desde el principio.

Marti Perarnau: Igual que en la Supercopa alemana él fue un punto demasiado agresivo, se planta en Dortmund, en julio, con medio equipo titular ausente (no están ni Neuer, Javi, Dante, Ribéry ni Schweinsteiger) y juega en el centro del campo con Thiago, Müller y Kroos y va a casa de la fiera sin salvavidas, cuando se produce lo de la liga, que en ese momento está a 4 puntos, ese día va con un centro del campo más protegido. Sí es verdad que, cuando llega el minuto sesenta, se desata y dice: “venga, Götze y Thiago adentro”. Esos 20 minutos para él son muy significativos. Voy al campo del gran rival y cuando meto los jugadores más próximos a lo que ideológicamente a mí me gusta y les hago moverse por el centro, rompo al Borussia.

Guillermo Valverde: En ese sentido hemos visto un cambio últimamente. Desde pretemporada, desde aquellos partidos en los que prácticamente no disponía de jugadores profesionales, Pep parecía ser un fundamentalista del 4-3-3: aquello parecía innegociable. Sin embargo, desde que Götze está sano y Thiago ha vuelto de su operación, hemos visto más de una vez un 4-2-3-1 con la figura del mediapunta, una figura que en el 4-3-3 no la hay. ¿Tú crees que la veremos con continuidad o era un recurso ocasional?

Artículo relacionado: Guardiola cambia cuatro veces y gana el partido

Marti Perarnau: Son compatibles las dos cosas. Es decir: por un lado es ocasional, por otro lado la veremos más veces. Yo tengo la sensación de que él está haciendo un proceso doble. Por un lado sus principios básicos de juego, las ideas de Guardiola que más o menos todos conocemos, esas las va a ir implantando. Todavía quedan muchas por implantar. Están implantadas, digamos, a medias. No están bien ejecutadas. Por esa línea queda camino y trabajo por hacer.

Por otro lado, está absorbiendo nuevas ideas, ideas que no son habituales en él. Tú has puesto el ejemplo del 4-2-3-1, hemos visto a lo largo de la temporada centrar muchos balones desde fuera a la cabeza de Mandzukic, que sería un fútbol ortodoxo, clásico, alejado de sus ideas. Esas otras ideas las va incorporando a su catálogo. Y creo que va a manejar las dos líneas: el catálogo de ideas propias habituales y las va a alternar con, digamos, ideas ajenas. Esas dos líneas se van a ir sucediendo en el tiempo en función de las mil cosas que suceden en el fútbol. Contra el Hamburgo en Copa igual necesito hacer esto, si voy a jugar contra el Raja Casablanca atacando 80 minutos de 90, no tiene sentido jugar con Javi Martínez y sí lo tiene que Thiago esté de mediapunta.

Guillermo Valverde: En ese sentido, vamos a ver un Pep más flexible. Recuerdo que cuando Pep fichó a Thiago, dijo que una de las cosas que más le gustaban de él era su polivalencia, que podía jugar prácticamente en casi todos los puestos de arriba. A mí donde más me está gustando es en la mediapunta, creo que ahí es donde mejor aprovecha sus virtudes: es un gran llegador, con gran último pase, si la pierde no es tan dramático… el problema es que tiene ahí a Mario Götze. No sé yo si es compatible un Thiago jugando de mediapunta con regularidad con Götze.

Marti Perarnau: De hecho, unos cuantos partidos antes, cuando volvió Götze de la lesión a finales de octubre, le ponía muy claramente de mediapunta por detrás de Mandzukic y colocaba un doble pivote detrás de él. Podía haber dicho: mantengo el 4-3-3 y juego con Götze de interior puro y duro, pero como estaba recuperándose y dudaba de que físicamente pudiera tener tensión, lo colocaba detrás de el croata y a continuación cerraba a Kroos con Lahm o Javi. Un poco para proteger su espalda. Cuando Mario se ha ido poniendo en forma le ha colocado mucho más en la banda, o de falso nueve aunque no tanto… Es verdad eso que dices, Götze y Thiago juegan en la mediapunta. A lo que voy es que va a decidir puntualmente. ¿Que el próximo partido va a ser ante tal rival y quiero jugar de tal forma? Pues pongo a Götze. ¿Que luego, en el mismo partido, quiero jugar no sé cómo? Pues meto a Thiago. Son recursos que va a ir manejando.

Guillermo Valverde: Es que una de las cosas que más me llama la atención de este Bayern, que se dice que es hacia donde evoluciona el fútbol moderno, pero yo no recuerdo haberlo visto de forma tan tajante, es que no hay titulares. Hay un grupo de 15-16 jugadores, en el que, quitando a unos cuantos fijos, no hay uno que sea más titular que otro. Se suele decir eso en todos los equipos, pero en los partidos gordos acaban jugando casi siempre los mismos once. A día de hoy, es difícil saber qué once sacará Pep en unas semifinales de Champions, por ejemplo. ¿Quién es el titular entre Müller y Mandzukic? ¿Entre Götze y Thiago? ¿Entre Schweinsteiger y Javi Martínez?

Manchester City v Bayern Munich UEFA Champions League

Pep Guardiola maneja una base de 15 o 16 jugadores. (Foto: Focus Images Ltd)

Marti Perarnau: Esto puede acelerarse en esta temporada. Este típico comentario, una hora antes de un partido, de “menudo error o menudo acierto este 11”, puede quedar absolutamente absoleto. Oiga, mire, no, no se equivoque preanalizando el once titular. Es decir, el once titular sale el campo con unos objetivos y estos objetivos pueden ser cambiados dentro del partido.

Guillermo Valverde: Como vimos en Dortmund meridianamente.

Marti Perarnau: Como vimos en Dortmund, con Javi Martínez jugando en cuatro posiciones diferentes. No solo los cambios de los tres suplentes, sino cambios de posiciones de un mismo jugador. Y luego, como dices tú, cuidado que hoy tengo un partido y dentro de tres días otro, y así va a ser durante cinco meses. Oiga, Götze juega la semifinal del Mundial de Clubes y luego no juega la final. Y no porque no sea titular, sino porque yo manejo una cartera de 15/16 jugadores y los utilizo en función de mis necesidades puntuales de cada momento. Salvo el portero y la estructura defensiva, donde la rotaciones son físicas y no tácticas.

Guillermo Valverde: Yo tengo mis dudas de si eso es sostenible en la práctica. Es decir, por mucho que sepas que luego el siguiente fin de semana en liga vas a jugar, dejar fuera a jugadores de este nivel, internacionales, que lo han ganado casi todo en unas semifinales de Champions… No sé hasta qué punto es posible mantenerlos activados. Un Robben, un Mandzukic quedándose en el banquillo…

Marti Perarnau: No es fácil, eso es evidente, pero él prefiere tener este problema antes que el de la Supercopa alemana, o tener que rellenar el banquillo con Green, Weiser y Contento.

Guillermo Valverde: Imagino que a medida que compitan por los títulos y lleguen los días grandes, la eliminatoria contra el Arsenal sin ir más lejos, ayudará a que el equipo se convenza de su propia idea, a que encuentre su juego y vaya cogiendo confianza, pero yo creo que esta temporada, entre tanta lesión y tanto cambio, no veremos a la mejor versión del Bayern de Guardiola.

Martí Perarnau: Es una buena pregunta. El futuro… vete a saber. Sin ser adivinos, creo que en este caso, igual que en el Barça tuvo un primer año extraordinario, aunque luego en los años siguientes jugó mejor. Quizá no de manera continuada, pero los partidos que más se recuerdan (la final de Wembley, la final del Mundial de Clubes) fueron después. En general, los dos años siguientes deberían ser mejor que el primero. Seguramente tenga una plantilla un poquitín más cerrada a lo que él quiere, pese a que ya está muy contento, añadirá alguna guinda.

Guillermo Valverde: ¿Dónde crees que se reforzaría si pudiera?

Martí Perarnau: Si alguna carencia tiene ahora mismo, es en el centro de la defensa. No porque los que están no le funcionen, él confía muchísimo en Boateng sobre todo y en Dante, pero mira lo que pasó contra el Viktoria Plzen. Boateng lesionado, Dante sancionado… y baja el nivel bastante. Una defensa Van Buyten – Contento pues hombre, digamos que es más justito. Yo creo que por ahí él querría reforzar…

En la parte II de la conversación se analizan los nombres propios del Bayern 2013-14: el rol de Philipp Lahm, la evolución de Jerome Boateng, la ascendencia de Toni Kroos o el juego con los pies de Manuel Neuer

Balance de la 1ª vuelta del Bayern de Pep Guardiola:

Parte I: La idea

Parte II: Los nombres propios

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

7 comments

Perarnau un lujo, y el equipo de MI espectacular como siempre.
Yo creo que Pep lo q busca y tiene ahora en el Bayern es la posibilidad de cambiar drásticamente el sistema con dos otres cambios y ser nuevamente impredecible para el rival. El llamado plan B q nunca tuvo por los problemas com Etoo y Zlatan. Mandzukic juega porque marca, pero Gotze cuando juega de Messi” llevándolo al sistema Barca, genera una movilidad y un dinamismo que permite que jugadores como Muller, Ribery y Robben busquen hacia dentro dejando las bandas para gente como Alaba y Lahm, q en el uno contra uno son muy inteligentes y generan una superioridad constante con sus desbordea.
El Bayern es un equipazo que puede arrasar sin miramientos.

Muy interesante el artículo, pero no creeis que en defensa Pep esperará a Badstuber? Es un gran defensor y no creo que el bayern vaya a gastar dinero fichando al que sería 5 central del equipo.

Es una muy buena opción, pero es que no está del todo claro que Badstuber “vuelva”. Tres lesiones seguidas en la rodilla no son muy esperanzadoras. Va a estar casi año y medio sin jugar.

Respecto al tema de los centrales, tengo esta pregunta para Guillermo: ¿Qué me dices de la posibilidad de Javi Martínez en esa posición y qué piensa Guardiola de ésto?

Pienso que dependiendo de la situación y en partidos que busque determinados comportamientos (como en el rato de Dortmund), Javi Martínez es un recurso interesante para la posición de central, pero solo eso: como algo muy aislado para momentos muy específicos. Durante la mayoría de partidos, lo normal es que los centrales sean Dante, Boateng y Van Buyten. Creo – y así lo hemos visto durante la primera mitad de temporada – que Guardiola cree más en el Javi centrocampista, que le aporta determinadas cosas que no tiene en la plantilla, sobre todo en el aspecto defensivo (poderío aéreo, despliegue físico, dominio de la segunda jugada…)

Deja un comentario

*