El Bayern tritura a un Borussia Dortmund perdido sin Weigl

Lewandowski está de vuelta. Foto: Focus Images Ltd

El Bayern desnudó todas las carencias del Borussia Dortmund de Thomas Tuchel en un arranque de partido colosal en el que mandó con la autoridad que reclama uno de los mejores equipos de esta temporada en Europa. El conjunto bávaro detectó las zonas más frágiles de su contrincante y las atacó con saña. Con un juego relativamente simple pero efectivo, desarboló el sistema defensivo del Borussia Dortmund, mermado por la ausencia de Weigl en la medular. Así aprovechó la poca sincronía en la zona del doble pivote, ocupado por Guerreiro y Gonzalo Castro, y encontró constantemente resquicios en la zaga. Atrajo al portugués, que saltaba a menudo a acompañar la presión del tridente ofensivo, y filtró pases a su espalda con demasiada facilidad. Los locales saturaron a Gonzalo Castro, desbordado por la presencia interior de Thiago, Ribéry, Robben y Lewandowski, que impusieron su ley ante un futbolista poco acostumbrado a guardar la posición sin ningún tipo de protección. Al mismo tiempo, los laterales percutieron con permanentes incorporaciones desde los flancos. Alaba desdobló a Ribéry en cada ataque y Lahm lo imitó en el perfil derecho. En este aspecto, fue uno de los mejores encuentros de la temporada del capitán del Bayern. Con la presencia ofensiva de los dos laterales, el Bayern empujó al Dortmund y lo desbordó con innumerables situaciones de dos contra uno en las bandas, pues Schmelzer y Passlack quedaron muy expuestos, abandonados a su suerte en el duelo individual ante los jugadores más desequilibrantes del líder. A los diez minutos, el Bayern ya ganaba por 2-0.

Bayern 4 (Ribéry 4′, Lewandowski 10′, 68′, Robben 49′)
B. Dortumd 1 (Guerreiro 20′)

B. Dortmund vs Bayern - Football tactics and formations

Tras el duro golpe que supuso encajar el 1-0 en prácticamente la primera jugada de ataque del Bayern y sin el control del balón, el plan del Borussia Dortmund se derrumbó nada más arrancar el encuentro. Los de Tuchel no pudieron hacerse con la posesión y sin su herramienta favorita les fue imposible someter a su adversario. Brillaron sus defectos, sobre todo las dificultades de Pulisic y Dembélé para ayudar a los carrileros, en inferioridad numérica, y la tendencia de su medular a romperse. El Bayern les aplastó en los primeros 20 minutos, pero asimismo el BVB pudo hacer daño en varias acciones de contragolpe. Sin embargo, en el Allianz Arena pesó el poco acierto de Ousmane Dembélé en la toma de decisiones, pues ni siempre eligió la mejor opción ni tampoco ejecutó la mayoría de acciones potencialmente peligrosas con la precisión necesaria. El francés fue, con diferencia, el atacante visitante que más intervino, aunque su participación no resultó tan letal como en la mayoría de duelos de la Bundesliga. Aun así, el Dortmund se mantuvo vivo en el choque hasta el descanso gracias a un misil de Guerreiro desde la frontal tras un despeje defectuoso de Arturo Vidal, que se mostró menos contundente de lo habitual y le regaló al luso una oportunidad clamorosa que no desaprovechó.

Robert Lewandowski of Bayern Munich and team mates celebrate scoring their third goal against FC Augsburg during the Bundesliga match at Allianz Arena, Munich Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 01/04/2017 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-170401-0047.jpg
Robert Lewandowski y Franck Ribéry anotaron los dos primeros goles del Bayern. Foto: Focus Images Ltd.

La segunda mitad fue incluso más plácida para el Bayern, que volvió a anotar muy pronto, en una de sus primeras aproximaciones. Tuchel reforzó el centro del campo dando entrada a Rode por Gonzalo Castro, pero un contragolpe finalizado por Robben con su diagonal y definición de toda la vida finiquitó el choque antes de que se pudiese apreciar cualquier efecto del movimiento del BVB tras el descanso. Fue un más que merecido premio para uno de los mejores futbolistas del Bayern en el encuentro, pues el neerlandés lo intentó prácticamente todo para marcar. En ocasiones incluso se obcecó, pecando de egoísta al disparar en varias jugadas en las que había algún compañero solo, pero lo cierto es que Robben abusó de Schmelzer, que nunca le pudo frenar. Hizo lo que quiso con él.

Con el 3-1 el Borussia Dortmund claudicó y se resignó a caer derrotado con dignidad, manteniendo el orden defensivo con un 4-3-3 en el que Ginter dio un paso al frente para tapar los agujeros que el equipo seguía dejando en la medular y así frenar la sangría de fútbol ofensivo bávaro. En un momento de relajación los de Tuchel pudieron cazar el 3-2, en un balón largo para Aubameyang que Boateng despejó sobre la línea, pero poco después el Bayern remató el choque con el 4-1, obra de Lewandowski desde el punto de penalti. El derribo de Bürki en la acción del penalti dejó al polaco renqueante, tocado tras un golpe en el hombro derecho, pero el propio delantero y Carlo Ancelotti se encargaron de confirmar tras el partido que llegará al choque de ida de la Champions contra el Real Madrid. No hay mejor manera para prepararse para la contienda europea y sacarse la espina de la derrota contra el Hoffenheim que un triunfo tan contundente ante el otro club alemán que sigue vivo en la Champions.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Y esto es el Bayern sin Guardiola. Usar el balon para atacar mediante mecanismos simples en vez de tocar el balon mansamente una y otra vez. Jugadores en su posicion y las ideas claras. Durisimo rival

Aunque a veces desesperaba tanto toque, me parece mejor el de Guardiola.en todo caso a esperar al final de temporada.
Ancelotti para convencer y mejorar lo pasado,debe ganar en el Bernabéu , sino eliminados en cuartos, un fracaso, y en liga hasta ahora no han jugado mejor en general que con Guardiola.

Deja un comentario

*