Comodidad bávara

Bayern Munich v Manchester CityUEFA Champions League

Para enfrentar al Bayern de Múnich, Roger Schmidt decidió que su Bayer Leverkusen se pareciera más a un equipo convencional que a lo que suelen ser sus escuadras. Debió pensar que ante el conjunto de Douglas Costa, Thomas Müller, Robert Lewandowski y Arjen Robben, utilizar su clásica presión agresiva con muchos hombres en la salida de balón tarde o temprano le iba a costar disgustos. Por muy ortodoxosos y cuidadosos que fueran siguiendo al dictado las leyes de su método, siempre iba a existir la opción de cometer un error y ante ese arsenal ofensivo aquello era prácticamente sinónimo de encajar un gol. Así que utilizó una defensa posicional al uso en la que, al contrario de lo que suele pasar, las posiciones eran totalmente reconocibles. Una suerte de 4-4-2 en el que se trataba evitar recepciones rivales en el campo rival que pudieran dinamizar los ataques del Bayern y permitir vertiginosas triangulaciones entre sus asociativos atacantes. Kiessling y Çalhanoglu encimaban a los defensores y por detrás de ellos toda la estructura evitaba que los posibles receptores pudieran girarse. Algo a lo que el Bayern está acostumbrado a enfrentar.

Allianz Arena General ViewsEl Allianz Arena celebró otra victoria de los suyos. Foto: Focus Images Ltd

Ante las bajas de Benatia, Boateng y Martínez (Dante era el único central disponible), Guardiola volvió a sorprender colocando a Xabi Alonso de central haciendo pareja con Alaba cuando el rival tenía el balón (4-2-3-1), posición que abandonaba cuando recuperaban la posesión para ejercer de mediocentro (3-1-2-3-1). El conjunto muniqués se mostraba parsimonioso y espeso en su salida de balón, priorizando la seguridad ante el riesgo. El tolosarra ejercía de absoluto bastión a la hora de dirigir al equipo, que sólo verticalizaba cuando Lewandowski y Müller se ofrecían por delante para ofrecer apoyos y acelerar las jugadas. Vidal y Thiago, hoy doble pivote bávaro, pasaban muy desapercibidos y rara vez recibían el balón de cara. Las ocasiones goteaban muy lentamente.

Xabi Alonso Bayern - FocusAlonso tuvo mucho protagonismo en la victoria del Bayern. Foto: Focus Images Ltd

Ocurre que con dos amenazas como Robben y Douglas pegados a la línea de cal, el territorio a defender es muy ancho. Müller y Lewandowski encontraban terreno en el carril central para moverse. Tras una recepción de Robben pegado a su banda, el Leverkusen basculó completamente hacia él y Alonso, quién si no, se percató de aquello para abrir el balón a la banda contraria en la que esperaba Costa totalmente abierto. El brasileño no necesita de mucho para desbordar: si recibe con la posibilidad de encarar y espacio por delante, las posibilidades de que aquello acabe en centro lateral o internada en el área son cercanas al 100%. Aprovechándose de un excelso control orientado con el que superó a Hilbert (su arrancada es de otro mundo) encontró el espacio justo para poder ponerle el balón a Müller, que debe dar las gracias a Dios cada noche por tener por fin un compañero que le permita aprovechar su don para el remate con centros laterales. Una acción de gol más para el exjugador del Shakhtar, que es uno de los jugadores más en forma de Europa ahora mismo. Cabe anotar que a Robben se le volvió a notar sin la chispa y finura en sus gestos de la anterior temporada. Habrá que ver si es algo circunstancial.

Muller-Javi Martínez-Bayern-FocusMüller marcó dos goles. Foto: Focus Images Ltd.

Quizá el lector esté buscando la parte donde se describa el plan ofensivo de Schmidt, pero es que básicamente no pudo verse. El Leverkusen apenas atacó. El Bayern tenía el balón con seguridad y, cuando decidió arriesgar, no concedió pérdidas que dieran lugar a los contraataques que tan bien explota el conjunto de las aspirinas. Sólo las arrancadas de Bellarabi consiguieron generar algo de murmullo en el Allianz. Quiso Roger dar un paso adelante tras la segunda parte, pero sólo sirvió para partirse más y generar espacios arribas que los de Pep Guardiola, con la victoria ya en el bolsillo, no supieron aprovechar. Con el 3-0 final, el Bayern suma 9 puntos en 3 partidos que le permiten seguir creciendo con tranquilidad a su alrededor.

Foto de portada: Focus Images Ltd

 

 

Related posts

3 comments

Me parece que para la Bundesliga, y especialmente jugando contra rivales que se encierran atrás, la opción de utilizar a Xabi Alonso retrasado ha ganado muchos kilos, si bien antes de introducía entre los dos centrales para crear juego, ahora Pep se debe haber dado cuenta que se puede prescindir de un central para ganar un jugador más delante de la línea de la pelota sin correr mayor riesgos defensivamente.

Deja un comentario

*