Karius evitó la goleada en Dortmund

General views of Westfalenstadion, home of Borussia Dortmund
Picture by Richard Calver/Focus Images Ltd +447792 981244
07/04/2014

Loris Karius, jovencísimo guardameta del Mainz 05 (1993), se convirtió otra semana más en uno de los nombres propios de la jornada en la Bundesliga al firmar otra actuación sobresaliente, esta vez en el Signal Iduna Park ante un Borussia Dortmund que acabaría doblegando a los hombres de Martin Schmidt sin excesivos problemas (2-0). Tras brillar en la victoria ante el Bayern Múnich en la capital de Baviera, el portero de Biberach an der Riss destacó por encima del resto de futbolistas sobre el césped en una tarde que perfectamente podía haberse saldado con una goleada abultada a favor de los locales. Tan solo el elevado porcentaje de acierto bajo palos de Karius, unido a una gran personalidad a la hora de salir a achicar espacios a los delanteros, privó de sentenciar la contienda a los de Thomas Tuchel antes del descanso. El BVB solo se sintió incómodo durante la primera media hora de juego, en gran parte por el planteamiento de Martin Schmidt: el técnico del Mainz 05 ordenó taponar el juego interior y sus jugadores fueron generosos en las ayudas, no escatimaron esfuerzos para mantener un bloque compacto muy difícil de superar por el carril central. Sin Julian Weigl como eje (suplente), la responsabilidad en la construcción recayó en Nuri Sahin. Y al turco le costó coger velocidad de crucero. Para desatascar, los locales se encontraron con un pequeño regalo de Julian Baumgartlinger, que priorizó salir a robar en lugar de mantener la posición como estaban haciendo sus compañeros. Gonzalo Castro desbordó al centrocampista austriaco sin demasiados problemas y las fichas cayeron una tras otra hasta permitir un remate franco de Marco Reus. El ’11’ no desaprovechó semejante concesión (1-0).

 

Yunus Malli, Jairo Samperio o Jhon Córdoba apenas aparecieron en ataque en el segundo tiempo y eso acabó tirando por tierra las esperanzas de firmar la igualada por parte de los maguntinos. Especialmente llamativo fue lo del mediapunta turco, errático e inconsistente con la pelota. No es habitual observar tantos errores con el balón a la hora de trenzar combinaciones para salir a la contra, y eso acabó pasando factura. En cualquier caso, sin la participación de sus principales referentes ofensivos, el Mainz 05 se limitó a tratar de contener el vendaval amarillo y negro con la intención de mantenerse vivo hasta que una acción aislada pudiese acercar a sus manos un preciado botín en forma de punto. Ese hilo de vida permaneció en el aire el tiempo que tardó el Borussia Dortmund en perforar de nuevo la portería de un Karius inmenso, capaz de desesperar tanto a Henrikh Mkhitaryan como a Pierre-Emerick Aubameyang. El delantero gabonés vivió su guerra particular contra el guardameta y salió derrotado. Pese a todo, el interés global residía en contemplar si los visitantes podían plantarle cara al actual segundo clasificado de la Bundesliga y lo cierto es que durante la última hora de partido no lo consiguieron. Ni se acercaron a ello. Shinji Kagawa anotaría el 2-0 en el 73′ y los restantes minutos servirían para seguir admirando la exhibición de Karius. Conviene seguirlo muy de cerca.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*