¿Debió Kiessling decirle al árbitro que su gol no entró?

Kiessling, en una imagen de archivo jugando contra el Chelsea en la Champions (Foto: Focus Images Ltd).

El partido del viernes de la Bundesliga ha dejado al Bayer Leverkusen como líder provisional tras ganar 1-2 en el campo del Hoffenheim. Pero sin duda, este suceso, que en otras circunstancias se habría llevado todos los titulares de la prensa, quedará en un segundo plano después de que el 0-2 del conjunto farmacéutico fuera concedido tras un remate de cabeza de Kiessling que se marchó desviado. La red estaba rota y, justo cuando Kiessling estaba lamentando con las manos en la cabeza que había fallado la oportunidad, el balón acabó dentro de la portería y el colegiado Felix Brych dio el gol por válido. Los jugadores del Hoffenheim, que estaban en su mayoría de espaldas o con un ángulo de visión imperfecto, prácticamente no protestaron en un primer instante, porque no se dieron cuenta de que la pelota no había entrado. Pero Kiessling sí lo vio, y así pareció quedar claro cuando, al ser abrazado por sus compañeros, puso cara de no saber qué estaba pasando.

Reacciones de los protagonistas: hablan Kiessling, el árbitro Brych, Völler…

 

Kiessling, en una imagen de archivo jugando contra el Chelsea en la Champions (Foto: Focus Images Ltd).
Kiessling, en una imagen de archivo jugando contra el Chelsea en la Champions (Foto: Focus Images Ltd).

Se va a criticar mucho al colegiado Brych (que luego concedió un penalti inexistente a favor del Hoffenheim que detuvo Leno, justo antes del 1-2 de Schipplock), pero probablemente él no debería ser el centro del debate. El error principal fue del asistente al no revisar la red. Brych supo minutos más tarde, porque la noticia corrió, que ese balón había entrado, pero el reglamento ya no le permitía dar marcha atrás. Entonces: ¿debió Kiessling, que era el único que sabía que no había entrado, confesárselo al árbitro? ¿Debió el Leverkusen luego, al saberlo, dejarse marcar un gol, como se le pidió al Shakhtar en el partido de Champions ante el Nordsjaelland de la temporada pasada? Tras la indignación mostrada por el Hoffenheim al final, no me sorprendería que el propio Leverkusen pidiera que el partido se reanudara con 0-1 a partir del minuto en el que se le concedió el gol a Kiessling.

Mañana, en la jornada de las 15:30, el Bayern recibe al Mainz y el Dortmund al Hannover. Aquí tienes las previas de todos los partidos de ese tramo horario.

Related posts

8 comments

Lamentablemente en el fútbol de hoy en día el honor y el verdadero fair play siempre se queda en segundo plano ante el engaño y la pillería.

Por el bien del Fair Play si, pero eso apenas se ve en el fútbol profesional y es normal: Goles con la mano, penaltis marcados tras piscinazo… etc etc

Sólo recuerdo a Klose y a un delantero del Oviedo de los 90 (no recuerdo el nombre) admitiendo (e insistiendo) para que el árbitro revocase una decisión que les perjudicaba.

De todas formas el error gravísimo es no revisar correctamente la reden un partido de primera división

Eso no es responsabilidad suya, sino del árbitro. Kiessling es un profesional, se debe a su club y a sus aficionados.

El resto del partido el arbitraje ha sido espantoso, por cierto. Un gol mal anulado al Hoffenheim, el penalti, alguna amarilla que se ha ahorrado…

Quizá pensándolo fríamente diría que Kiessling debió confesar pero en ese momento es todo muy confuso y pasa todo muy rápido así que no es fácil juzgar. De todas formas me parece que éste caso es distinto al del Shaktar el año pasado. Lo del Shaktar no fue un accidente…

Kiessling no tiene la culpa, en decimas de segundo para de creer que ha ido fuera, a ver como lo celebran sus compañeros y a ver el balón dentro de la portería. Estoy casi seguro de que hasta él dudaba de si lo había visto bien o había sido un efecto óptico, por eso no puedes pedir anular un gol, que no estas seguro de como ha sido.

Deja un comentario

*