El eslabón débil del Bayern

Rafinha-Bayern-Focus

La imagen más recordada de la remontada del Bayern Munich en el Mercedes-Benz Arena será la del golazo de Thiago Alcantará en el minuto 92. Y no es para menos. El encuentro, uno de los más discretos del conjunto bávaro en el presente curso (con las bajas de Ribéry, Robben, Javi Martínez o Schweinsteiger, no lo olvidemos), deja alguna otra lectura: una demostración de por qué Rafinha es el eslabón débil del Bayern.

Philipp Lahm ha actuado en 21 partidos oficiales del Bayern como centrocampista -con la selección alemana también- esta temporada, por lo que Rafinha se ha consolidado en el lateral derecho. E incluso fue renovado recientemente su contrato hasta 2017. En el día a día del equipo germano, en sus partidos de cada fin de semana en la Bundesliga, el brasileño no ha supuesto un problema para el funcionamiento colectivo. El conjunto de Pep Guardiola domina y controla prácticamente la totalidad de los partidos de la liga alemana, su posesión de balón es muy elevada y el lateral diestro no se ve excesivamente expuesto en defensa. De hecho, en esas fases de mucha posesión resulta útil la capacidad ofensiva de Rafinha para doblar al extremo -habitualmente Robben- de su banda y ser un elemento más en el juego ofensivo del equipo.

Lahm-Bayern-Focus

Philipp Lahm ha disputado ya 21 partidos oficiales como centrocampista a las órdenes de Guardiola (Foto: Focus Images Ltd)

Nadie duda que el Bayern revalidará su título de campeón de Alemania. La cuestión es si será capaz de lograr lo que nadie ha hecho desde que la Copa de Europa cambió su denominación en 1992: conquistar dos años seguidos la Champions League. Para proclamarse campeón en Lisboa en el mes de mayo, lo normal es que el lateral derecho del Bayern tenga que medirse a Cristiano Ronaldo, Neymar, Eden Hazard, David Silva o Arda Turan, por citar cinco posibilidades. Y Rafinha no ofrece las suficientes garantías para un duelo de esta magnitud, siendo mucho menos fiable y sólido defensivamente que Philipp Lahm. Si Timo Werner, un buen jugador pero de 17 años al fin y al cabo, hizo sufrir a Rafinha, la perspectiva de un duelo entre el brasileño y algunos de los mejores jugadores del mundo no parecen el escenario ideal para los muniqueses.

Pep Guardiola tiene motivos para estar encantado por la adaptación de Lahm a la posición de mediocentro, donde es el eje del equipo. En cualquier caso, la recuperación de Bastian Schweinsteiger y de Javi Martínez, que no tardarán en reaparecer, ofrecerá más opciones a Pep de cara a las rondas decisivas de la Champions: Bastian, Javi, Kroos, Thiago o incluso Müller y Götze. Por muy valioso que sea Lahm en el centro del campo, el Bayern asumirá un riesgo si afronta las rondas finales de la máxima competición continental con Rafinha, que ahora mismo es su punto débil, en el lateral diestro.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

6 comments

Coincido en que de aquí en adelante, con un colchón enorme en la Bundesliga, y contra equipos de primer nivel en Champions, lo más lógico sería volver a situar a Lahm en su posición natural, en el lateral derecho. El puesto de pivote lo pueden ocupar tanto Schweinsteiger como Javi Martínez.

Muy de acuerdo, con las posibilidades que tiene Pep para esa posición, Javi y Bastian principalmente (dos de los mejores jugadores del mundo en esa posición, Bastian ya lo ha demostrado, aunque a dado un pequeño bajón, y qué decir de las actuaciones de Javi en Champions el año pasado…), es una TONTERIA perder al MEJOR LATERAL DERECHO DEL MUNDO, y colocar en esa posición a un lateral del montón, y no solo eso, dejando en el banquillo a Javi o Bastian…

Con Lahm de lateral, el Bayern tiene las dos mejores bandas del mundo junto con Alaba, y Rib y Rob, y con uno de los mejores mediocentros del mundo: Bastian o Javi.

Con Lahm de mediocentro, el Bayer sólo tiene una de las mejores bandas del mundo: Alaba y Ribery, y con un jugador bueno de mediocentro: Lahm, y con dos de los mejores medios del mundo en el banquillo…

En fin, en mi opinión, NO HAY COLOR

Me resulta dificio ver caer a este Bayern por mas eslabon debil que tenga… es el gran favorito para todos los titulos…

Por los partidos que he visto del Bayern en lo que va de temporada (todos excepto 2 de liga), me temo que atrás somos mucho más débiles que el año pasado, tanto por la falta de Lahm en el lateral, como por la falta de Bastian y Javi en los onces por diversos motivos. Según mi opinión, un buen equipo jugándonos a la contra, como el Madrid, podría destrozarnos. Por otro lado, equipos como el Arsenal, que les gusta tocar el balón, creo que tienen pocas posibilidades contra nuestro juego. Contra equipos así yo tambien creo que somos muy superiores.

Deja un comentario

*