El BVB del futuro

Captura de pantalla 2013-11-01 a la(s) 01.12.54

Tras anunciar el pasado miércoles la renovación de Klopp, el Borussia de Dortmund se asegura la estabilidad de su futuro a largo plazo y la continuidad del proyecto más exitoso de su historia. El líder espiritual y funcional, el símbolo, el que hizo que el club dejara de autocompadecerse por su situación económica y se convirtiera en una máquina de competir, el que ideó un estilo en base al carácter de la ciudad y sus jugadores que prácticamente nadie en Europa ha sabido desentrañar, seguirá en Dortmund hasta 2018. El de Stuttgart doblará prácticamente su sueldo (de 3 a 6 millones) y pasará a ser el segundo entrenador mejor pagado de la Bundesliga, cobrando casi la mitad de lo que se estima que cobra Pep Guardiola (alrededor de 12 millones).  Que tenga contrato no significa que obligatoriamente lo vaya a cumplir hasta el final, pero conociendo un poco la personalidad de Jürgen, sus vínculos con el club  y la ciudad, la responsabilidad casi personal que siente por la entidad y sus declaraciones en los últimos días, parece muy factible que agote los 5 años que le restan. Es joven, solo tiene 46 años y a su proyecto le queda aún mucha vida. Su plantilla es joven y hay una entera generación de niños llamando a la puerta del primer equipo, esperando que Jürgen les ayude a desarrollarse y eso es una labor que estimula muchísimo al ex entrenador del Mainz. “Ningún club puede asegurarme esta estabilidad y yo mantengo que voy a cumplir mi contrato. Que nadie me llame hasta 2018.” decía Kloppo durante la rueda de prensa posterior al anuncio.  Un dato sirve para valorar la veracidad de sus palabras: Ni como jugador ni como entrenador ha roto ninguno de sus contratos. Eso sí, también dijo que no se ve siendo el Ferguson del BVB y que en un futuro a largo plazo le gustaría plantearse nuevas aventuras (lleva tiempo aprendiendo inglés y se declara admirador del fútbol de las islas). No es este el único motivo de ilusión para los seguidores del subcampeón de Europa: también Zorc (director deportivo) y Watzke (director general), indiscutibles responsables del resurgir de la entidad del oeste de Alemania por su impecable y casi milagrosa gestión, anunciaron que también prolongarán su contrato en las próximas fechas. Confirmado que los 3 arquitectos del proyecto que ha fascinado al mundo seguirán al menos 5 años más, su principal preocupación será resolver una serie de interrogantes que quedan abiertos para mantener el proyecto deportivo a medio plazo. Estos son:

Foto: Asia Joanna

 

Crecimiento económico

Si el club quiere mantener una plantilla competitiva, no verse obligado a vender a sus estrellas, pagar sueldos comparables a los equipos del máximo nivel y seguir codeándose entre la élite europea, debe ser una entidad que genere ingresos suficientes para mantener su estructura y seguir creciendo año a año. Han firmado un año de récord en lo económico (305 millones de ingresos y 53 de beneficios) y su principal sponsor, “Evonik”, va a renovar su contrato mejorando sustancialmente el aporte económico. No tiene pinta de que eso vaya a ser un problema.

Comprar a Sahin

Parece que es solo una formalidad activar su opción de compra y los medios locales ya lo dan por hecho, pero con la vista puesta en el inseguro futuro de Gündogan, es importante para el club adquirir la propiedad del todavía jugador del Madrid. Es cierto que su estado físico deja dudas y que no ha recuperado el nivel que le hizo ser el mejor jugador de la Bundesliga en 2011, pero también es cierta su mejoría con el paso de los partidos y que su zurda le ha dado ya muchos puntos a la entidad de Dortmund. Serán 7 millones de Euros.

Renovar a Reus y Gündogan

Que Klopp vaya a seguir hasta 2018 seguro que ayudará a que dos de los jugadores más apetecibles del BVB quieran continuar en en el proyecto. El extremo tiene una cláusula de rescisión activable en 2015 de 35 millones de euros y son muchos los clubes interesados en el ex del Gladbach. Se tiene intención de subir su ya de por sí alto sueldo (4,5 millones), pero no será fácil retenerle. Su vinculación personal con el club (del que es aficionado desde pequeño) es un motivo para la esperanza.

En el caso Ilkay, su contrato acaba en 2015 y no es en absoluto seguro que vaya a continuar. El club ya se ha puesto en contacto con él en varias ocasiones y todavía no han conseguido llegar a un acuerdo. No pinta bien.

Suplir a Lewandowski… ¿y a Hummels?

Que Lewandowski no va a continuar en el club es un hecho y sustituirle es algo que a buen seguro preocupa a los técnicos del Borussia de Dortmund. El polaco es uno de los jugadores contextuales del subcampeón de Europa y, sin él, no podrán jugar a lo mismo. Su fútbol tendrá que cambiar, salvo que encuentren a alguien del mismo perfil y determinación.10 goles y 5 asistencias lleva ya esta temporada.  Ahora mismo en la plantilla hay 3 alternativas a Lewa: Julian Schieber, quizá el fichaje más decepcionante de la era Klopp y con medio pie en el Hannover, Marvin Duksch, prometedor canterano con grandes cifras, pero aún muy verde, y Pierre- Emerick Aubameyang, que está siendo utilizado como extremo derecho pero que también puede actuar de delantero. Parece que habrá que acudir al mercado. Ya suenan nombres como Lasogga o Diouf.

Si la marcha de Lewa parece segura, la de Hummels aún está en el aire, pero también parece altamente probable. Si, como se especula, el internacional alemán se marcha al Barcelona este verano, el club se verá obligado a sustituir a uno de sus jugadores emblema. En este caso parece que no hará falta sacar el talonario: la respuesta puede estar en la cantera. Sarr y Günter son dos de los defensas jóvenes más prometedores de Alemania y ambos ya entrenan con el primer equipo. Sokratis puede ser una opción fiable hasta que se asienten.

El testigo de los canteranos

Sarr, Günter, Ducksch, Hofmann, Junior Flores, ¿Brandt?… la cantera de la entidad del oeste de Alemania es una de las mejores del país y hay una gran cantidad de talento esperando oportunidades en el primer equipo. Klopp ha querido mantener este año una plantilla corta para que los jóvenes vayan entrando poco a poco y una de las principales preocupaciones del de Stuttgart es ir dándo oportunidades en el primer nivel a los canteranos que vienen desde atrás. En sus manos está, en gran medida, el futuro del club.  En cómo se adapten al máximo nivel, en cómo respondan a la exigencia, en que desarrollen el talento que parecen tener. El BVB es un club de cantera, que no se olvide.

Related posts

5 comments

Reus y Gundogan para mi son incluso más importantes para el proyecto que Lewandowski y Hummels. Sólo un apunte, el club es del Oeste de Alemania.

Sí, claro, fue un lapsus. ¡Gracias por el apunte!

Sobre lo que apuntas, estoy de acuerdo, no sé si más importantes pero al menos al mismo nivel.

¡Saludos!

Guillermo Se que no viene al caso y como mi pregunta sobre el Dortmund era sobre Sahin y la he visto respondida, quiero preguntarte sobre que nivel de jugador te parece Sami Khedira. Es un jugador en permanente duda por su limitación creativa y técnica, pero porque cuentan con el Mourinho, Low y Ancelotti? Sinceramente con Mou me parecía importantísimo y con Low aunque lo veo menos me da la sensación de que también lo es, pero con el juego de Ancelotti tengo muchas mas dudas.

Deja un comentario

*