El Gladbach de los ’96

Borussia Park-Gladbach-Holger NRW

No hay ningún equipo en la Bundesliga que haya sumado tantos puntos desde el pasado 20 de septiembre como el Borussia Mönchengladbach. Esa fecha corresponde al día que tuvo lugar la dimisión Lucien Favre, seguida del posterior nombramiento de André Schubert como técnico interino del Gladbach. Difícil imaginar entonces que Schubert iniciaría de manera inmediata una racha espectacular de juego y resultados por parte del primer conjunto capaz de derrotar al Bayern Munich en la presente edición de la Bundesliga. Y no de cualquier manera: tres goles recibieron los de Pep Guardiola en un tramo de 15 minutos excepcionales de los locales en el Borussia Park.

Resultados del Gladbach con Schubert en el banquillo (Infografía: Soccerway)

schubert

25 minutos de un color

No todo fue desastroso por parte del Bayern. De hecho, sus primeros 25 minutos fueron notables: controlando el juego, creando cinco buenas ocasiones de gol, rematando Kingsley Coman al palo y alejando a Manuer Neuer de situaciones de trabajo bajo los palos. Nunca fue un Bayern brillante -mermado por ausencias importantes como las de Alaba, Robben, Costa o Thiago-, pero sí superior durante un tramo en el que Javi Martínez se destapó como mayor peligro ofensivo del Bayern, algo que habla bien del navarro y regular del resto del equipo. Durante casi media hora, el Gladbach-Bayern solo tuvo un color…y no precisamente favorable a los locales.

El Bayern tenía las bajas de Douglas Costa, Robben, Alaba, Thiago, Götze o Bernat.

Ubicado esta vez como interior izquierdo en el 4-3-3 bávaro, Martínez tuvo mayores responsabilidades ofensivas que nunca, viviendo cerca del área rival y de la zona de Robert Lewandowski. Su recorrido, su poderío físico y su olfato para encontrar buenas posiciones en el área le permitieron ser una pieza muy útil en una tarde gris de otras figuras del equipo como Xabi Alonso, Thomas Müller, Arturo Vidal o Lewandowski. Lo mejor, sin duda, fue la reaparición (con gol incluido) de Franck Ribéry. Los nueve meses alejado del fútbol fueron un suplicio para el extremo galo, afectado por sus problemas crónicos de tobillo.

Disposición táctica inicial en el Borussia Mönchengladbach-Bayern Munich:
Bayern Munich vs Gladbach - Bundesliga - 5th December 2015 - Football tactics and formations

El Gladbach: con dos centrales de 19 años

Presentó una apuesta singular André Schubert para contrarrestar al todopoderoso campeón alemán: un dibujo táctico con tres centrales, dos de ellos de 19 años. Sí, el danés Andreas Christensen nació en 1996, mismo año en el que nació el suizo Nico Elvedi. El talento joven es una de las señas de identidad de esta plantilla en la que sigue teniendo un papel preponderante Mahmoud Dahoud, también nacido en 1996, gracias a su abanico de recursos: calidad técnica, capacidad para organizar el juego, personalidad y recorrido hacia el área contraria. Que Dahoud sea importante en esta Gladbach no es ninguna novedad, ni tampoco una sorpresa, ya que es la constante de las últimas semanas y de los últimos meses. Dahoud es uno de los principales responsables de los excelentes resultados de Schubert en el banquillo y su presencia ayuda a definir el juego del Borussia Mönchengladbach en el mediocampo. Él hace llegar la pelota a Lars Stindl, que volvió a demostrar su habilidad para pisar el área, y a Raffael.

Artículo relacionado: “Calidad acompañada de personalidad”

Tampoco es nuevo que Christensen, propiedad del Chelsea, crezca cada día en el eje de la defensa mientras adquiere aquello que le falta: experiencia en la élite. Porque muchas otras cosas, como el talento, la compostura defensiva o el físico, ya las tiene. El danés está acumulando los minutos que le faltaban en Stamford Bridge y que algún día, suponemos, tendrá en la capital inglesa. Ahora mismo es ya el sexto jugador más utilizado esta temporada en el Gladbach (solo superado por pilares del equipo como Wendt, Sommer, Stindl, Raffael y Xhaka).

Pese a que nacieron en el mismo año y ambos son adolescentes, Christensen tuvo que ejercer frente al Bayern el papel de veterano que aconseja, ayuda y apoya a su inexperto compañero en el flanco derecho de la zaga. Nico Elvedi, que llegó en verano al Borussia Park procedente del FC Zurich, saltó al ruedo de una manera poco habitual. No muchos pueden asegurar que su primera titularidad en la Bundesliga se haya producido contra el Bayern, con lo que ello supone. Elvedi, como sus compañeros, mejoró con el paso de los minutos y acabó completando una gran segunda parte, sumándose incluso al ataque en algunos momentos desde su rol de central derecho en línea de tres (más dos carrileros). Tenía enfrente a Coman, a Lewandowski y a Müller, lo que no impidió que la que vivieron jóvenes como Christensen, Elvedi o Dahoud fuese una tarde para el recuerdo.

Foto de portada: Holger NRW

Related posts

1 comments

Recuerdo q después d leer la crónica del bm’g vs city ponían q a pesar d la derrota el gladbach era un equipo capacitado para dar más d una sorpresa, no podía haber estado más d acuerdo en ese momento; ya han dado varias, y me parece q lo seguirán haciendo, si no le quitan muchas d sus figuras diría q se pueden asentar como la tercera potencia d Alemania, saludos y gracias por su trabajo.

Deja un comentario

*