El triunfo de Kruse y la derrota de Hummels

gundogan_hummels

Que Max Kruse está de moda en la Bundesliga está tan claro como que la progresión de Mats Hummels en el último año y medio es inexistente. Es una conclusión que se puede sacar viendo algún error grave del central alemán en la pasada Eurocopa, asistiendo a sus fallos ante el Real Madrid y el Shakhtar Donetsk en la Champions League o a algunas acciones suyas en la competición doméstica. Están fuera de toda duda sus aptitudes ofensivas, es decir, su salida de balón, su conducción de balón, su elegancia, su desplazamiento en largo o su poderío en jugadas de estrategia. Pero lo de defender es otra historia y ahí Hummels no está siendo el kaiser que requiere la zaga del Borussia Dortmund.

Que requiere en una situación como la actual, en la que el lateral izquierdo habitual (Marcel Schmelzer) es baja por lesión y en la que el lateral derecho Lukasz Piszczek continúa recuperándose de la operación realizada hace cuatro meses. Es entonces cuando Hummels debe dar un paso adelante y ejercer de líder en defensa. En cambio, es Neven Subotic quien transmite ahora mismo más seguridad que Mats. Visitó el Dortmund al Borussia Mönchengladbach y lo hizo con Kevin Grosskreutz y Eric Durm de nuevo en los laterales.

El transcurso de la segunda parte, con empate a 0, expuso una vez más la diferencia de nivel entre el banquillo del Dortmund y el de su gran rival en la pelea por el título. Cuando Pep Guardiola busca revulsivos en el banquillo encuentra futbolistas de la talla de Götze, Kroos, Shaqiri o Pizarro, un factor que a largo plazo debe tener peso en la resolución de esta edición 2013/14 de la Bundesliga. Jürgen Klopp, en cambio, tenía a Jonas Hofmann, Kuba, Schieber o Ducksch como posibles revulsivos. Su equipo, de hecho, estuvo mejor en la primera mitad que en la segunda, si bien ambas tuvieron un denominador común: las intervenciones de Marc-André ter Stegen.

No conseguía meterle ritmo alguno al partido el Dortmund en el tramo final y en ese frío escenario apareció Max Kruse, que si la temporada pasada rindió a buen nivel en el Friburgo, ahora se está superando. Kruse es uno de los más destacados en los primeros dos meses de liga alemana. Suyo fue el gol de penalti que abrió el marcador en el 81′, tras un derribo por detrás de Hummels sobre el propio Max.

Max Kruse es muy bueno, a Mats Hummels le siguen penalizando sus errores defensivos y Klopp puede acusar con el paso de las semanas el fondo de armario de su equipo. Tres cosas que ya sabíamos pero que el duelo de Borussias se encargó de recordarnos.

Foto de portada: magro_kr

Related posts

3 comments

Y que es de Papastathopoulos ? Porque ni lo mencionas con los del banquillo y bien puede solucionar el problema en el lateral derecho, o por lo menos es esa mi opinión

Deja un comentario

*