Gündogan está de vuelta

Klopp-Dortmund-Focus

El Borussia Dortmund, tan solo un año y medio después de ser finalista de la Champions League, alcanzó este mes de diciembre como colista de la Bundesliga, un puesto que abandona provisionalmente tras derrotar al Hoffenheim en el encuentro inaugural de la 14ª jornada en Alemania.

Gündogan, mediapunta

El planteamiento de Jürgen Klopp quedó absolutamente marcado por dos elementos: la elección de Mitch Langerak para ocupar la portería y la presencia de Ilkay Gündogan en la media punta. Adelantó la posición para ser el ’10’ en el clásico 4-2-3-1 del Borussia Dortmund. Klopp logró así un par de objetivos: dotar de mayor solidez al mediocampo con el doble pivote compuesto por Sven Bender y Sebastian Kehl, así como acercar a Gündogan al área. Tanto lo acercó que Ilkay anotó llegando desde atrás, y rematando de cabeza un centro preciso de Pierre-Emerick Aubameyang, el único tanto del encuentro. No fue una acción aislada. Fue la acción que resolvió el partido a favor del Dortmund, pero no fue ni mucho menos la única en la que participó de forma positiva Gündogan, que creció con el paso de los minutos, especialmente en el segundo tiempo, y completó su mejor partido desde que reapareció de la lesión que le impidió jugar durante más de un año. Es decir, que el Signal Iduna Park asistió a la mejor actuación de Ilkay Gündogan en el último año y medio. Y lo que es más importante: comprobó que la recuperación y la readaptación del centrocampista alemán marchan por buen camino. Hay motivos para el optimismo. Una única duda: si ubicar a Gündogan como enganche ha sido una solución puntual o si, por el contrario, Jürgen seguirá apostando por ello en próximas jornadas.

Artículo relacionado: “Un otoño insólito”, análisis del Dortmund 2014/15.

Klopp recupera su defensa clásica

Por increíble que parezca, Jürgen Klopp presentó este viernes una zaga compuesta por Lukasz Piszczek, Neven Subotic, Mats Hummels y Marcel Schmelzer por primera vez desde Wembley 2013, desde aquella final alemana de Champions entre el Dortmund y el Bayern Munich. El polaco Piszczek, operado de una hernia, estuvo varios meses de baja tras esa final y Subotic sufrió una grave lesión de rodilla en noviembre, por lo que Piszczek-Subotic-Hummels-Schmelzer no jugaron juntos en todo el curso 2013/14. Ni tampoco en el primer tercio de la presente campaña, donde Hummels y Schmelzer han pasado por la enfermería. En este regreso de la clásica defensa del mejor Dortmund quien no estuvo presente fue su compañero habitual en la portería: Klopp optó por entregarle las llaves de la portería al australiano Mitch Langerak, en detrimento de Roman Weidenfeller.

Si la determinante actuación de Gündogan fue la mejor noticia para el Dortmund, seguramente la segunda mejor para el conjunto de la cuenca del Ruhr fue el alto nivel exhibido por Mats Hummels en el eje de la zaga. Si Hummels juega a ese nivel, si Klopp puede dar continuidad a un mismo cuarteto defensivo y si lo de Gündogan no es un espejismo, cuesta pensar que este Borussia Dortmund no vaya hacia arriba en la clasificación. Es un equipo, no obstante, que sigue acusando su falta de pegada en ataque.

Weidenfeller - Dortmund - Focus

Roman Weidenfeller presenció el Borussia Dortmund-Hoffenheim desde el banquillo (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

Fue un auténtico baño del mejor borussia desde el año pasado, gundogan liderando todos los ataques, aubameyang con mucho descaro…
el único problema es el gol, podrían haber ganado por 3 o por 4

Deja un comentario

*