Hacia un Dortmund con matices

Quisiera llamar la atención sobre dos frases que ha pronunciado Jurgen Klopp en el último mes y medio. La última procede de la entrevista que este domingo le realizó el diario alemán ‘Die Welt’, donde le preguntaron por el duelo que se avecina entre su equipo y el Bayern. Respondió así: “Tenemos un arco y una flecha, mientras que el Bayern cuenta con un bazooka y, por tanto, sus probabilidades son mucho más grandes. Sin embargo, Robin Hood también tuvo éxito”. Klopp afronta aparentemente sin miedo el reto de noquear al exitoso Bayern. Tras sucumbir en Wembley, y tras perder a Mario Götze, el técnico del Borussia Dortmund avisó de sus planes para el próximo curso: “Estamos construyendo un nuevo equipo, ‘a new pressing machine‘.”

El discurso de Hans-Joachim Watzke, presidente de la entidad, Michael Zorc, director deportivo, y Klopp ha sido diáfano. Han lanzado un mensaje que viene a decir algo así como: aquí no se traspasa a nadie, ni a Mats Hummels, ni a Ilkay Gundogan, ni a Marco Reus, ni a nadie. Se va Götze porque el Bayern Munich paga la cláusula de rescisión y ante eso el Borussia nada puede hacer -sí ha podido evitar que Lewandowski salga este año-, pero como mucho se marcha un titular cada verano: Sahin en 2011, Kagawa en 2012 y Götze en 2013.

La solución que encontró el Dortmund para cada una de esas situaciones ha sido una de las claves del éxito reciente: se fichó a Gundogan por 5 M € para sustituir a Sahin, se incorporó a Reus por 17 M € para hacer olvidar a Kagawa y se trae ahora desde Donetsk a Henrikh Mkhitaryan por 27,5 M €. Como ven, las posibilidades económicas del club van en aumento cada año, gracias a las ventas realizadas, al incremento del volumen de negocio o a los enormes ingresos recibidos durante la edición 2012/13 de la Champions League, cifrados en torno a los 60 millones de euros.

Henrikh Mkhitaryan

La media punta del vigente subcampeón de Europa acoge a su tercer propietario diferente en las últimas tres temporadas. Lo fue primero Shinji Kagawa, luego Mario Götze y ahora es el turno de Mkhitaryan. Lo cierto es que los tres son distintos entre sí y, sobre todo, el armenio es muy diferente a sus dos antecesores. ¿Qué pierde y qué gana el Borussia Dortmund con la llegada de Henrikh Mkhitaryan? De entrada hay que decir que no llega al nivel de Götze y que es tres años mayor.

  • Menos virtuoso que Götze, menos ágil en espacios reducidos y menos explosivo.
  • Inferior capacidad de improvisación y menos imaginativo. Peor pasador. Siendo, no obstante, un futbolista que entiende bien el juego, como demostró principalmente en su época de mediocentro/interior en el Shakhtar.
  • Goleador. El armenio anotó 32 goles la pasada campaña. Klopp declaró recientemente lo siguiente: “Solo tendremos que enfrentarnos al Bayern en dos ocasiones, y esta temporada empatamos con ellos las dos veces en la Bundesliga. Perdimos 25 puntos contra el resto de equipos y esa fue la clave, no los dos encuentros frente al Bayern”. La capacidad goleadora de Mkhitaryan puede ser idónea para que el Dortmund sume más goles y, de esa forma, acumule más puntos ante equipos medianos o pequeños de la liga alemana. Está por ver que sea igual de competitivo en la Champions.
  • Capacidad para presionar la salida de balón rival, un aspecto en el cual Mkhitaryan mejora a Gotze. El armenio será muy útil para Jurgen Klopp cuando se repitan escenarios como los de esta pasada Champions, donde Klopp situaba a Gotze presionando al mediocentro rival (Xabi Alonso, por ejemplo) y se convertía en una de las claves del encuentro. Esa tarea puede desempeñarla con mayor éxito Henrikh, que, además, también va mejor por alto y en balones divididos.

Pierre-Emerick Aubameyang

Del Milan al Saint-Étienne y del St-Étienne al Borussia Dortmund. Esos han sido los pasos que ha dado Pierre-Emerick Aubameyang, de 24 años, a lo largo de su carrera. Llegó con 16 años a los juveniles del Milan e hizo tan poco ruido durante el lustro que perteneció al club rossonero que nadie se sorprendió cuando en enero de 2012 fue traspasado al Saint-Étienne por tan solo un millón de euros. El delantero africano no había llamado la atención ni en el Giuseppe Meazza ni en sus cesiones al Dijon, al Lille y al Monaco.

Ahí encontramos el primer denominador común con Robert Lewandowski: el polaco explotó a los 23 años y Pierre-Emerick con 22. Hasta entonces su nivel se situaba varios escalones por debajo del que actualmente poseen y, créanme, era complicado vislumbrar en ellos el potencial que luego demostrarían. En la Copa África 2012 comienza definitivamente el crecimiento de Aubameyang: anota en los tres partidos de la fase de grupos y pocas semanas después firma con su club el primer hat-trick de su carrera. Acabó el curso con 16 goles en la Ligue 1, cifra mejorada hasta las 19 unidades durante la 2012/13.

En estos últimos meses se cuentan por decenas el número de ofertas que han puesto al Saint-Étienne encima de la mesa: algunas de ellas, como las de Tottenham, Leverkusen o Swansea, reconocidas públicamente por el propio futbolista gabonés. Existe una incógnita: si Aubameyang llega para ser titular o para ser un suplente de lujo. Me inclino más por lo segundo, una vez reiterado por Jurgen Klopp que Robert Lewandowski continuará en el equipo hasta que finalice su contrato el 30 de junio de 2014. Podría entrar en el once si Klopp prescinde de Kuba Blaszczykowski, pero el trabajo del polaco es vital en los compromisos decisivos, como es el caso de la Liga de Campeones. Dispondrá de muchos minutos Aubameyang a lo largo del curso, pero dudo mucho que forme parte del once de gala.

El propio delantero africano se encargaba de definirse como jugador en una reciente entrevista en ‘WhoScored’: “Fue idea de Galtier [entrenador del Saint-Étienne] situarme en una banda. Cuando el club fichó a Brandao, me pidió jugar en el costado derecho o en el izquierdo. Ahora soy un jugador más completo y maduro. Puedo jugar en el centro, en la derecha o en la izquierda, y puedo anotar goles desde cualquiera de esas posiciones. Además, con la selección de Gabón no actúo como delantero centro, sino por detrás del punta. En esa posición me puedo mover más, no doy tantas referencias a los defensas rivales y tengo más ocasiones para marcar goles.”

Buen jugador, no lo vamos a negar, pero opino, tras revisar una decena de partidos suyos esta temporada, que no está aún para ser titular en el Dortmund, que le vendrá muy bien trabajar junto a Klopp y que además rinde mejor en una posición de banda, ya sea la derecha o la izquierda, que como ‘9’. A la hora de definir en el área combina elegancia con un número de imprecisiones que aún debe pulir. Y su mejor versión se ha visto cuando ha podido aprovechar su velocidad y verticalidad partiendo desde la banda izquierda, a pie cambiado. Su forma de atacar los espacios es su mayor virtud. Mkhitaryan y Aubameyang, tan distintos y tan iguales.

11 ideal del Borussia Dortmund 2013/14

Uno de los asuntos que señaló Jurgen Klopp en la entrevista concedida a ‘Die Welt’ fue el tema de las rotaciones: “Los jugadores deben saber que este año va a haber muchas rotaciones”.

Si por algo se ha caracterizado el Borussia Dortmund durante esta época de ‘Kloppismo’ es por contar con plantillas bastante cortas, en las que el nivel a partir del jugador número 13-14-15 disminuía de forma alarmante. Sirve el ejemplo de Julian Schieber, que siendo un delantero de un nivel un tanto discreto fue durante toda la Champions uno de los supuestos revulsivos del Dortmund, el único atacante que encontraba Klopp en el banquillo cuando echaba la vista hacia él en las segundas partes. Uno de los propósitos de la nueva campaña es potenciar ese fondo de armario, ese banquillo, algo a lo que ayudarán dos de los tres fichajes realizados hasta la fecha: el mencionado Aubameyang y el defensa griego Sokratis Papastathopoulos, un central con capacidad para actuar de lateral derecho. Se espera, de hecho, que empiece el año como titular debido a la operación de cadera que mantendrá a Lukasz Piszczek alejado de los terrenos de juego hasta octubre o noviembre. La rotación, por tanto, pueden formarla futbolistas de la talla de Sahin, Aubameyang, Grosskreutz, Kehl o Sokratis, así como alguna otra incorporación que realice el conjunto de la cuenca del Ruhr.

Es el Dortmund de siempre, pero con matices. Y es, sobre todo, el Borussia Dortmund de Jurgen Klopp. Está en buenas manos.

11dortmund

Foto de portada: asiajoanna.de

Related posts

11 comments

Muchas felicidades por este articulo. Desde que me entere de los fichajes del borussia me he estado quien saldria de la linea de 3, pero hasta leer este articulo no habia encontrado respuesta.

Me da mucha alegria que vaya a jugar kuba, uno de mis favoritos.

Por cierto, no crees que este dortmund necesitaria tambien un lateral izquierdo?

Sí, un recambio de cierto nivel para Schmelzer no vendría nada mal. Aunque Klopp no se canse de elogiar la polivalencia de Grosskreutz, no creo que sea lo ideal que Kevin sea el recambio de Schmelzer.

Muchas gracias por responderme. Eres uno de mis periodistas deportivos preferidos y soy un gran fan de vuestro jijijaja. Seguid así!!!!

El año pasado jugaron mucho partidos con Gundogan por delante de los dos mediocentros. Si el armenio no funciona o tarda en adaptarse siempre puede recurrir a esa opción recurriendo a Sahin para el doble pivote.

Me fijo en que no mencionas a Sahin ni siquiera en los suplentes. ¿Piensas que tendrá un rol como el del año pasado o mayor ?

No estoy de acuerdo en esa superioridad abrumadora que dices que tiene Götze sobre Mkhitaryan. Ahora mismo es mejor, si, es cierto, pero Mkhitaryan es mas rápido que Götze y mas explosivo. Tiene menos creatividad y es menos ágil como tu bien dices. Pero creo que la diferencia entre ambos no es tan grande. Reitero que es cierto que ahora mismo Mario está a otro nivel.

1. Jose, en ningún momento hablo de “superioridad abrumadora” de Götze, simplemente que es mejor futbolista, que tiene más nivel. Nadie habla de una diferencia gigantesca.

2. Lucho, nada de nada. Quizás te quisieses referir a Mohamed Salah, el extremo del Basilea. Allí continúa, en Suiza.

3. Pablo, creo que tiene que jugar más que el año pasado. De su estado físico depende que tenga más peso en el equipo. Pero va a tener que mejorar bastante para quitarle el puesto a Bender o Gundogan.

4. Alberto, de acuerdo.

5. Camilo, para mi es de un nivel bastante similar. Al respecto de esta pregunta, un asunto que considero clave y no he apuntado en el artículo: Lewandowski. Lo motivado que esté, la relación afición-jugador, etc. Vital que Lewy sea el de siempre para que el Dortmund sea el mismo.

En primer lugar felicitarle, Sergio, por sus artículos siempre llenos de argumentación, lo cual resulta siempre agradable para el lector.

Dicho esto, en clave Borussia de Dortmund, recojo varias de las ideas que se exponen en el artículo y en los comentarios, pero me gustaría puntualizar/ remarcar las siguientes:

1. Mkhitaryan quizás no tenga la pausa que tiene Götze, o su alegría en el movimiento, pero creo que, en materia goleadora aporta más que el alemán, quizás a costa de no tener la capacidad de retener el balón que si tiene el flamante fichaje del Bayern.

2. En cuanto al centro del campo, creo que está más que cubierto con Sahin, Bender, Kehl y Gundogan, además creo que el turco irá cogiendo peso y minutos en el equipo y, dado que se trata del mismo entrenador, no descarto que vuelva a su nivel de 2011. Aunque hay que verlo ya que viene de una lesión y de un año con poca continuidad por lo que habrá que esperar, pero un doble pivote Sahin-Gundogan, quizás con Ilkay en una versión más de interior de posesión, puede ser más que interesante.

3. Por último, el tema de Lewandowsky se las trae y veremos si rinde al nivel del año pasado ya que, al haberse confirmado su fichaje por el Bayern para la temporada que viene, su rendimiento puede resentirse y con ello el del equipo pero aunque para eso viene, al menos en teoría, aunque habrá que ver en la posición que le utiliza Klopp, Aubameyang.

Veremos pero la primera prueba será contra el Bayern de Guardiola y, yo al menos, no tengo dudas de que “las abejas” competirán.

Deja un comentario

*