Cinco años no es nada

HSV Hamburgo van der Vaart Mariah Prescott

En tres intensísimas semanas entre abril y mayo de 2009, el Werder Bremen y el Hamburgo protagonizaron una serie de enfrentamientos que cualquier hincha de ambos clubes hoy debe recordar con una amarga nostalgia. Incluso los del HSV, que perdieron las dos semifinales: tanto la de la UEFA Cup, resuelta por la diferencia de goles en campo contrario (0-1 en Bremen y 2-3 en Hamburgo) como la de la DFB Pokal, que el Werder se llevó en la tanda de penaltis tras el empate a uno registrado en el entonces llamado HSH Nordbank Arena. El equipo de Schaaf luego ganaría una final (la de Copa ante el Leverkusen en Berlín) y perdería otra (la europea contra el Shakhtar en Estambul). Cuenta la canción que cinco años no es nada, pero para los dos gigantes del norte de Alemania parece que hayan pasado cinco siglos. Hoy se enfrentan en un contexto absolutamente diferente a aquel que los proyectaba al primer plano mediático del continente. La pelea, esta vez, es por sobrevivir en la Bundesliga. Los dos clubes más representativos de las únicas urbes alemanas junto a Berlín que gozan del estatus administrativo de ciudad libre ocupan ahora mismo la penúltima y la antepenúltima plaza de la tabla clasificatoria. El Bremen llega indiscutiblemente mejor al partido: desde que Viktor Skripnik cogió al equipo, todo han sido victorias (una en Copa y las dos primeras de la temporada en la Bundesliga). El Hamburgo sólo ha sumado cuatro puntos de los últimos doce en disputa, pero hay que tener en cuenta que se ha enfrentado a equipos muy potentes como el Hoffenheim, el Wolfsburgo o el Leverkusen. Ante el Bayer 04 logró ese único triunfo en esta última serie en lo que fue un partido muy tenso y caliente por el regreso de Çalhanoglu a su antigua casa. Hoy se espera un ambiente parecido por la clásica rivalidad entre las dos ciudades, separadas por menos de una hora de trayecto en coche o en tren regional. Jansen y Beister son las únicas ausencias de peso que tiene Zinnbauer en el Hamburgo, mientras que Skripnik tiene un listado de bajas bastante más extenso: Busch, Prödl, Zander, Bargfrede, Obraniak, von Haacke, Yildirim y el goleador di Santo.

Que continúe la racha de Skripnik y el Bremen gane en Hamburgo se paga a 3.75

El domingo nos deja otro enfrentamiento dramático entre el Stuttgart y el Ausburgo. Dramático sobre todo para el conjunto de Armin Veh, que sorprendentemente está último en la tabla clasificatoria y está más que obligado a ganar a un rival que le aventaja en seis puntos. La ventaja para el equipo de Baden-Württemberg es que el Ausburgo fuera de casa baja muchísimo su rendimiento (ha sacado sólo tres puntos en seis partidos, concentrados todos ellos en su victoria en Frankfurt a mediados de septiembre; todo lo demás han sido derrotas). Para Veh se va agotando el crédito que logró con el increíble empate frente a un Leverkusen que le ganaba 0-3 y que acabó pidiendo la hora y posteriormente con otra épica remontada venciendo en Frankfurt por 4-5. Las duras derrotas contra el Wolfsburgo (0-4) y en el campo de un Bremen que lo sobrepasó en la tabla con el 2-0 que le endosó antes del parón han vuelto a dejar en entredicho al entrenador que logró el título de campeón de liga con el Stuttgart en 2007 y que regresó este verano tras un exitoso periplo en el Eintracht. Además de dramático, el partido será muy especial para Veh, que nació en Ausburgo y empezó su carrera como entrenador en el club que hoy le rinde visita. Ibisevic, Abdellaoue, Niedermeier, Didavi y Kirschbaum son las bajas del Stuttgart, que ante la plaga de lesiones en ataque volverá a formar arriba con Martin Harnik como nueve reconvertido. De Jong, Philp, Moravek y Parker son las ausencias en el Ausburgo de Weinzierl.

Que el Stuttgart gane a un rival bastante vulnerable cuando juega de visitante se paga a 2.45

Foto de portada: Mariah Prescott
Las cuota mostradas en los enlaces a las apuestas pueden varias en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*