Hoy puede ser tu gran noche

bendtner wolfsburgo focus

“Balón largo”, gritaba Dieter Hecking, técnico del Wolfsburgo, en el área técnica a falta de cinco minutos para el final. Su equipo, carente de ritmo -como es lógico un 1 de agosto-, no inquietaba en exceso a Manuel Neuer y el reloj indicaba que debían transcurrir otros 300 segundos hasta coronar al Bayern Munich como triunfador del primer título oficial del curso germano. El Wolfsburgo, de más a menos a lo largo del encuentro, se mostró lento y con dificultades para penetrar el entramado defensivo rival en el segundo tiempo. El Wolfsburgo, un equipo que explota sus mejores recursos cuando su ritmo es elevado, cuando es dinámico y vertical, no podía exhibir ese despliegue físico debido al momento del año en el que nos encontramos. En un partido de ritmo bajo, tampoco sufría especialmente y el Bayern únicamente generó tres ocasiones claras: Jerome Boateng estrelló el esférico en el larguero, Douglas Costa no resolvió con acierto un buen ataque bávaro y Arjen Robben sí lo hizo precisamente tras una jugada del extremo brasileño. La habilidad de Costa para desbordar en el extremo izquierdo es una de las conclusiones más positivas que extrae el Bayern de sus primeras semanas de trabajo.

En 90 minutos, el Bayern disparó tan solo una vez entre los tres palos, siguiendo la tónica de las actuaciones del Bayern la temporada pasada frente a los conjuntos más fuertes del país: partidos más cerrados que abiertos, con pocos goles e intentando reducir la amenaza del contragolpe rival. Lo que no entraba en los planes del Bayern era que un genio, llegado desde Dinamarca para golear, alterase el guión de un partido propicio para que Arturo Vidal debutase en los últimos 17 minutos.

Tantos momentos de entretenimiento y diversión generados por Bendtner -revisen el material del ‘9’ danés, y disfrútenlo, tanto dentro como fuera del campo- solo podían recibir una recompensa de este tipo por parte del fútbol.

A sus 21 años, Nicklas comprendió que el dorsal número 26 lucido el año anterior no le favorecía. Lo multiplicó por dos y se agenció una camiseta del Arsenal con el 52. “Es un número especial para mí”, reveló. Sin embargo, el cambio llegó un mes y medio después de que el club pusiese en marcha la nueva campaña para la venta de camisetas del curso 2009/10. No problem. “Me gustaría cubrir personalmente los gastos ocasionados por el cambio de dorsal a aquellos que ya comprasen la camiseta con el 26”, se comprometió el generoso ariete de Dinamarca. A día de hoy, desconocemos el número de afectados.

Nunca ha sido Bendtner un jugador de masas. Una vez estuvo cedido en la Juventus de Turín, algo que quizás ya hayan borrado de su memoria. Allá por el mes de marzo, cuando había cumplido más de medio año en Italia, las dos tiendas oficiales de la Vecchia Signora en Turín comunicaron que el número de ventas de camisetas bianconeras con el nombre del goleador danés ascendía a la pírrica cifra de cero. Cero camisetas. Siempre quedarán tres opciones: pensar que efectivamente no se vendió ninguna en aquellas tiendas, que todo el tráfico de camisetas asociadas a su nombre circulaban en el mercado negro o que un ataque informático alteró las bases de datos de las tiendas juventinas, haciendo que desapareciesen del registro las miles de camisetas adquiridas por los tifosi de la Juve, absolutamente agradecidos a Nicklas por su contribución al segundo Scudetto de la era Antonio Conte: cero goles. ‘Nicklas, uno di noi’, recordarán los más viejos del lugar en Turín dentro de medio siglo.

Porque por muy mal que vayan las cosas, siempre se podrá dar ánimos a alguien diciéndole que hoy puede ser su gran noche. Desde luego, la del 1 de agosto de 2015 fue propiedad de quien luce el dorsal número 3 en el subcampeón germano. Y Pep Guardiola siempre podrá contar que Nicklas Bendtner le arrebató de las manos un título que prácticamente acariciaba. Ni siquiera Guardiola pudo con la inspiración de Bendtner en la noche veraniega de Wolfsburgo. Héroe por un día.

Bendtner siempre fue un hombre de fe. No entiende de remates inverosímiles / Foto: Focus Images Ltd
Bendtner siempre fue un hombre de fe. No entiende de remates inverosímiles / Foto: Focus Images Ltd

Se mira pero no se toca

En otro orden de cosas, ya recuperando un tono más serio, el detalle más alentador para los aficionados del Wolfsburgo habrá sido escuchar a su director deportivo, Klaus Allofs, asegurar que “hay un 99,9% de opciones” de que Kevin de Bruyne continúe esta temporada en el equipo. Hasta que empiece el mes de septiembre no tendremos la certeza de ello, pero Allofs parece bastante confiado.

Artículo relacionado: “Mou rememora el caso De Bruyne”

Si Bendtner saltó al primer plano informativo con su determinante actuación en la Supercopa, la previa había señalado al mediapunta belga como protagonista: unas dolencias en la espalda le impidieron entrenar un día y su participación como titular estuvo en duda hasta las horas previas. Consecuencia o no de estas molestias, lo cierto es que De Bruyne parecía mermado y estaba cuajando un encuentro muy gris, casi sin intervenir en el juego, hasta que llegó el cenit de la Supercopa alemana. Cerca del minuto 90, De Bruyne se desliza por la parte derecha del ataque del Wolfsburgo y ejecuta ese centro tan característico suyo: al primer palo, a baja altura, inmejorable para la incorporación de un rematador desde atrás. Y ahí se asoció con Nicklas Bendtner. Juntos ayudaron al equipo dirigido por Dieter Hecking a proclamarse ganadores de esta Supercopa resuelta en una tanda de penaltis donde Xabi Alonso cometió el único error y Bendtner puso el broche al ejecutar con su habitual maestría el último lanzamiento desde los once metros. Estaba inspirado. A ver lo que dura la inspiración. Quizás varios años, quizás nada. Vaya usted a saber.

VfL Wolfsburg De Bruyne Focus
Hay de Bruyne para rato en el Volkswagen Arena / Foto: Focus Images Ltd

 

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Buenísimo el artículo Santomé. Dándole un tono cómico q se agradece muchísimo y me ha hecho reír un montón. Vaya verano de artículos te estás marcando 🙂

Deja un comentario

*