El impacto de Xabi Alonso no bastó

Xabi Alonso Bayern - Focus

Sorprendió Guardiola incluyendo a Xabi Alonso en el once inicial de la segunda jornada de liga, pero el tolosarra dejó una carta de presentación magnífica en su primera aparición en la Bundesliga. Sorprendió Xabi porque se hizo con el control del Bayern y del partido desde el primer momento. Acompañado por Rode en el centro del campo, Alonso bajaba, recibía el balón, levantaba la cabeza y lo ponía donde quería. Nada que sorprendiera a aquellos que hayan visto jugar al exmadridista casi cada semana durante varias temporadas, pero fue más llamativo de lo habitual si tenemos en cuenta que había firmado por el conjunto bávaro 48 horas antes. Mientras el juego pasó por sus pies el Bayern pudo ganar muchísimos metros con enorme facilidad, pues los pases largos del tolosarra superaban líneas rivales y eran precisos. De 51 envíos que intentó en el primer tiempo, 46 llegaron a su destino y muchos de ellos fueron verticales.

Guardiola - Bayern - Focus

Pep Guardiola alineó a Xabi Alonso pocas horas después de que el tolosarra firmara por el Bayern. Foto: Focus Images Ltd

Así pues, los de Guardiola se instalaron en campo rival, recuperaban el balón mucho más arriba y encerraban a un Schalke incapaz de salir. En cuanto robaba el balón, el Bayern apretaba y conseguía que la posesión del Schalke fuera inocua. En este aspecto jugó un papel fundamental Rode, que mordió muy a menudo a Kirchhoff y Höger para provocar malos pases y pérdidas cerca del área rival. Es curioso porque el fichaje de Rode se cerró tan pronto en 2014 que cuando el centrocampista rubio llegó al Bayern pocos nos acordábamos de que Lewandowski no era el único futbolista que se incorporaba con la carta de libertad bajo el brazo. Pero en este tramo inicial de temporada está jugando bastante entre lesiones de compañeros, su polivalencia para actuar en distintos roles y los méritos del propio futbolista. Jugó bien junto a Xabi Alonso en el centro del campo, soltándose más que el vasco, que en ocasiones bajaba a recibir entre los centrales (Boateng-Badstuber).

Con el Bayern bien colocado sobre el césped y el rival desconcertado y sin continuidad en el juego, llegaron varias ocasiones en los primeros compases. Una de ellas, una maravillosa triangulación entre Müller, Rode y Lewandowski, terminó con un tanto del delantero polaco. En la primera media hora, Fährmann evitó que la diferencia fuera más amplia. No obstante, antes del descanso el Schalke fue ganando metros. Se paró el juego con la lesión de Kirchhoff y la entrada de Neustädter le dio un poco más de empaque a los locales. No aparecieron los futbolistas de ataque (Draxler, Sam, Meyer y Choupo Moting), pero al menos alejaron al Bayern de su área.

Lewandowski Bayern  Foto: Andor Kish

Lewandowski anotó su primer gol oficial con el Bayern. Foto: Andor Kish

Sin embargo, el cambio más sustancial se produjo en la segunda mitad. Antes de la reanudación, Draxler y Neustädter intercambiaban palabras y gestos en el centro del campo. El centrocampista que había entrado durante el primer tiempo gesticulaba de forma muy clara ante la estrella del equipo, que asentía ante el discurso de su compañero. Las señas eran evidentes: balón al espacio (Neustädter) y desmarque para encontrarlo (Draxler). El Schalke, que ató mucho mejor a Xabi Alonso y le dejó menos espacio para maniobrar, ejecutó esta jugada en varias ocasiones, con cierto éxito. Atacó la espalda de la defensa del Bayern y obligó a Boateng y Neuer a interceptar pases peligrosos. Los ataques del Schalke eran más directos y el Bayern iniciaba las jugadas más atrás, pero con Xabi Alonso más fatigado y vigilado. Como consecuencia, Lewandowski, Shaqiri, Müller y Götze perdieron protagonismo y el equipo bávaro apenas generó ocasiones de gol. Incluso se cubrió un poco con la entrada de Bernat, pero no sirvió para evitar que Höwedes empatara en una jugada a balón parado. Premio justo ante la mejoría del Schalke.

El encuentro terminó condicionado por las lesiones. Se marchó tocado Jerome Boateng y el Schalke agotó sus dos últimos cambios de forma obligada por las lesiones de Ayhan y Felipe Santana, que peleó bastante bien ante Lewandowski, excompañero en el Dortmund. Incluso Xabi Alonso, que en la primera mitad parecía llevar meses en el equipo, terminó sustituido. No obstante, nadie fue capaz de desequilibrar el marcador en un tramo final marcado por las imprecisiones de ambos equipos. Insistió el Bayern a través de Alaba, por la banda izquierda, pero se quedó lejos del gol de la victoria. Suma su primer punto el Schalke y ambos esperarán recuperar a varios de sus futbolistas ausentes en las dos próximas semanas de parón.

Foto de portada: Focus Images Ltd

 

Related posts

7 comments

Pobrísimo lo de Bernat hasta el momento, esperaba más de él. Me atrevería a decir que Contento era mucho más que el español, no genera nada en ataque ni en defensa.

El partido de Götze es muy flojo una vez más, y Shaqiri es excesivamente individualista. Con Robben y Ribery el partido se habría puesto 0-3 en la primera media hora con bastante seguridad. Luego, el típico bajón del Bayern (mejoría del Schalke también).

Opino lo mismo.

Bernat muy flojo, se le ve inhibido, con miedo, sacando unos centro desde la izquierda muy pobres, no se si es porque no sabe si juega de interior o de lateral o si es porque no se entiende aún con Alaba o que es lo que le pasa, pero le falta bastante. Necesita confianza y al toro.

Lo de Gotze es aún más preocupante, está lento, sin ideas, no muerde, desaparecido totalmente… Y es su segundo año, esperemos que espabile pronto.

Shakiri es el extremo opuesto a Gotze, tiene ganas, energía, fuerza, pero peca bastante por individualista y, claro, tiene menos calidad que Gotze…

En mi opinión:
– Bernat está pagando por el momento haber salido demasiado pronto del Valencia. Siempre ha sido extremo, y lleva jugando como lateral izquierdo sólo una temporada, empezando además a probar esa posición con la sub20. Le cuesta colocarse bien, y no se ajusta a los movimientos de Alaba.
– Götze está algo pasado de peso, al menos a día de hoy. Para jugar en banda necesita más velocidad, y alejarlo de la mediapunta es un error. Götze es Götze, no Iniesta.
– Shaqiri siempre ha sido individualista, y en el Bayern achaca haber tenido todo el protagonismo en el Basel primero, y en Suiza después. Siendo suplente, cuando sale quiere hacerlo todo, y no es el camino.

Alonso fenomenal. Si Kross en su primer partido con el Madrid nos alucinó a todos, no fue menos lo de Alonso.

¿Os fijasteis en que aumentaron los pases en largo tanto de Alonso como de los centrales?

Creo, y espero estar en lo cierto, que Pep está cambiando la forma de jugar. No veo tanto toque, veo más ir a golpear que marear la bola. Espero que se mantenga cuando regresen los lesionados, y que no sea debido a eso mismo, a que no hay jugadores para hacer el tiki taka… Ese es el fútbol que nos hizo campeones de Europa.

Deja un comentario

*