Javi, James y Thomas disfrutan con Jupp

Thomas Mueller of Bayern Munich celebrates during the UEFA Champions League match at Allianz Arena, Munich
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
20/02/2018
*** UK & IRELAND ONLY ***

EXPA-EIB-180220-0083.jpg

45 apoteósicos minutos bastaron para que el Bayern de Múnich arrasara al Borussia de Dortmund en el Allianz Arena. No hubo piedad. El conjunto de Jupp Heynckes sometió de forma apabullante a un cuadro amarillo que está pidiendo a gritos que acabe esta temporada de una vez, un curso en el que de verdad cuesta mucho encontrar una sola noticia positiva en clave BVB. Pues, más allá del mediocre juego colectivo que ha sido la norma ininterrumpidamente desde el mes de septiembre, ¿quién ha evolucionado en el apartado individual? ¿Qué fichaje se ha mostrado como un argumento sólido de cara a imaginar el futuro? Tendrán que cambiar muchas cosas este verano.

El Bayern volvió a bailar al son de James Rodríguez, uno de los fichajes bávaros de más impacto en el último lustro. Muchos aficionados muniqueses le consideran el más importante legado que Carlo Ancelotti ha dejado en el club. Heynckes, que desde que llegó nunca ha mostrado la más mínima duda sobre la entidad del jugador que tenía entre manos, le volvió a colocar en el doble pivote, y desde allí su zurda conectó con dulzura con todas las piezas. Dirigió ataques, lanzó contragolpes, puso exquisitos centros…  Se entendió especialmente bien con un Thomas Müller en estado de gracia, que volvió a jugar con la venenosa audacia de sus mejores tiempos. El carismático 25 vuelve a ser ese intimidante jugador que nunca quieres ver enfrente en un duelo de Copa de Europa. Jupp le ha recuperado para la causa.

El Bayern goleó sin piedad al Borussia Dortmund. Foto: Focus Images Ltd
El Bayern goleó sin piedad al Borussia Dortmund. Foto: Focus Images Ltd

El Bayern goleó, y lo hizo principalmente a través de las transiciones. Encontró muchas situaciones para correr desde las cuales golpear a un BVB sin ningún alma con la pelota. Las forzó presionando con agresividad al conjunto amarillo desde la salida, propiciando pérdidas y castigándolas sin compasión. Se observó un fuerte compromiso colectivo que logró que el esfuerzo fuera eficiente, pero hubo una pieza que marcó la diferencia en ese arte. Se habla de Javi Martínez, otro que ha recuperado un nivel que llevaba muchos años sin enseñar. El navarro se mostró poderosísimo a la hora de salir a anticipar en campo rival. Su inesperada pareja con James Rodríguez brilló con luz propia.

La dolorosa baja de Kingsley Coman merma las opciones del conjunto muniqués, pues prácticamente le obliga a tener que confiar una temporada más en que los veteranos Robben y Ribery se impongan a los mejores ataques del continente, pero la llegada de Heynckes ha traído una certeza: que llegaran hasta donde su potencial les permita. Ni un milímetro menos lejos.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*