Hamburgo tiene un no sé qué

René Adler Alemania Hamburgo Foto: Steindy CC BY-SA 3.0

Lo que ha salvado al HSV de su primer descenso por segunda temporada consecutiva en los instantes finales de la promoción resulta tan difícil de definir como ese aire pre-escandinavo de su ciudad, que es una expresión que queda muy bien cuando la escribes pero que realmente no la acabas de entender del todo hasta que llegas y pisas por primera vez la Ciudad Hanseática y Libre de Hamburgo. El destino del equipo de Bruno Labbadia se debatía entre el cariz trágico de las primeras películas de Fatih Akin (¿el hamburgués más universal del momento?) y ese happy-ending mágico que empezó a explorar en Soul Kitchen. La mística del dinosaurio inextinguible decantó la balanza hacia la segunda opción. Como no podía ser de otro modo, diremos ahora, aunque en el minuto noventa estuviéramos presenciando atónitos lo que parecía ser el final de una época, la caída del último bastión de un Imperio con generales intocables. Pero bueno… Sincerémonos. Cuando agarró Marcelo Díaz la pelota… ¿Quién no pensó que la metía? Era, además, Marcelo Díaz, que puede que no haya funcionado del todo desde que llegó al club, pero que tan buen recuerdo nos dejó en el pasado. “El Xavi de Sudamérica”, le decía un reportero de la FOX cuando lo perseguía por el campo para entrevistarlo después de que ganara la Copa Sudamericana con la Universidad de Chile. Un soldado de Sampaoli que luego se fue a Basilea para vivir con los Murat Yakin, Yann Sommer, Mohammed Salah, Fabian Schär, Valentin Stocker y compañía una bellísima aventura en la Europa League. Tenía que meterla Marcelo, por mucho que romántico también fuera que subiera el Karlsruher, club totalmente instalado en la memoria colectiva del aficionado español mayor de treinta años porque le metió un 7-0 al Valencia en la Copa de la UEFA 93-94 con Oliver Kahn en la portería. Marcelo, minuto 91 del partido de vuelta, la metió, y entonces pocos apostarían ya a que el Hamburgo no lo iba a resolver en la prórroga. Lo resolvió. Nicolai Müller mediante y René Adler siendo también la leyenda que siempre estuvo predestinado a ser -y de cuyo final feliz le apartó aquella lesión antes del Mundial 2010, cuando iba a ser el titular por delante de Manuel Neuer, y quién sabe qué habría pasado entonces, ¿verdad?-.

Chelsea v FC Basel.UEFA Europa LeagueMarcelo Díaz, el nuevo héroe de Hamburgo, durante un partido ante el Chelsea con el Basilea, su antiguo club (Foto: Focus Images Ltd).

KARLSRUHER 1-2 HAMBURGO (TRAS PRÓRROGA) – PLANTEAMIENTOS INICIALES

Hamburger SV vs Karlsruher - Football tactics and formations

Tanto Bruno Labbadia como Markus Kauczinski hicieron dos cambios con respecto al partido de ida del jueves pasado. El Hamburgo perdía por sanción a Kacar y a Westermann, por lo que entraron van der Vaart y un Diekmeier que le dio mucha profundidad al equipo aprovechando las diagonales que tiraba Olic para convertirse en el segundo delantero centro. En el Karlsruher se rompía el doble pivote debido a la suspensión de Peitz, lo que obligó al técnico local a situar a Gaëtan Krebs al lado de Meffert. La otra modificación fue táctica: el japonés Yamada actuó por detrás de Hennings debido a su mayor capacidad para ayudar al centro del campo, dejándole los minutos finales al explosivo Reinhold Yabo, que de hecho anotaría en una contra en el 78′ el gol que parecía confirmar el ascenso del equipo de Baden-Württemberg. Aquella jugada, en la que el pase de Hennings rompió a la zaga hanseática, llegó cuando el Hamburgo llevaba minutos a tumba abierta generando ocasiones de gol. La presión se intensificó tras el 1-0, pero la pelota parecía no querer entrar. Lasogga tuvo dos cabezazos que no fueron gol no se sabe muy bien por qué, e incluso el brasileño Cleber Reis, último cambio de Labbadia a la desesperada buscando acabar en 4-4-2, remató fuera cuando la grada visitante ya cantaba el gol. Demasiadas ocasiones desaprovechadas para permanecer en primera, debieron pensar entonces los hinchas que habían cruzado Alemania de Norte a Sur y que estaban siendo vigilados por un extremísimo dispositivo de seguridad. En el descuento, el colegiado señaló unas manos en la frontal del área y a Marcelo Díaz se le ocurrió que era buena idea convencer a van der Vaart de que él era diestro y casi mejor que la tirara alguien a pie natural. La colocó con la suavidad propia de su clase: superando la barrera y bajando sin darle opción al guardameta. 1-1, una prórroga por jugarse, y como tantas otras veces, ventaja mental para el que acaba de resucitar.

ASÍ SE JUGARON LOS ÚLTIMOS MINUTOS Y LA PRÓRROGA

Hamburger SV vs Karlsruher - Football tactics and formations

Los cambios le salieron de maravilla a Labbadia, ya que la jugada del 1-2 definitivo la inició Stieber desde el costado izquierdo, la continuó Cleber con una especie de tiro mordido que se convirtió en la mejor de las asistencias y la finalizó Nicolai Müller, el prometedor atacante fichado del Mainz el pasado verano por cuatro millones y medio y que hasta ese momento había tenido una temporada discretísima.  Su gol, sin embargo, debe relanzar su carrera en Hamburgo. Y la del equipo en general. René Adler, que logró un doble milagro en los minutos finales para evitar que el Karlsruher pudiera creer en la épica –incluso le paró un penalti a Hennings-, afirmó que el objetivo debe ser “entrar en la Champions League, que es el lugar que le corresponde al club por su gran hinchada”. A priori, la plantilla no debería estar tan lejos de poder pelear por esos objetivos, pero hace mucho tiempo que en Hamburgo la teoría y la práctica no son muy amigas.

Foto de portada: Steindy bajo licencia CC BY-SA 3.0.

Related posts

2 comments

Y rulo perdió el contacto con el Otro Xavi…Esto es peor que lo del Modo Avión. Un saludo y enhorabuena al Hamburgo. El dinosaurio sigue estando.

Deja un comentario

*