La dirección de campo de Guardiola regala 3 puntos a su Bayern

Foto: Brandsgym

El partido atrasado de la jornada de Bundesliga no decepcionó y dejó, en opinión del que escribe, uno de los mejores y más ricos en matices partidos del año en Alemania. Por un lado, el enorme (y valiente) planteamiento táctico de Thomas Schneider, liderado por tres veinteañeros como Rani Khedira, Leitner y Timo Werner y, por otro, la apuesta inicial de Guardiola y su adaptación darwiniana al desarrollo del encuentro. Un espectáculo apasionante.

 

Guardiola cambió el partido desde el banquillo
Guardiola cambió el partido desde el banquillo (Foto:Focus Images LTD.)

 

Guardiola repitió hoy en Stuttgart un once por primera vez en toda la temporada. Lo hizo optando otra vez por un equipo que le identifica totalmente como entrenador, uno de esos que todos imaginamos en nuestra cabeza cuando conocimos que Pep entrenaría al Bayern de Múnich. Ribéry, Robben y Javi Martínez eran baja y el de Santpedor salió al Mercedes Benz Arena con un centro del campo formado por Lahm de mediocentro, Kroos y Thiago de interiores, con Götze de falso nueve y Müller y Shaqiri de algo parecido a extremos, aunque su movilidad era tal que su posición es difícil de definir. Lo cierto es que, como habían hecho la semana anterior, los chicos se entendieron, la idea pareció funcionar desde un principio y se notó todo el trabajo de su entrenador durante el stage de Doha; esas gesticulaciones tan expresivas que todos hemos visto surtieron efecto. El Stuttgart mordía en la presión, juntaba las líneas y no dejaba espacios, pero la rapidez en la circulación, las asociaciones y permutas de el centro del campo bávaro transmitían una situación de gran juego, de enorme dominio y jerarquía. Lo cierto es que el Bayern se colocó con comodidad en 3/4 de campo rival, pero una vez ahí, no consiguió traducir el dominio visual en demasiadas ocasiones. Boateng para Dante, Dante para Lahm, Lahm para Kroos, Kroos para Thiago y Thiago para Götze y así una y otra vez: el centro del campo del Bayern debió pasárselo de miedo durante la primera parte, pero ni Müller ni Alaba eran todo lo profundos que podían o les dejaban ser y no inquietaban demasiado el área del gran Ulreich. El trabajo en la presión del Stuttgart era soberbio, no había huecos entre sus dos líneas de 4, con un especialmente destacado Rani Khedira que dejó intuir que es un pulmón defensivo. No era un plan exclusivamente defensivo: luego, cuando podían atacar, lo hacían de forma muy organizada, dañando al Bayern por los costados. Timo Werner, con 18 añitos, volvió a dejar una actuación de muchísimo mérito y personalidad, liderando a su equipo en la ofensiva. De su insistencia nació el gol de Ibisevic que rompió el marcador. El chaval tiene grandeza.

Con 1-0 se llegó al descanso. Guardiola puede ser muchas cosas, pero no inflexible ni rígido en sus planteamientos. Tras el gol, no perdió la calma y siguió apostando por su idea inicial, pero, tras comprobar que sus jugadores no se imponían entre las dos líneas mordientes de los de Schneider, decidió cambiar radicalmente de plan. Metió al perdonado Mandzukic de delantero y a Pizarro de mediapunta. La idea era clara: si la circulación por dentro no estaba triunfando, si, una vez en tres cuartos, no conseguían asociarse para llegar al área, habría que intentarlo de otro modo. Su plan fue abrir a Götze y Müller, dejar Pizarro de “10” tirando apoyos entre las dos líneas de 4 locales a los balones que le surtían Lahm y Thiago y Mandzukic para rematar balones aéreos. Es justo decir que el Bayern tardó en asimilar las ideas de su entrenador, pero, una vez lo hicieron, el guión del partido cambió y empezaron a encontrarse con Ulreich. Pudo llegar antes, pero fue un centro de Thiago rematado por Pizarro lo que igualó el encuentro. 1-1. El partido se había roto.

 

Bayern - Football tactics and formations
Así acabó jugando el Bayern tras los cambios de Guardiola

 

Los 15 últimos minutos fueron un carrusel de transiciones. El Stuttgart no se conformaba con el empate y los de Pep seguían intentándolo, pero cada vez con menos retorno defensivo y con más cansancio físico. Guardiola miraba a su banquillo y no le quedaba mucho margen de maniobra: Starke, Hojbjerg, Contento y Weiser. ¿Qué hacer? Cambió a un exhausto Götze por Contento y adelantó de esta forma a Alaba, que no entiende de cansancios. El austriaco ayudó a dar profundidad a su equipo y a meter al Stuttgart en su área, aunque fue Thiago, con una tijereta brutal, el que acabó de firmar la remontada. Gol y asistencia del español, que vuelve a demostrar lo determinante que es, pero el gran responsable de que el Bayern se sitúe a 10 puntos de su inmediato perseguidor fue sin duda la pizarra del genio de Santpedor.

Foto de portada: Brandsgym

Related posts

4 comments

Coincido en que las decisiones de Guardiola fueron decisivas para conseguir la remontada, pero hay dos cosas que sigo sin entender, o mejor dicho, que sigo sin compartir.

1) Lahm de mediocentro. Se ha hablado muchísimo que aporta buena salida de balón y trabajo defensivo. Y es cierto. Pero es que como lateral te da salida por fuera, superioridad en banda y elección acertada de jugadas. Y no es que Rafinha sea mal jugador, es que Lahm es el mejor lateral del mundo.

2) No jugar con 9. No lo entiendo. Es decir, sé lo que pretende, pero creo que no funciona. Al menos no funciona sin Ribery, que es quien junta a varios rivales y desbarata esquemas. Y creo que se ha visto que el Bayern juega mejor cuando hay un 9 puro. Así que no entiendo bien la insistencia de Guardiola.

Muy de acuerdo con el punto 2. Bastante con el punto 1. Creo que ahí es muy importante la baja de Bastian. Vamos, yo creo que su lesión/operación cambia por completo todo el plan de Guardiola para esa zona del campo para el resto de la temporada.

Tal y como está jugando el Bayern desde el parón de Bundesliga, mi opinión es que es posible que necesiten un nueve, pero no de las características de los que tiene en la plantilla. Necesitan un nueve profundo, de esos de estar tirando desmarques todo el rato, que dé opciones de pase a sus centrocampistas cuando están en 3 cuartos. Ni Mandzukic, ni Pizarro son eso, son otra cosa, por eso entiendo que Pep prescinda de ellos. Lo más parecido que tiene en la plantilla a lo que digo es Müller, pero con Robben y Ribéry lesionados Pep no tiene otra opción en la derecha y no puede ponerle de nueve, donde tantas veces le ha puesto este año. Así lo veo yo.

Pienso que fue una victoria injusta del Bayern por meritos de cada uno, me parece que el Stuttgart merecio al menos un empate. Me sorprende lo facil que juega Timo Werner con 18 años contra el mejor equipo del mundo, es increible el futuro que tiene este chaval y se habla incluso de que podria ser la sorpresa en la onvocatoria para el Mundial, tu que piensas? Crees que podria llegar para el mundial?. Y otra cosa que te parece Rani el hermano de Sami, a mi parece que tiene mas futuro, tambien lo dicen todos los entrenadores que le han visto jugar, ya que tiene mas tecnica y calidad con la pelota que su hermano y tiene todas sus otras caracteristicas.

Deja un comentario

*