La primera victoria en Bundesliga del Bayern de Ribéry y Kroos

Pep Guardiola (Foto: TheSportReview)
11 del Bayern de Múnich y del Borussia Mönchengladbach

Hay muchos cambios en este nuevo Bayern, pero hay cosas que permanecen inalteradas. Que Franck Ribéry siga siendo un escándalo de futbolista es una de ellas. El primer partido de la Bundesliga 13-14, la victoria del equipo bávaro 3-1 frente al Borussia Mönchengladbach (goles de Mandzukic, Robben, Alaba y Dante en propia puerta), tuvo como absoluto protagonista de la noche al francés. Está de dulce. Desde el extremo izquierdo fue el hombre que aceleraba casi todas las jugadas que habían llegado con parsimonia hasta él: bajaba a recibir, conducía, atraía, se iba hacia el centro, pisaba la cal o cambiaba el juego a la parte derecha, donde Robben y Lahm encontraban espacios. Jantschke debió pasar una de las peores noches de su vida. Porque si una de las novedades de este equipo de Pep Guardiola es la paciencia con la que llega arriba, la precisión con la que combina hasta crear una ocasión, cuando el balón llega a Ribéry o Robben pasa lo de siempre. Ellos conducen y deciden la jugada, que casi siempre acaba en balón al área para que lo remate Mandzukic o alguien que llega desde segunda línea. O tiran ellos mismos a puerta. Sigue siendo el Bayern de los extremos, pero hay un nuevo jugador que ha tomado un gran protagonismo y ese es Toni Kroos.

El ex del Leverkusen, que se perdió por lesión el tramo final de la temporada pasada, es uno de los hombres más importantes de este Bayern. Desde el interior izquierdo es el jugador que permite a su equipo mantener la posesión durante largos tramos de tiempo. Que este Bayern sea menos vertiginoso que el de Heynckes se explica en gran parte gracias a él: él calma la posesión, no se precipita, espera a que su equipo se asiente y busca con paciencia la mejor opción para combinar. Y, cuando llega arriba, es élite mundial chutando desde fuera del área. Pudo marcar dos goles. Él y Schweinsteiger son los centrocampistas protagonistas en la salida de balón. Bastian, asentado definitivamente como mediocentro, ha adaptado su juego a las circunstancias: permanece fijo casi a la altura de los centrales cuando su equipo tiene el balón y apenas se descuelga. Ya no es un jugador tan móvil.

Müller no acaba de funcionar como interior

Si Kroos ha ganado mucho protagonismo con respecto al año pasado, el que parece haberlo perdido es Thomas Müller. Guardiola sabe que es buenísimo y por eso lo intenta adaptar a este 11, pero en el interior derecho, donde viene jugando últimamente, no termina de funcionar. Se le ve desorientado y, pese a que de vez en cuando aprovecha su mejor virtud, la de aparecer desde atrás por donde no se le espera, ha perdido bastante incidencia en el juego. Terminó jugando Lahm en su posición.

Aún le falta solidez a este equipo

Una de las características del Bayern de Heynckes era su solidez: era muy difícil crearle ocasiones. Al equipo de Pep, como es lógico por otra parte, aún le falta bastante para alcanzarle en ese sentido. Al Borussia no le costaba demasiado llegarle y las intermitentes jugadas de Arango, la movilidad de Kruse arriba y especialmente Patrick Herrman por banda derecha, crearon bastante peligro al equipo muniqués, sobre todo cuando perdía el balón en salida. Neuer, con dos formidables paradas, evitó que el Gladbach empatara, pero hubo partido hasta el doble (que pudo ser triple, si el árbitro lo hubiera visto) penalti de Álvaro Domínguez.

Foto de portada: TheSportReview.

Related posts

2 comments

Es increíble el cambio de posición de Bastan los ultimos años. Empezó como extremo y ahora es un mediocentro puro. Y lo mejor es que lo hace todo bien. Es un escándalo de futbolista (y pensar que con Thiago y Javi Martínez, yo ya me lo imaginaba "jubilado"…)

Me da que Müller no va a cuajar con Guardiola, sobre todo cuando se recupere Götze. Son muchos partidos los que va a acabar jugando, pero no se yo…

Deja un comentario

*