La puesta en escena del Dortmund de Tuchel en el primer sábado de Bundesliga

FIL DORTMUND ARSENAL 32

El arranque del Borussia Dortmund de Thomas Tuchel en la Bundesliga no pudo ser mejor. Ya había disputado un par de partidos oficiales en la Europa League, pero el primer reto de exigencia para el ex técnico del Mainz llegaba en la jornada inaugural de la liga alemana ante el Borussia Mönchengladbach, conjunto que esta temporada disputará la Champions League. No solo ganó de forma contundente (4-0), sino que el BVB desplegó un fútbol atractivo y fluido que sometió al adversario desde el primer momento.

En contra del Borussia Mönchengladbach estaban las bajas en el eje de la defensa, con las ausencias de Stranzl y Domínguez, además del mediocentro Nordtveit. Por este motivo, dos casi adolescentes como Andreas Christensen (1996) y Marvin Schulz (1995) formaron como pareja de centrales titular y Lars Stindl acompañó a Granit Xhaka en el doble pivote. Los dos defensores no solo disputaban su primer partido de liga en la élite como titulares, sino que jugaron juntos por segunda vez después del duelo copero del pasado lunes ante el St. Pauli. Pese a ello, el plan del conjunto de Favre fue mantener dos líneas de cuatro bien juntas para intentar mantener a raya a los locales y castigarlos con rápidas salidas al contragolpe gracias a la velocidad de Raffael y Drmic, un escenario que había causado bastantes problemas al Borussia Dortmund la pasada campaña. Aunque esta vez no funcionó.

BVB - Football tactics and formations

Once inicial del Borussia Dortmund en el debut.

El equipo de Tuchel castigó a un oponente algo mermado con una circulación de balón rápida y eficaz, con puntuales y dañinos toques de Kagawa y Aubameyang entre líneas, y precisión de cara a portería. El jovencísimo Julian Weigl, de 20 años, formó como mediocentro único y movió la pelota con muchísimo criterio, tanto en corto como en largo y casi siempre a pocos toques. Asumió un protagonismo considerable en su debut en la Bundesliga, pues fue el encargado de dar los primeros pases, y no se dejó intimidar por el escenario. Cerca de él, Ilkay Gündogan regulaba el juego, verticalizando más o menos la posesión según conveniencia. El Gladbach los dejó tocar y poco a poco el Dortmund empujó a los de Favre hacia su propio área. Con la circulación fluida llegaron las primeras ocasiones y después los goles: Reus fusiló a Sommer después de un toque entre líneas fabuloso de Kagawa y Aubameyang cabeceó como si de un nueve puro se tratara un centro de Schmelzer desde la izquierda. En los dos primeros tantos, Hummels ejecutó el penúltimo pase. Antes del descanso Mkhitaryan se encargó de sentenciar el choque después de que Weigl recuperara un balón y Gündogan encontrara la velocidad de Aubameyang, que al mismo tiempo le regaló el 3-0 al futbolista armenio. El propio armenio hizo el 4-0 poco después de la reanudación ante la mirada de una defensa muy pasiva del Gladbach, que concedió muchas facilidades a la espalda del doble pivote formado por Xhaka y Stindl. El rendimiento de los de Favre fue enormemente decepcionante: ni siquiera inquietaron al guardameta Bürki. Por este motivo hay que matizar los elogios a un Borussia Dortmund que se enfrentó a un adversario muy poco intenso sin balón, que bajó los brazos muy pronto, y cuya débil oposición matiza el arranque positivo de los de Tuchel, que deben dar continuidad a lo visto en el debut.

El Leverkusen supera su primera prueba previa a la Champions

El fútbol alemán está atento a las evoluciones del Bayer Leverkusen, que en las dos próximas semanas se jugará el pase a la fase de grupos de la Champions League frente a la Lazio. El debut en la Bundesliga se saldó con una ajustada victoria ante el Hoffenheim, rival siempre complicado y que arrancó con más fuerza que los chicos de Roger Schmidt. El Bayer Leverkusen levantó el gol inicial de Zuber gracias al oportunismo de Kießling y al buen hacer de los cambios, pues dos de los jugadores que entraron en el segundo tiempo (Admir Mehmedi y Julian Brandt) fabricaron la acción del 2-1 definitivo y terminaron de inclinar la balanza a favor de los de la aspirina, que fueron netamente superiores a su rival a partir del minuto 30. Karim Bellarabi también cuajó un buen partido en la banda derecha al sumar constantemente gracias a su desequilibrio, y el último fichaje del Bayer Leverkusen, Charles Aránguiz, se quedó en el banquillo sin debutar en el fútbol alemán. En cambio, sí debutó el central Jonathan Tah, que encaja muy bien con lo que Roger Schmidt le pide a sus defensores. El ex del Hamburgo se repuso al error que precedió el gol de Zuber, pues intenta anticipar en casi cada jugada, en una demostración de personalidad admirable.

Julian Brandt Leverkusen Alemania sub-19 Edu Ferrer Alcover

Julian Brandt anotó el gol de la victoria. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*