Una lesión con muchas consecuencias

Thiago Bayern Focus

Thiago como símbolo de la nueva era

Es probable que Thiago Alcántara fuera el jugador del Bayern que más ilusionaba al aficionado bávaro. Desde que Guardiola pronunció la recordadísima frase “Thiago oder nix” (Thiago o nada) cuando se le preguntó por quién quería fichar en su primer año como entrenador muniqués, al español se le identificó como el símbolo del guardiolismo y sus vídeos de Youtube alimentaron la expectación por ver al genio de 23 años liderar la nueva generación del FC Bayern. Un centrocampista de 22 años, internacional español (en pleno boom internacional de su fútbol asociativo), de la Masía, con sangre brasileña y talento visualmente indiscutible… La cosa prometía. Su camiseta con el 6 se convirtió pronto en una de las más vistas por la ciudad del Oktoberfest. No se le pudo ver con continuidad la temporada pasada, pero sus puntuales apariciones (aquella chilena en Stuttgart en el 90’…) dejaron claro una premisa: la 14/15 debía ser la temporada de Thiago.

Arsenal v Bayern MunichUEFA Champions League

Thiago ilusionó a su hinchada. Foto: Focus Images Ltd.

Guardiola, que más que nadie conoce dónde se esconden las virtudes de su pupilo, decidió cambiar radicalmente de sistema en su segundo año en la Säbenerstrasse y me jugaría una cena a que en ese cambio tuvo mucho que ver la voluntad de explotar al ex del Barça: el rol de puro director de juego, de interior de posesión que requería el anterior sistema y que ejercía el 6 del Bayern no acababa de ajustarse a sus cualidades. Por ello, diseñó un sistema en el que el ritmo subiera, el error fuera más tolerado y en el que el español pudiera aprovechar aquello que lo hace especial: su genialidad resolutiva. Thiago podría buscar el último pase, la jugada individual o la acción de gol sin que ello chocara con el discurso de su equipo: el Bayern estaba preparado para transitar. Lamentablemente, tendremos que esperar hasta ver ese Bayern en toda su extensión. Thiago recayó hoy, en la misma semana en la que por fin había vuelto a la dinámica del grupo, de su lesión de rodilla. En una disputa sufrió, por tercera vez consecutiva, una rotura parcial de ligamento en su rodilla derecha y tendrá que ser operado en Estados Unidos. Las previsiones más optimistas hablan de 3 – 4 meses de baja. 

Xabi Alonso, sin descanso

“Tienen que ayudar todos a Xabi. No lo puede hacer todo él, o si no en un mes estará muerto.” Palabras de Pep Guardiola. El tolosarra, a sus casi 33 años,  ha sido titular en todos los partidos del Bayern desde que aterrizó en la capital de Baviera. Su presencia e intensidad en el juego, tanto física como mental, hace vislumbrar que será difícil que el guipuzcoano aguante este ritmo: ya en el Real Madrid su descontrolado protagonismo pasó factura en los meses en los que se deciden los metales. Sin embargo, Pep no tiene mucho margen de maniobra para controlar sus apariciones: sin Kroos y con Schweinsteiger, Javi Martínez y Thiago de baja hasta entrado 2015, el centro del campo del Rekordmeister queda sujetado por el exmadridista. Hojbjerg, que según publican medios locales estaba cerca de irse 18 meses al Augsburgo, Rode y Gaudino serán los encargados de ayudar a paliar ese déficit, además de los presumiblemente titulares Lahm y Alaba.

Disputa entre Guardiola y Müller – Wohlfahrt

Los medios alemanes, algunos seducidos por este tipo de informaciones, llevan tiempo haciéndose eco de las disputas entre Pep Guardiola y el médico del club desde 1977: Hans – Wilhelm Müller – Wohlfahrt. Varios asuntos han provocado esa tensión: Guardiola se quejó de que Boateng no pudiera acabar nunca los partidos por problemas físicos (“un central debe jugar 90 minutos y yo tengo que sustituirlo siempre”), del tratamiento de la interminable lesión de Schweinsteiger, de que el médico no estuviera en las instalaciones del Bayern y fueran los jugadores los que se tuvieran que desplazar a su clínica, a 5’3 kilómetros de la Säbenerstrasse (Müller – Wohlfahrt lleva a muchísimos equipos y profesionales, no se dedica en exclusiva al gigante bávaro)… Aunque lo que mas cola ha traído ha sido el tratamiento de Thiago. Pep era partidario (siempre según los medios alemanes, ojo) de que el español fuera tratado por su propio médico con calma en Barcelona para llegar en plena forma al final de temporada. Allí recibió inyecciones de cortisona, un tratamiento que colisiona con el método del doctor del Bayern y que algunos achacaron a su recaída. Más allá de teorías médicas de las que obviamente no entendemos nada, lo cierto es que esta tercera lesión calienta la relación entre dos figuras con obvio peso en la realidad del club muniqués.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Una baja importante, porque el Bayern no tiene interiores puros con un perfil similar al de Thiago, capaces de construir, distribuir, filtrar el último pase y romper lineas desequilibrando, todo a la vez. Guardiola cuenta con varios pivotes: Alonso, Gaudino, Hojberg, Rode y Schweinsteiger, y dos enganches, Götze y Müller. Las bajas atrás de Badstuber y Javi imposibilitan a Alaba para jugar en el medio, como hace en su selección.
Acudirá el Bayern al mercado en enero?

Deja un comentario

*