Para frotarse los ojos

Robert Lewandowski pictured during Borussia Dortmund press conference at Westfalenstadion, Dortmund
Picture by Richard Calver/Focus Images Ltd +447792 981244
07/04/2014

Robert Lewandowski lo hizo tan bien que sin proponérselo evitó el recurrente “No es para tanto, yo esto ya se lo vi hacer una vez a…”.  No, nadie hasta hoy había logrado una hazaña semejante en la historia de las grandes ligas europeas: el punta polaco es el primer suplente que marca 5 goles en un partido de liga en una de las cuatro principales competiciones domésticas del continente (Premier League, Liga BBVA, Serie A y Bundesliga). Nadie, nunca, jamás había conseguido ser tan efectivo saliendo desde el banquillo. Para ponderar mejor su récord, en la liga alemana no se anotaban cuatro goles de este modo desde 1991 (Michael Tönnies para el Duisburgo). Que se dice pronto. Lewy logró el repoker contra un rival de campanillas, el Wolfsburgo, y en un contexto realmente complicado para el cuadro muniqués -el Bayern caía por 0-1 cuando la pelota echó a rodar en la segunda mitad-. El primero lo metió con la pierna derecha en el 51′ desde dentro del área pequeña; el segundo, un latigazo desde la frontal en el 52′; el tercero, aprovechando una cadena de rebotes en el 55′; el cuarto, a bocajarro en el 57′, y el último de la noche lo convirtió de manera acrobática cuando el reloj marcaba la hora de juego. E incluso a alguno le supo a poco porque pudieron llegar un par más: la zaga visitante, con su ex compañero Dante a la cabeza, impidió que la cuenta de Robert aumentase con el paso de los minutos.

Pep Guardiola: “Es algo que no he vivido jamás. Cinco goles en nueve minutos”.

Su entrenador disfrutó como un crío cada uno de los goles. A medida que las dianas se sucedieron la cara de Pep Guardiola pasó de reflejar concentración a rabia, de rabia a satisfacción, de satisfacción a fascinación y de fascinación a estupefacción. El Allianz Arena no daba crédito y los aficionados de todo el mundo que presenciaron el encuentro por televisión difícilmente volverán a ver algo igual. En directo, el shock era inevitable. “¿De verdad esto está pasando?” ¿De verdad solo ha necesitado 9 minutos y 9 toques de balón para lograr esta gesta?” De verdad. Que se lo digan al grupo de personas que gestionan las redes sociales del gigante alemán: ellos tampoco olvidarán la noche en la que tuvieron más trabajo que la defensa del actual subcampeón.

Los datos reflejados en este artículo han sido elaborados y compartidos por @2010MisterChip
General Views of the Allianz Arena, Munich. Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959 11/03/2014
El Allianz Arena disfrutó de una noche inolvidable.
Foto de Ian Wadkins/Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*