Lo nunca visto

Roger Schmidt (Laurent Lairys

El colegiado alemán Felix Zwayer se convirtió en el gran protagonista del choque que enfrentó a dos de las grandes potencias del fútbol alemán, Bayer Leverkusen y Borussia Dortmund, en el BayArena. El partido transcurría sin mayores complicaciones, más allá de alguna entrada a destiempo y los lógicos contactos entre futbolistas en las disputas de los balones divididos, cuando en el minuto 64 un tanto polémico de Pierre-Emerick Aubameyang sirvió de chispa para desatar el caos y a la postre también para que los visitantes se llevasen la victoria a Renania del Norte-Westfalia. El gol llegó precedido de una falta de Stefan Kießling que la zaga del Borussia decidió ejecutar varios metros por delante de donde fue señalada para poder salir a la contra rápido. Esta acción enfureció a Roger Schmidt hasta el extremo. El técnico de Kierspe protestó airadamente que Zwayer se saltara la aplicación del reglamento y el árbitro, acto seguido, decidió expulsarlo. Lo inusual llegó después: Schmidt se negó a abandonar el campo y el colegiado, en lugar de requerir al delegado que obrase en consecuencia, optó por suspender el partido e invitó a todos los futbolistas a marcharse a los vestuarios. Los dos equipos desaparecieron por el túnel y el juego estuvo interrumpido durante casi diez minutos, hasta que Rudi Völler (director deportivo del Bayer Leverkusen) conversó con Zwayer y éste instó a las dos plantillas a salir al césped para que el choque se reanudase.

Aubameyang Borussia Dortmund Gabon Focus
Pierre-Emerick Aubameyang. Foto: Focus Images Ltd.

Pierre-Emerick Aubameyang acumula 21 goles en la Bundesliga, uno menos que los anotados por Robert Lewandowski.

Más allá del incidente –que traerá cola–, el 0-1 derivó en un ida y vuelta constante que para sorpresa de los allí presentes finalizó sin modificaciones en el marcador: el Bayer Leverkusen se desmelenó, buscando con ansiedad el tanto de la igualada, y dispuso de dos oportunidades claras para anotar el empate. Sin embargo, Chicharito no estuvo certero como de costumbre y marró las dos ocasiones (en el 71′ y en el 92′). La más clara para el Borussia Dortmund la tuvo en sus botas Marco Reus, que pudo sentenciar en un mano a mano en el 88′. Pero el internacional alemán tampoco logró ver portería. El hecho de que Thomas Tuchel decidiera rotar tras derrotar al Porto (2-0) en Europa League -Shinji Kagawa, Marcel Schmelzer, Julian Weigl y el propio Marco Reus fueron suplentes– impidió presenciar una contienda de poder a poder. En cualquier caso, los amarillos (16 victorias, 3 empates y 3 derrotas) mantienen al Bayern a 8 puntos y no dan por perdida la liga alemana, aunque pueda parecer utópico a tenor de la superioridad bávara.

Foto de portada: Laurent Lairys, bajo licencia CC.

Related posts

Deja un comentario

*