Lo que intentó Pep en la primera parte ante el Núremberg

Pep

Nueve puntos en tres jornadas. El Bayern sigue avanzando, experimentando, evolucionando y  todo ello sin dejarse puntos por el camino. El Dortmund también lo ha ganado todo, así que no hay lugar para distracciones. No ha sido un equipo especialmente brillante el de Guardiola hasta ahora:  ha sufrido en todos sus partidos ante rivales de no demasiada entidad (Gladbach, Eintracht de Frankfurt y Nüremberg.) Hoy, en el derbi bávaro, el equipo muniqués ha ganado 2-0 (goles de Ribery y Robben), pero llegó al minuto 70 con un estresante 0-0. La victoria llegó al final, con la versión más clásica del Bayern:  la de Robbery, la de Lahm abierto, la de los centros laterales, la de las transiciones rápidas. Pero lo más novedoso y sorprendente fue lo que Pep intentó durante la primera parte, una revolución respecto a lo que habíamos visto hasta ahora, pese a que no acabó de funcionar y terminó rectificando.

 

¿Cómo conseguir que Götze juegue en su posición natural, la mediapunta, sin tener que alterar el sistema de tres hombres en el centro de campo?

Por fin debutó Mario Götze en competición oficial. Tras aquella lesión en el Bernabéu, el bávaro ha estado de baja y había muchas dudas sobre cómo iba a encajarlo Guardiola en el 4-3-3 que había estado probando hasta ahora. ¿Falso nueve? ¿Interior?  Su posición natural es la de mediapunta, una posición que no existe en este sistema. Con su vuelta a los terrenos de juego, el catalán nos sacó de dudas: cambió de sistema para que Götze pudiera jugar en su sitio.

 

11 del Bayern en fase ofensiva

 

Quizá esto fuera la explicación a todas las probaturas de Pep hasta ahora con Lahm: quería que se fuera adaptando a su rol cuando llegara el ex del Dortmund. El de Santpedor ha insistido mucho , tanto en pretemporada como en partidos oficiales,  en colocar a Philipp de interior diestro. El capitán del Bayern se adapta bien a esa posición: tiene mucho juego interior, circula bien el balón, no la pierde y atrae jugadores para que Robben esté más libre. En el novedoso sistema de hoy jugó de lateral cuando su equipo defendía, pero en fase ofensiva era un interior más. Schweinsteiger retrocedía casi a la altura de los centrales, desde donde era la base de la salida de balón de su equipo y Boateng se abría a la derecha: ocupaba la posición que abandonaba Lahm cuando su equipo tenía el balón.  De esta forma, Götze podía jugar en la mediapunta.

 

11 del Bayern en fase defensiva

 

Es difícil señalar con precisión cómo se colocaba el Bayern en defensa organizada, porque casi no hubo momentos en los que al Núremberg le diera tiempo a hacer un ataque posicional, pero hay una cosa clara: Philipp volvía a su posición de lateral cuando tenía que defender. La posición del bávaro, como decimos, variaba dependiendo de si su equipo tenía o no el balón.

Pese a lo atractivo de esta idea, lo cierto es que el Bayern no logró un juego fluido con ello. Monopolizaban la posesión, pero les faltaba profundidad, frescura, les costaba encontrar espacios en los últimos metros. El Núremberg defendía bastante cómodo. Por eso Pep cambió al descanso y Lahm volvío a su tradicional rol.

 

Related posts

Deja un comentario

*