Los nueve partidos del sábado 16 de mayo en la Bundesliga

Götze Bayern - Focus

15:30 FRIBURGO – BAYERN MÚNICH

Para el Friburgo, que la temporada pasada fue capaz de empatarle al Bayern en la Selva Negra, no es una buena noticia que el ya proclamado campeón llegue al partido rodeado por tantas críticas. La clásica relajación del que ya ha cumplido su objetivo podría convertirse en un deseo de demostrar que el trato recibido por el equipo tras la eliminación en la Champions ante el Barcelona ha sido injusto. El Friburgo lleva cinco partidos consecutivos sin ganar y sólo está fuera del descenso por la diferencia de goles. Götze podría ser la principal novedad en el once de Guardiola.

15:30 WOLFSBURGO – DORTMUND

Ensayo general de la final de DFB Pokal. Aunque con cosas trascendentes en juego. El Dortmund tiene a dos puntos la sexta plaza y se siente capacitado para acabar asegurándose una posición de Europa League antes del duelo decisivo de Berlín. Los de Klopp han sumado diez de los últimos doce puntos en disputa y están en su mejor momento de la temporada. El Volkswagen-Arena es un campo difícil, pero los de Hecking ya no tienen objetivos concretos. Es cierto que el Gladbach aún podría arrebatarles la segunda plaza, pero lo que realmente es importante, estar clasificado de manera directa para la próxima Champions, ya lo han asegurado. Marco Reus, que no ha participado en las dos últimas jornadas por lesión, podría volver al equipo.

15:30 WERDER BREMEN – BORUSSIA MÖNCHENGLADBACH

El Gladbach tiene casi logrado su objetivo de acabar en el top-3, pero debe confirmarlo aún de manera matemática. A falta de dos jornadas para el final aventaja en cinco puntos al Leverkusen, al que ganó la semana pasada por 3-0. Los de Favre saben que venciendo en Bremen podrán celebrar ya su clasificación para la fase de grupos de la Champions League. No será fácil: el Werder está a dos puntos del sexto clasificado y tiene unos números impresionantes como local desde la llegada de Skripnik al banquillo (ocho victorias, dos empates y dos derrotas ante Bayern y Wolfsburgo). Aunque el equipo enrachado es el Gladbach: doce partidos consecutivos sin perder y 22 de los últimos 24 puntos en disputa. Álvaro Domínguez regresa a la convocatoria en el conjunto de Favre, pero es probable que no sea titular ya que el técnico suizo estudia repetir el mismo once que venció al Leverkusen.

15:30 BAYER LEVERKUSEN – HOFFENHEIM

El Leverkusen saldrá a intentar apurar sus opciones de acabar tercero y el Hoffenheim las de terminar en posiciones de Europa League. Ninguna de las dos cosas parece que vaya a ocurrir, pero evidentemente ambos equipos van a perseguir esos objetivos hasta el final. La acumulación de amarillas deja a los dos contendientes sin uno de sus hombres más importantes: Sven Bender en el Leverkusen y Roberto Firmino en el Hoffenheim. El partido representa un duelo entre dos discípulos de Ralf Rangnick: Roger Schmidt y Markus Gisdol.

15:30 AUSBURGO – HANNOVER

El Hannover sigue sin ganar desde el cambio de entrenador -en total, acumula dieciséis partidos sin hacerlo; o sea, desde que se enfrentó en la primera vuelta a su rival de hoy, el Ausburgo-. Los de la Baja Sajonia ocupan la plaza de promoción, aunque si la dinámica no se rompe es casi seguro que van a descender. No es Ausburgo ahora una plaza sencilla para ir a buscar salvarse. Los bávaros, que ganaron la semana pasada en Múnich al Bayern, están quintos y acarician la primera clasificación europea de su historia. En casa sólo han perdido tres partidos en toda la temporada. Schmiedebach, con problemas musculares, agrava aún más las preocupaciones del técnico visitante Michael Frontzeck.

15:30 SCHALKE 04 – PADERBORN

Como siga tonteando, el Schalke va a perder incluso la plaza de Europa League. El conjunto de Roberto Di Matteo ha ganado sólo uno de sus últimos ocho partidos de Bundesliga. El Dortmund, que parecía lejísimos, ya está sólo a dos puntos. Un Paderborn en zona de descenso -pero empatado a puntos con los dos equipos que tiene por encima- exigirá una versión competitiva de los locales. Aunque el equipo recién ascendido parecía estar en caída libre, ha sumado siete de los últimos quince puntos en disputa, lo que le permite llegar vivo a las jornadas finales. Qué reacción tendrá el público local después de que el club suspendiera a Kevin-Prince Boateng, Sidney Sam y Höger es una de las incógnitas del partido. El ambiente está caldeado en Gelsenkirchen y habrá que ver si la afición juega un papel favorable a su equipo o le mete aún más presión.

15:30 MAINZ – COLONIA

Dos equipos que vivieron momentos de ciertos apuros durante la segunda vuelta llegan a la penúltima jornada matemáticamente salvados. El Colonia mantiene alguna ligera opción de meterse en Europa League, pero necesitaría una carambola casi imposible. A efectos prácticos, es un partido en el que no hay nada en juego. El Colonia llega mejor (cinco partidos sin perder) y el Mainz se ha dejado ir tras conseguir la salvación (de hecho, ha perdido sus dos últimos encuentros ante equipos en situación crítica: el Stuttgart y el Hamburgo). No hay novedades significativas en el capítulo de bajas en ninguno de los dos conjuntos con respecto a lo que viene siendo habitual durante toda la segunda vuelta.

15:30 HERTHA – EINTRACHT FRANKFURT

El Hertha parecía salvado, pero lleva cinco partidos seguidos sin ganar -los tres últimos, perdidos- y sólo tiene ahora el descenso a tres puntos. Así que, insospechadamente, este choque se ha convertido en una final. Russ, sancionado por acumulación de amarillas, es la ausencia más notable en un Eintracht que estuvo coqueteando toda la temporada con la zona Europa League pero que finalmente se vino abajo. La semana pasada rompió en la victoria ante el Hoffenheim una mala dinámica de seis partidos sin ganar. La mayor necesidad de los locales los convierte en favoritos.

15:30 STUTTGART – HAMBURGO

El mejor partido de la jornada. No por nivel, porque ambos están muy lejos de lo que ha sido su historia, pero sí por dramatismo y por lo que está en juego para estas dos entidades de tremenda dimensión social. El Stuttgart, último clasificado, quiere seguir haciendo valer el factor campo para culminar una remontada que parecía imposible hace algunas semanas. En sus cinco partidos más recientes como local, ha sumado tres triunfos y dos empates. El Hamburgo está fuera de la zona roja e incluso de la naranja, pero sólo aventaja en dos puntos a su adversario. Su dinámica es bastante positiva: siete puntos sobre nueve en los tres últimos partidos, con un empate in-extremis de tremendo valor la semana pasada ante el Friburgo. Huub Stevens parece que alineará el mismo once que le ganó la semana pasada al Mainz, pese a que Rüdiger y Didavi han entrenado a parte. Bruno Labbadia recupera a Ilicevic y medita cómo insertarlo en un ataque en el que Lasogga es fijo y Olic le da mucha experiencia.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Deja un comentario

*