Un mismo objetivo

Bellarabi Bayer Leverkusen - Focus

Tanto Schalke 04 como Bayer Leverkusen han caído en los octavos de final de la Champions ante rivales españoles tras quedarse a un único gol de cuartos. Sin embargo, la aventura europea terminó para ambos en marzo y el objetivo para los últimos dos meses de temporada es garantizar su presencia en la máxima competición continental el próximo año. El duelo de este sábado era muy importante en este sentido. El Schalke, situado a tres puntos de los de Roger Schmidt, disponía de una oportunidad magnífica para empatar a puntos con el Bayer en la lucha por la cuarta plaza y acercarse a un Borussia Mönchengladbach (3º) que mañana visita Múnich.

Otros factores influyeron en el partido del día en Alemania. El principal, la prórroga del pasado martes en el Calderón. Roger Schmidt introdujo varios cambios en la alineación y dio entrada a Papadopoulos, Rolfes, Brandt y Kießling, que reemplazaron a Toprak, Bender, Çalhanoglu y Drmic. En el Schalke, el gran atractivo era la presencia del emergente Leroy Sané, uno de los nombres del mes en el fútbol alemán tras su irrupción en el Bernabéu y la actuación del pasado fin de semana ante el Hertha, pues elevó aún más el hype en torno a su figura al anotar por segundo encuentro consecutivo un tanto de bella factura.

Sin embargo, Di Matteo sustituyó a Sané antes del descanso tras ver cómo Spahic se anticipaba una y otra vez al segundo punta minero. El Bayer Leverkusen jugó una notable primera mitad en la que generó más ocasiones que los locales, primero porque cortó de cuajo las aproximaciones rivales con constantes anticipaciones y, sobre todo, por la actividad de Bellarabi y Julian Brandt en tres cuartos. Brandt poco a poco va mejorando sus prestaciones después de pasar varios meses alejado del nivel que mostró en sus primeros partidos con el Leverkusen. Por su parte, el internacional alemán fue el atacante más peligroso y aprovechó la suplencia de Çalhanoglu para actuar por el carril central y moverse por todo el frente ofensivo. Precisamente Bellarabi fue el autor del gol, lógica consecuencia de su insistencia a lo largo de la primera mitad.

Julian Brandt Leverkusen Alemania sub-19 Edu Ferrer Alcover
El rendimiento de Julian Brandt ha empeorado desde el pasado Europeo sub-19. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

El rumbo del encuentro cambió en la segunda mitad, pues el marcador obligaba al Schalke a reaccionar y empujar. Los de Di Matteo apretaron y Kevin Prince Boateng inquietó cayendo a la banda derecha, buscando las cosquillas a Wendell, pero el Bayer Leverkusen se mostró, en líneas generales, firme y seguro cerca de la portería de Leno. La influencia de Meyer creció en el segundo tiempo, pero no lo suficiente para resquebrajar el sistema defensivo visitante. Farfán, que reapareció tras varios meses lesionado, renovó la frescura ofensiva del Schalke, pero su impacto apenas duró unos minutos. Por el contrario, el Bayer Leverkusen dispuso de varias oportunidades para sentenciar al contraataque, aunque entre las paradas de Wellenreuther y el poco acierto de cara a portería la emoción se mantuvo hasta el final. Pero, a fin de cuentas, la Champions ahora está, al menos, a cinco puntos de Gelsenkirchen.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*