Nunca un empate supo tanto a goleada

Leon Goretzka es el gran líder de este Schalke 04. Foto: Focus Images Ltd

Hacía muchos años que un Revierderby no llegaba con un cartel tan estimulante. Alemania entera permanecía pendiente ayer por la tarde de lo que ocurriera en el Westfalenstadion. Por dos motivos. En primer lugar, porque era un encuentro que debía servir para calibrar al prometedor Schalke 04 del joven Domenico Tedesco. Por primera vez en muchos años comparecía a este partido un conjunto minero fuerte, mayor, que transmitía confianza y que tenía muchas ganas de gritarle al país que lo suyo iba en serio ante un Borussia Dortmund al que no gana desde hace más de 3 años. En segundo lugar, porque todo el mundo, incluso él mismo, interpretaba este choque en la previa como una final para Peter Bosz. El BVB, ya eliminado de la Copa de Europa, no gana un partido de Bundesliga desde el mes de septiembre, y la paciencia se le empieza a agotar hasta a un club que no despide a su entrenador en mitad de la temporada desde el año 2006. Acabó en empate, pero fue un empate que en Gelsenkirchen se celebró más que ninguna victoria de los últimos años y que obligó al BVB a cortar todas sus comparecencias posteriores porque, en palabras de su director deportivo Michael Zorc, “estamos sin habla ante lo que acaba de ocurrir”. Así de particular fue ese empate.

Borussia Dortmund 4 (Aubameyang 11, Stambouli p.p. 17,’ Götze 19′, Guerreiro 24′)
Schalke 04 4 (Burgstaller 60′, Harit 64′, Caligiuri 84′, Naldo 90′)

Borussia Dortmund vs Schalke 04 - Bundesliga - 11th April 2012 - Football tactics and formations
Formaciones iniciales. Foto:sharemytactics

De inicio, Peter Bosz intervino para enfrentar la ya famosa presión del Schalke 04 de Tedesco y varió su inamovible 4-3-3 por primera vez en toda la temporada. El técnico holandés alineó una línea de tres centrales probablemente con la intención de facilitar la tarea de no cometer pérdidas ante el agresivo encime del conjunto minero y, a la vez, de frenar con un efectivo más sus devastadoras transiciones. Lo cierto es que en un principio el BVB solventó bien la feroz presión del Schalke 04, y fue capaz de penetrar en su bloque gracias, sobre todo, a la agudeza de Raphael Guerreiro en banda izquierda. El fenomenal carrilero luso, que estrenaba titularidad en Bundesliga esta temporada, mostró un delicado tacto para conducir, asociarse y moverse sin la pelota que fue el foco por el cual su equipo pudo profundizar. Así se generó la ventaja que dio lugar al tanto inicial. La aprovechó ese torbellino descontrolado que es Aubameyang si se le ceden metros para convertirla en una ocasión manifiesta que él mismo, tras un rechace, acabó empujando para dentro. Se reivindica poco lo buenísimo que es el delantero gabonés y aprovecho este espacio para volverlo a hacer.

Aubameyang tuvo una importantísima participación en los goles del Borussia Dortmund. Foto: Focus Images Ltd
Aubameyang tuvo una importantísima participación en los goles del Borussia Dortmund. Foto: Focus Images Ltd

En un lapso de 15 minutos de difícil análisis, el Borussia Dortmund anotó otros tres tantos. Fue una rara mezcla entre un conjunto amarillo en trance que metía todo lo que tocaba y un Schalke 04 desnortado que no conseguía ponerse de pie. Aquello era una sangría, una traumática demostración de poder del vecino rico al ilusionado vecino pobre de la que hasta el propio árbitro pareció apiadarse, cuando perdonó una evidentísima segunda amarilla al joven Thilo Kehrer con 4-0 en el marcador, probablemente sin sospechar que acabaría teniendo una influencia decisiva en el resultado. Tan escandalosa estaba siendo la cosa que Tedesco hizo algo que no recuerdo haber visto jamás: realizar los 3 cambios antes del comienzo del segundo periodo. Primero introdujo a Goretzka, que llegaba todavía tocado al encuentro, y al joven Harit, tras el descanso entraría Nastasic. A grandes males, grandes remedios, debió pensar.

Borussia Dortmund vs Schalke 04 - Bundesliga - 11th April 2012 - Football tactics and formations
Así recompuso Tedesco al equipo. Foto:sharemytactics

No se sabe bien qué les dijo Tedesco al descanso, pero la actitud con la que salió el Schalke 04 al segundo periodo fue muy sorprendente. Al contrario de lo que se podía pensar, no vimos un conjunto minero encendido, cabreado, que responsabilizara del resultado al clásico “es que no hemos corrido lo suficiente” y tratara de arreglarlo corriendo más, sino todo lo contrario. El Schalke que compareció al segundo acto fue un equipo pausado, parsimonioso, que se tomó con mucha paciencia la construcción de las jugadas. Fue paradigmático que Fährmann se permitiera la licencia de intentar regatear a Aubameyang con 4-0 en el marcador para tratar de generar una superioridad en salida, una acción que estuvo a punto de costarle otro tanto en contra. Dirigidos por ese exmediapunta al que Tedesco ha convertido en un mini Toni Kroos que es Max Meyer, pase a pase el conjunto minero fue empujando al BVB contra su portería. En medio de todo aquello, un hombre tuvo un impacto bestial y ese no fue otro que Amine Harit. En el jovencísimo atacante marroquí el conjunto azul encontró una voraz vía de desequilibrio, alguien sin ningún temor que intentaba regatear cada vez que recibía, y lo conseguía la mayoría de las veces. El Schalke 04 orbitó a su alrededor para buscar la remontada.

Poco a poco el combinado de Tedesco se lo fue creyendo, empezó a generar acercamientos y los goles fueron goteando. El Borussia Dortmund tampoco había saltado excesivamente mal a la reanudación, pero tras el segundo tanto entró definitivamente en pánico. No es un equipo que en este momento tenga una fortaleza mental para lidiar con una situación así. La impresión fue que el primero que empezó a creer en la remontada fue el propio Bosz, cuando inmediatamente después de que Harit hiciera el 4-2 retiró a Yarmolenko para dar entrada a Marc Bartra. Escasos minutos después de ese cambio, Aubameyang trató de parar a un Harit imparable con una patada por detrás, una acción que le costó la segunda amarilla y que le susurró definitivamente al BVB que no iba a ser una victoria fácil.

Amine Harit hizo un escándalo de encuentro. Foto: Focus Images Ltd
Amine Harit hizo un escándalo de encuentro. Foto: Tomàs Martínez.

A falta de 10 minutos para el final, Bosz volvió a mandar un mensaje inequívoco y retiró a Guerreiro para dar entrada a Zagadou. Si el Borussia Dortmund pretendía espaciar los ataques rivales, lo tenía difícil, pues terminó el partido con nueve jugadores de campo y cuatro de ellos eran centrales. Pero ni siquiera en esas condiciones el Schalke 04 se precipitó. Ni a falta de 15 minutos, ni con el tiempo cumplido apostó por colgar balones como estamos hartos de ver en estos casos. Prueba de ello es la jugada que da origen al 4-3, una larguísima combinación que empieza en el área propia y que recorre todos los rincones del campo hasta que Caligiuri define ante Weidenfeller.

Y en el 94′ llegó el tanto que cerró el resultado de un partido inolvidable. Fue obra de Naldo en un córner, al que el BVB ni con cuatro zagueros pudo defender. No se equivoquen, no fue ningún milagro. La remontada minera fue construida, indiscutiblemente, con fútbol. Desde la primera hasta la última piedra.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

11 comments

Definitivamente acabo de apuntar este partido a la lista de los que tengo que ver entre semana. Pocas remontadas de 4 goles recuerdo yo.

Guillermo, ¿Qué tal está Konoplyanka? Le tenía mucha fe cuando llega el Sevilla pero su individualismo y su carácter frío le hicieron fracasar.

Se le ve implicado en el proyecto y eso es bastante. Quizá no está al nivel que se le presuponía cuando salió del Dnipro, pero está jugando bastante bien.

Y en la misma semana en la que un club ‘hermano’ como el Liverpool haya hecho casi lo mismo. Ha sido realmente inesperado, sobre todo si como dices la remontada se gestó con paciencia y no con desesperación. Me llama mucho la atención el cambio radical de Meyer en este equipo, ¿cómo ha podido surgir eso y como está rindiendo Max Meyer de pivote Guillermo?

Está funcionando bien. Me gusta la clarividencia que aporta al nacimiento de las jugadas. Tedesco comentó que Meyer no estaba jugando al principio de la temporada pero que entrenaba tan bien que se tuvo que comer la cabeza para intentar hacerle un hueco. Al final es un perfil de futbolista, el de mediocentro creativo con la pelota, que el Schalke 04 no tenía su plantilla y se lo ha inventado. Ojo que se hable solo de Goretzka pero él también acaba contrato esta temporada y todo apunta a que no va a renovar.

Guillermo Valverde,

Ya que aprovechas para reivindicar lo bueno que es Aubameyang, lo pondrias en la terna de opciones para el Real Madrid si ficha un 9 el verano que viene? Lo ficharias antes que a Icardi? Entre Harry Kane, Icardi, Cavani y Aubameyang en que orden los pondrias para ser el 9 que fiche el Madrid?

Muy sorprendido por ver la conversion de Meyer. Era casi un segundo punta, y ahora de pivote iniciando la jugada. Recuerda al caso Kroos si, aunque Kroos siempre tuvo mas pinta (incluso a nivel de aspecto fisico) de centrocampista que Meyer. Muy fichables el y Goretzka, espero que vayan a clubes donde sean titulares pero jueguen champions todos los años.

No me gusta analizar todo lo que ocurre en el mundo en clave Madrid-Barça, pero sí diría que me ha sorprendido mucho que ningún club gigante de Europa lo fiche este verano. El Borussia Dortmund le había prometido que este año le dejaba salir, incluso contaba con ese ingreso para cuadrar sus cuentas (luego la venta de Dembele lo compensó) y al final estuvo a punto de irse a China porque nadie fue con fuerza a por él. Yo diría que ahora mismo no hay ningún nueve en el planeta que me parezca claramente mejor que él.

Épico partido que se recordará durante un tiempo. Y justo premio a un Schalke que sigue sorprendiendo en este inicio de temporada y en el que Tedesco ya comienza a ser un nuevo nombre de esos que va a sonar muy y mucho junto con Nagelsman para la terna de entrenadores de grandes clubs (especialmente el Bayern). Curiosamente, ambos estudiosos han salido de la academia del Hoffenheim.
Y sobre el partido, comentar para empezar, que el 4-0 que le había endosado el Dortmund era totalmente engañoso. El primer gol tuvo lugar en la primera llegada (y no sé si debió ser anulado porque el balón entra por el remate involuntario de Aubemeyang con la mano). El segundo (también dudosamente legal) fue fruto de la mala suerte con el mal despeje de Stambouli. El tercero contraataque muy del Dortmund con el gabonés explotando su velocidad y poniendo un centro fantástico. Y el de Guerreiro viene casi en el cuarto acercamiento de los locales a portería contraria, y a pesar de que el remate de portugués es muy bueno, el balón viene de otro rechace. El Schalke no lo había hecho tan mal como para irse 4-0 al descanso, además de que pudo adelantarse a los 30 segundos de partido. Comentar también lo sorprendente de la posición de Pulisic, utilizado como si fuese una especie de carrilero derecho.
Y precisamente, supongo que parte de la argumentación dada sobre el infortunio, pudo ser uno de los puntos claves que Tedesco pudo dar a sus hombres en la charla técnica del descanso. Fue muy valiente también el italo-alemán con los cambios, introduciendo en el primer tiempo a un estelar Harit y al tocado Goretzka por un superado McKennie y un inédito Di Santo. Y en la segunda, como bien dice Guillemo, me sorprendió y la tranquilidad del Schalke, que como bien se dice, no buscó marcar el cuarto antes que el primero, y poco a poco, y con FÚTBOL, logró la épica. Y pudo ser mayor aún, porque recuerdo una clara ocasión de Burgstaller creo que se marchó por muy poco.
Y como apuntes, destacar la autoexpulsión de Aubameyang que para mí es una nueva muestra de indisciplina del genial jugador gabonés. Y Gonzalo Castro salió y perfectamente pudo durar bien poco en el campo.

Es un partido que en mi caso ha cambiado un poco la valoración personal que tenía de Tedesco. Lo tenía un poco encasillado como un técnico algo unidimensional, muy centrado en las transiciones, y la forma en la que gestionó el Schalke 04 el segundo periodo me hizo ver que ahí hay un entrenador más versátil de lo que pensaba. Muchas ganas de seguir viendo la evolución de este equipo.

Watzke le ha ratificado en la junta de accionistas de ayer. Pero ha comunicado claramente que espera un cambio muy inmediato, que no les queda mucha paciencia. Influye, creo, el hecho de que no se vislumbran alternativas muy apetecibles en el mercado.

Si no ganan el fin de semana , y no pasan a la EL, imposible queo aguanten más. El problema está como dices en buscar alguien idóneo en el mercado, esos esta salvando a Bosz.

Deja un comentario

*