El posible récord de Hjulmand y el debut de Di Matteo

Di Matteo Focus

Un entrenador al que se consideraba desconocido pudiendo superar el récord de un club que tuvo a Tuchel y a Klopp como técnicos… Un campeón de la Champions League debutando en la Bundesliga… Un partido que hace una década se vendería como el mejor duelo posible del fútbol alemán y que ahora enfrenta al líder contra el colista. Es la jornada de este sábado en la Bundesliga.

Bayern Múnich – Werder Bremen (Allianz-Arena, 15:30)

Hace diez años estaríamos hablando de un duelo directo por el título, pero hoy el Bayern es el casi único candidato a ganar la Bundesliga y el Werder Bremen seguramente firmaría la permanencia ahora mismo. El equipo de Robin Dutt, que continúa en el cargo pese a no haber sumado ningún triunfo aún en lo que va de campeonato (cuatro empates y tres derrotas) es el último clasificado en la tabla. Pocos partidos pueden tener, pues, un favoritismo más claro en todo el fin de semana en Europa. Franck Ribéry está ya recuperado de sus problemas físicos y podría volver al equipo, aunque la prensa alemana no lo sitúa en las alineaciones probables -difíciles de predecir teniendo en cuenta además el desgaste de los jugadores que han tenido partidos internacionales-. Causarán baja segura Reina, Badstuber, Javi Martínez, Schweinsteiger y un Thiago Alcantara que recayó esta semana de su lesión en la rodilla y deberá estar fuera de los terrenos de juego entre tres y cuatro meses. Habiendo alcanzado ya una diferencia de cuatro puntos con sus perseguidores más inmediatos, Pep Guardiola podría reservar a varios titulares de cara al choque frente a la Roma del próximo martes en la Champions League. Por su parte, el Werder Bremen tiene fuera de combate a Strebinger, Zander, Bargfrede, Gebre Selassie y von Haacke. Dutt se plantea jugar con Elia, Selke y Franco Di Santo juntos con el objetivo de perforar una portería bávara que lleva siete partidos imbatida: el Schalke fue, el 30 de agosto, el último equipo que le marcó al campeón de Alemania.

Colonia – Borussia Dortmund (Rhein-Energie-Stadion, 15:30)

Derbi de Renania del Norte-Westfalia. El Dortmund llega muy necesitado (un punto de los últimos doce posibles en la Bundesliga y ya a una distancia de diez con respecto al Bayern) y además tiene en la agenda un viaje a Estambul el miércoles para enfrentarse al Galatasaray en la Champions. La racha del Colonia es parecida: cinco partidos sin ganar y los tres últimos perdidos. El ex internacional alemán Patrick Helmes es la única ausencia importante del cuadro de Peter Stöger, que tras dejar la portería a cero en sus cuatro primeros encuentros ahora lleva encajados seis goles en tres. En teoría, Ilkay Gundogan ya está disponible para Jürgen Klopp, aunque la cantidad de recaídas en el último año tras numerosos anuncios de reaparición obligan a ser cautos con respecto a sus posibilidades de jugar. Las ausencias seguras en el Dortmund son las de Schmelzer, Blaszczykowski, Kirch y Nuri Sahin.

Stuttgart – Bayer Leverkusen (Mercedes-Benz-Arena, 15:30)

Tras un inicio impresionante, el Leverkusen de Roger Schmidt ha disminuido el ritmo y sólo ha ganado uno de sus últimos cinco partidos de la Bundesliga. Los empates en casa ante el Werder Bremen y el Paderborn fueron muy decepcionantes, así como la derrota en Wolfsburgo por 4-1. En realidad, el Bayer 04 sólo ha ganado como visitante en la jornada inaugural en Dortmund, ya que en su otro desplazamiento empató en Friburgo. El ex entrenador del Salzburgo tiene disponibles a prácticamente todos los futbolistas de la plantilla con la única excepción de Simon Rolfes, que está haciendo entrenamiento de recuperación. En el Stuttgart, la derrota en Berlín ante el Hertha justo antes del parón (3-2) frenó la dinámica positiva que parecía coger el conjunto de Armin Veh, que venía de empatar en Dortmund y de ganarle al Hannover en el primer triunfo de la temporada. El conjunto de la capital de Baden-Württemberg ocupa ahora mismo la plaza de promoción y sigue sin poder contar con Didavi, Yalcin ni Abdellaoue.

Hannover 96 – Borussia Mönchengladbach (HDI Arena, 15:30)

El Hannover de Tayfun Korkut ha ganado sus tres partidos como local -y, de hecho, ha sumado en su estadio nueve de los diez puntos que tiene-. Las dos derrotas en partidos consecutivos fuera de casa en Stuttgart y Múnich han hecho caer en la tabla al cuadro de la Baja Sajonia, que se había instalado en posiciones de Champions League y ahora está octavo. El entrenador germano-turco tendrá las bajas de Miller, Hoffmann, Andreasen y Stindl, y confiará en el acierto de un Joselu que ha marcado el único tanto de su equipo en las últimas cuatro jornadas. Pero mantener el porcentaje de éxito en su feudo no le será fácil: el Borussia Mönchengladbach aún no ha perdido en lo que va de Bundesliga (tres victorias y cuatro empates). Los de Lucien Favre se están consolidando como una de las alternativas más serias para acabar entre los cuatro primeros. Filip Daems y un Christoph Kramer que ya se perdió por una gripe el Alemania-Irlanda son las ausencias de los visitantes.

Mainz – Ausburgo (Coface-Arena, 15:30)

Algo cuestionado tras las eliminaciones consecutivas en Europa League y DFB Pokal a las pocas semanas de iniciarse el curso en el que tenía la difícil misión de sustituir a Thomas Tuchel, el danés Kasper Hjulmand ha dado la vuelta por completo a su situación en el banquillo del Mainz y podría entrar en el libro de récords de la historia del club si suma ante el Ausburgo la octava jornada consecutiva sin perder en un mismo curso de la Bundesliga, algo jamás alcanzado por la entidad de Renania-Palatinado (ni en los tiempos de Klopp). El entrenador nórdico, campeón de liga en su país con el Nordsjaelland en la temporada 2011-12, ha declarado que el récord no debe ser algo que esté en la mente de los jugadores, ya que lo realmente importante es romper la racha de empates (tres consecutivos y cinco en siete jornadas) y sumar los tres puntos frente a un Ausburgo que fuera de casa presenta unos números muy discretos: en cinco encuentros como visitante sumando Liga y Copa ha marcado un único gol (que le valió para ganar en Frankfurt) y ha perdido cuatro partidos (uno de ellos ante el modesto Magdeburgo, que milita en la Regionalliga). Schlick y Park Joo-Ho no estarán a disposición de Hjulmand, mientras que el técnico visitante Markus Weinzierl tiene las importantes ausencias de Reinhardt, Moravek y Mölders.

Nordsjaelland FocusAunque ha quedado en el olvido, Kasper Hjulmand dirigió al Nordsjaelland en la Champions League 2012-13 (Foto: Focus Images Ltd).

Friburgo – Wolfsburgo (Schwarzwald-Stadion, 15:30)

Parece increíble, pero el Friburgo de Christian Streich no ha ganado aún esta temporada en la Bundesliga. Tampoco ha perdido mucho, pero cinco puntos en siete jornadas configuran un promedio de descenso que los de la Selva Negra deben mejorar. Que compiten es indiscutible: empataron 0-0 ante el Leverkusen en su último partido en casa, igualaron 3-3 en el campo de un Hoffenheim que ahora es segundo… Pero hace falta una victoria. No será sencillo ante un Wolfsburgo que viene de ganar dos partidos de liga consecutivos y que se ha ubicado a sólo un punto de la zona Champions, aunque es cierto que a los visitantes se les presenta una semana difícil con un viaje a Krasnodar en el horizonte absolutamente decisivo para seguir con opciones de progresar en su grupo de la Europa League. Batz y Stanko no podrán participar en el choque de este sábado por parte del Friburgo, mientras que Felipe y Ochs son las ausencias que deberá tener en cuenta Dieter Hecking a la hora de configurar el once del Wolfsburgo.

Schalke 04 – Hertha Berlin (Veltins-Arena, 18:30)

Roberto Di Matteo debuta en la Bundesliga ante el cuadro capitalino en el partido del turno vespertino del sábado. El entrenador italiano no tendrá mucho tiempo de adaptarse a Gelsenkirchen antes de que le exijan resultados: la semana es intensa, con un partido decisivo frente el Sporting de Portugal en la Champions el martes y otro muy comprometido en Leverkusen el sábado que viene. Parecía que Dennis Aogo y Sidney Sam podrían llegar al choque ante el Hertha tras haber estado lesionados en las últimas semanas, pero en la previa los medios alemanes consideran muy improbable su presencia en la convocatoria. Sus ausencias se sumarían a las de Giefer, Felipe Santana, Kirchhoff, Kolasinac, Matip, Goretzka y Farfán. Se espera que el ex técnico del Chelsea forme con un cuarteto ofensivo compuesto por Choupo-Moting, Max Meyer, Julian Draxler y Klaas-Jan Huntelaar. El Hertha, al igual que el Schalke, tiene ocho puntos después de siete jornadas. Fuera de casa sólo ha sumado uno: un empate en Friburgo en el tiempo de descuento con gol de falta directa de Ronny. Como ya ocurrió en la victoria 3-2 ante el Stuttgart en la última jornada antes del parón, Jos Luhukay podría dejar al brasileño de nuevo en el banquillo -pese a que, con tres tantos, es uno de los máximos anotadores de la plantilla esta temporada-. Julian Schieber es la ausencia principal en la convocatoria del entrenador holandés, que tampoco tiene a su disposición a Gersbeck, Langkamp, van den Bergh, Baumjohann, Cigerci ni Hegeler.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*