Robben convenció a Pep

Bayern Munich v ArsenalUEFA Champions League Robben

Con la llegada de Pep Guardiola, el futuro de Mario Gómez y Arjen Robben en el Bayern parecía teñirse de un color muy oscuro. Un delantero de área, fijo y muy fuerte pero que garantiza goles, y un extremo zurdo que juega pegado a la banda derecha y que lleva años ejecutando una misma jugada. Analizando la plantilla del gigante muniqués, Robben y Gómez parecían dos de los futbolistas menos coherentes con la idea futbolística del técnico de Santpedor. ¿Se marcharía Mario Gómez? ¿Qué tendría pensado Pep para Robben? De los tres delanteros que ganaron la Champions 12-13, el club mantuvo a Pizarro y se marchó Mario Gómez. Por su parte, Robben se quedó. Pep lo quería y sabía cómo quería usarlo.

TODOS LOS CONTENIDOS DEL ESPECIAL BAYERN

Porque Robben puede no ser un virtuoso de la asociación, como Götze o Thiago, ni un portento apareciendo donde nadie lo espera, como Müller. Es un jugador relativamente sencillo, de características muy definidas. Hace menos cosas que Ribéry. Pero es muy útil. Y Guardiola sabe que en la variedad reside gran parte de la riqueza de este Bayern. El extremo neerlandés es un recurso más. De un registro distinto al prototipo de futbolista que se asocia a la figura de Pep Guardiola. Pero de una calidad inmensa como para desaprovecharlo. Regate, velocidad y disparo muy por encima de la media. Desequilibra partidos sin la ayuda de nadie. Y eso, por ejemplo, puede ser muy productivo cuando el equipo está atascado. Cuando no hay ideas, Robben siempre lo intenta.

Bayern Munich v ArsenalUEFA Champions League Robben

Arjen Robben en un partido de Champions en el Allianz Arena. Foto: Focus Images Ltd

Robben, cuyo futuro era incierto el pasado verano, es el undécimo futbolista que más minutos ha disputado en liga. Tras el choque contra el Hertha, fue superado por Mario Götze, que poco a poco va ganando peso en el equipo. 16 titularidades en Bundesliga (su récord son 18), otras 3 en la Copa alemana y 6 en Champions para el holandés. Jugó de inicio en Manchester, Londres y en el partido de vuelta contra el Arsenal. También en Dortmund, en uno de los partidos más exigentes de la era Guardiola. Hasta ahora, Robben ha sido titular en todos los días importantes. Pero no siempre en la banda derecha.

Arjen Robben es el tercer máximo goleador del Bayern, con 16 goles entre todas las competiciones. Solo le superan Müller y Mandzukic.

Por ejemplo, a Robben lo vimos partiendo desde el extremo izquierdo en el Emirates. Götze partía desde la derecha y el holandés lo hacía desde la banda opuesta. Aunque, al mismo tiempo, el carril quedaba libre para Alaba y Arjen podía jugar y recibir mucho entre líneas. Rindió tan bien que provocó el penalty y terminó como uno de los mejores de la jornada. En el partido de liga disputado en Dortmund, lo vimos en un rol similar, partiendo también desde la izquierda pero atacando a menudo a la espalda de Friedrich. El mismo movimiento también se repitió, por ejemplo, en Moscú. No estaba Ribéry, eso también es cierto, pero es un nuevo instrumento en la casi infinita caja de herramientas de la que dispone Pep Guardiola.

El extremo formado en el Groningen también suma 16 goles en todas las competiciones y actuaciones muy destacadas tanto en la banda izquierda como en la derecha, donde juega de forma más habitual. En la derecha también amenaza con marcharse hacia fuera de vez en cuando, quizás con mayor frecuencia que antes. Si Robben es una pieza importante para Guardiola por lo distinto de su naturaleza, Pep ha añadido matices al juego de Robben para que sea algo distinto a lo que venía siendo habitual. Busca que pueda salir hacia dentro o hacia fuera, que sorprenda entre líneas, que aparezca como delantero de forma puntual en los contínuos intercambios de posiciones… A los 30 años, Arjen es testarudo y quería demostrarle a Guardiola que también puede adaptarse a su fútbol. Ha cumplido con éxito.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*