Kostic deja moribundo al Dinosaurio

HSV-Logo.svg

Stuttgart-Hamburgo, duelo clásico de la Bundesliga, expectación máxima. 60.000 espectadores en el Mercedes-Benz-Arena y otros muchos en la capital de Baden-Württemberg y en la Ciudad Hanseática y Libre de Hamburgo sufriendo por sobrevivir. Cuando los gigantes se enfrentan al abismo, las piernas tiemblan. Cuando el peso de la historia amenaza con convertirte en la peor de todas las plantillas que representaron a una entidad que levantó una Copa de Europa, dar un pase de tres metros no es dar un pase de tres metros. En las batallas por no morir, gana el que menos miedo tiene. Pero el miedo no es constante: el miedo cambia de lado, va bailando de un color a otro, y finalmente se instala en aquel que levanta la mirada y ve en el marcador que vuelve a perder. Stuttgart-Hamburgo, de entre todos los dramas, el más catastrófico. Como el hundimiento del Titanic o, peor aún, la extinción de los Dinosaurios.

STUTTGART 2-1 HAMBURGO: PLANTEAMIENTOS INICIALES

VfB Stuttgart vs Hamburger SV - Football tactics and formations

Llegaba el Stuttgart último al duelo entre especies en peligro. Último, pero con la moral alta: había ganado en Mainz la semana anterior y sus números como local estaban siendo muy buenos en el último mes y medio. El Hamburgo, el único club que ha jugado en todas las ediciones de la primera Bundesliga desde su creación, había empatado en el descuento ante el Friburgo en casa y ese punto parecía dejarlo en buena disposición para evitar el desastre. Todos los componentes psicológicos se le pusieron a favor ayer en el Mercedes-Benz-Arena cuando, a los doce minutos, Gojko Kacar remató de cabeza un envío medido de van der Vaart en un tiro libre y adelantó a los hanseáticosFue esa la última ocasión clara que tuvo el Hamburgo en todo el partido. Ulreich no tuvo que hacer ni una sola parada. Ni hubo remates fuera por poco, ni últimos pases peligrosos que no se concretaron. Nada. Sostenido por la agresividad de Serey Dié en el medio y por la emocionante actuación del joven central de 19 años Timo Baumgartl, el Stuttgart se blindó atrás y atacó con todo, empujando a su adversario hacia la cueva. Y aunque los visitantes aguantaron bien hasta el 1-1 de Gentner en el 27′, a partir de ese momento se vieron arrollados por un vendaval. Por un huracán dirigido por el impresionante extremo Filip Kostic, que fabricó la acción del 2-1 forzando un córner en una de las múltiples ocasiones en las que rompió la cintura y el esqueleto entero a Heiko Westermann y sacándolo para que Harnik aprovechara el rechazo hacia atrás del mismo defensor que había sido desbordado pocos segundos antes. Quedaba casi una hora, pero el mejor del Hamburgo fue Adler. El portero internacional alemán salvó cuatro situaciones de mano a mano y evitó que el partido llegara al descuento sentenciado. Bruno Labbadia era incapaz de reaccionar desde el banquillo foráneo: Didavi ganaba la espalda a Kacar y van der Vaart cada dos por tres, Ilicevic no tocaba la pelota, Ostrzolek no se sabía ni si estaba, Lasogga se había lesionado en el minuto 5 y no lo cambiaron hasta el 57’… El Dinosaurio necesita un milagro en la última jornada para continuar siendo el El Dinosaurio.

¿Qué necesita el Hamburgo para salvarse?

Ganar al Schalke y que el Stuttgart no gane en Paderborn o que el Hannover-Friburgo no acabe en empate.

¿Qué necesita el Stuttgart para salvarse?

Ganar en Paderborn.

Empatar en Paderborn y que el Hamburgo no le gane al Schalke o que el Hannover pierda por tres goles ante el Friburgo.

Foto de portada: OgreBot bajo licencia CC BY-SA 3.0

Related posts

10 comments

A nivel plantilla es incomprensible la debacle del HSV. Por cierto, siempre es curioso ver donde ha terminado Adler después de ser nombrado con boato el sucesor de Kahn, y con el paso de los años, Neuer, Zieler, Leno, Ter Stegen… le han pasado con una facilidad inusitada.

Pude ver el partido y aunque Kostic hizo un gran partido, a pesar de un par de ocasiones en las que falló solo contra el portero por fallo en la conducción. Pero el que de verdad ganó el partido, el que luchó hasta ser cambiado, en los minutos finales, se ofrecía, daba juego y culminaba jugadas con la mejor de las intenciones, fue Didavi, no hay duda.

Por cierto, reconozco que no conocía a Rüdiger, pero a raíz del partido de ayer, indagué un poco y vaya defensa para rato tiene Alemania, uno más.

Jajaja, es curioso porque a mí el que me gustó en este partido fue el otro central, Baumgartl. Igual porque Rüdiger ya ha sido internacional absoluto y me fijé más en el otro al haber debutado esta temporada. Sobre Didavi, me encantó, y de hecho menciono que fue clave ganando la espalda a los medios centros. Pero para mí el hombre del partido fue Kostic absolutamente. Aunque todo el Stuttgart estuvo muy bien. Le pasó por encima al Hamburgo.

Jajaja pues tendré que indagar sobre el otro central también. Es cierto que Kostic revolucionó el partido y junto a Didavi, pusieron la “magia”, el juego y el peligro. Vaya dos zurdos. No conocía la historia de Didavi, tremendo historial de lesiones… aún es joven, esperemos verle en cotas más altas.

¡Ganas de ver la evolución de Kostic!

Me quedé con ganas también de ver un poco más a Timo Werner, sé que es muy joven, pero ya he oído cosas muy buenas sobre el espigado delantero.

Deja un comentario

*