Tranquilidad máxima

Borussia Dortmund Sven Bender (www.rsca.be)

La era Jürgen Klopp, de la que se guardará un fantástico recuerdo en la ciudad, es historia en Dortmund. Mientras el carismático entrenador alemán se toma un tiempo sabático de descanso, su sucesor en el banquillo del Signal Iduna Park, Thomas Tuchel, ya trabaja con la vista puesta en la Bundesliga que echará a andar dentro de unas semanas y lo hace en un periodo estival de bastante tranquilidad para el equipo, de aparente continuidad en cuanto a jugadores y de escasos rostros nuevos. No obstante, la participación oficial del equipo arrancará antes: el próximo 30 de julio debutará en la Europa League ante el vencedor de la eliminatoria Wolfsberger-Shaktyor Soligorsk.

Queda poco más de un mes de mercado veraniego por delante, pero no se caracterizan los clubes alemanes, a diferencia por ejemplo de los ingleses, por acometer grandes operaciones en el mes de agosto. Y lo cierto es que tan solo tres incorporaciones ha realizado hasta ahora el nuevo equipo de Tuchel. Síntoma de la tranquilidad máxima que se respira en Dortmund en esta génesis de la era Tuchel.

Altas: Roman Bürki (Friburgo), Julian Weigl (1860 Munich) y Gonzalo Castro (Bayer Leverkusen).

Bajas: Milos Jojic (Colonia), Mitchell Langerak (Stuttgart), Ciro Immobile (Sevilla) y Sebastian Kehl (retirado).

Además de las tres incorporaciones, otros tres futbolistas han regresado de sus respectivas cesiones: Jonas Hofmann, Marvin Duksch y Moritz Leitner; de los cuales Hofmann es quien más papeletas parece tener para convencer a Tuchel por su capacidad para actuar como extremo derecho. El Borussia Dortmund, que tampoco tiene la capacidad económica para pelear por grandes fichajes ante los más poderosos del continente, parece seguir una política bastante lógica: tratar de ‘arreglar’ lo que ya hay. La plantilla no es mala de por sí. A grandes rasgos, el éxito de la escuadra de Tuchel depende de tres o cuatro factores: mejoría del nivel defensivo (algo que incluye a la portería), que Marco Reus esté sano el máximo tiempo posible (se perdió demasiados partidos el año posible), que Ilkay Gündogan marque el ritmo del juego en la medular y que Pierre-Emerick Aubameyang no pierda el olfato goleador.

A Aubameyang no le queda grande su rol

Mucho se ha hablado sobre los problemas del BVB para reemplazar a Robert Lewandowski. El enfoque, sin embargo, no siempre es acertado: quien estaba llamado a sustituir al polaco no se adaptó, ni rindió bien, caso de Ciro Immobile; pero Aubameyang sí está ejerciendo a buen nivel como ariete del equipo. El caso del italiano Immobile es el de un goleador que pierde la confianza durante su primera campaña en Alemania, no encaja en el puzzle y acaba claramente relegado a la suplencia. Cuando has desembolsado 20 millones de euros por un delantero así, lo natural suele ser entregarle una segunda oportunidad: quizás en su segunda temporada mejore tras un periodo de adaptación ya cumplido. Sin embargo, la entidad germana prefirió prescindir de Immobile aparentemente por dos razones: ya no había feeling con él -estaba forzando para salir del club- y el Dortmund está satisfecho con Aubameyang como delantero centro. Tiene que estarlo: el gabonés firmó 25 goles el pasado curso (exactamente los mismos que Lewandowski en el Bayern). Números sobresalientes por parte de un delantero que ya en 2013, en su último año en el Saint-Étienne, experimentó una mejoría significativa en la finalización. A la velocidad y explosividad que siempre ha tenido, ahora añade una confianza, un saber estar y un abanico notable de recursos en el remate. Aubameyang viste con toda justicia la camiseta de delantero centro titular del Borussia Dortmund sin que le quede grande. De hecho, pocas cosas mejores tiene ahora mismo el BVB en su plantilla.

Borussia Dortmund Immobile Aubameyang Mkhitaryan dirkvorderstrasse
El nivel y la adaptación de Aubameyang al rol de ‘9’ alejaron a Immobile de Dortmund / Foto: dirkvorderstrasse

Tuchel prueba con un único mediocentro

Los primeros encuentros amistosos del Dortmund no tuvieron espíritu competitivo alguno: se saldaron con 5 ó 6 goles a favor y los rivales fueron de escasa entidad, por lo que las conclusiones que se pueden sacar son mínimas. El BVB afrontó el pasado viernes su primer test relativamente serio: y sucumbió en el campo del Bochum.

Dentro de esas conclusiones mínimas, una que se puede obtener corresponde al dibujo táctico con el que trabajó Thomas Tuchel en los dos compromisos de su gira asiática: un único mediocentro en el esquema 4-1-4-1. Recordemos que en la etapa de Klopp, el 4-2-3-1 se convirtió en un clásico que rara vez era modificado. En cambio, esta vez quizás asistimos a un ligero matiz de ese dibujo: Tuchel está situando siempre a un único mediocentro (Sven Bender, teórico titular durante la temporada, y Julian Weigl se reparten los minutos ahí) como ancla del equipo. Por delante, dos extremos, un ariete y dos futbolistas que ejercen un rol de interior o mediapunta (por ahí han pasado ya Mkhitaryan, Gündogan, Castro, Kagawa o Stenzel).

Por la configuración de la plantilla, Tuchel dispondrá de multitud de opciones a lo largo del curso para esos dos roles de acompañantes del mediocentro si finalmente mantiene esa apuesta táctica. Las opciones van desde Gündogan, Sahin o Gonzalo Castro hasta Mkhitaryan o Kagawa.

Alineaciones del Dortmund en sus dos amistosos en Japón:

japon

De momento, un único mediocentro es innegociable para Tuchel en la pretemporada, mientras que el dibujo táctico únicamente fue modificado hace unos días frente al Bochum. Ahí entró en escena una especie de 4-4-2 en rombo: con Bender mediocentro; Gundogan y Mkhitaryan interiores; Kagawa mediapunta; Reus y Aubameyang arriba.

Ese fue el mayor interés del duelo ante el Bochum: ver juntos a Marco Reus y a Pierre-Emerick Aubameyang, que hasta entonces no habían coincidido sobre el campo en esta pretemporada. Uno jugaba la primera parte y el otro disputaba la segunda, o viceversa. Los dos se han alternado en esa posición de ‘9’ hasta ese momento en el que Tuchel incluyó a ambos en el once titular y actuaron como pareja en ataque. Hará falta más tiempo para saber qué planes tiene el exentrenador del Mainz 05 respecto a sus referencias ofensivas: si el gabonés como ‘9’ y el alemán partiendo desde el costado izquierdo; o ambos jugando por dentro como doble punta.

Alineación del Dortmund en Bochum:

Bochum

Foto de portada: www.rsca.be

Related posts

1 comments

Me gusta la opcion del 4-4-2 en rombo, libera y centra a reus y permite presionar muchisimo la salida de balon del contrario con dos balas en punta como son el de dortmunt y Aubameyang. Ademas, la opcion Kampl en banda no me gusta tanto como la de que alterne la media punta con kagawa/mkhitaryan o el interior con mkhitaryan/castro, porque a gundogan y bender si estan sanos los veo muy fijos en el once y claves para el equilibrio defensivo que pretenden recuperar.

Deja un comentario

*