Un consejo para porteros

Hoffenheim assillo

Hoy, último sábado del mes de noviembre, me acordé del Videoton. Me acordé del entrenador de porteros del Videoton mientras veía un partido de la Bundesliga. Me acordé de Francisco José Ruiz Rojas porque la conversación que mantuvimos con él en nuestra visita a la impronunciable Szekesfehervar fue una de las más didácticas en términos futbolísticos en mucho tiempo. Por ejemplo, me encanta el MIC porque uno puede escuchar las instrucciones de los entrenadores en los campos y charlar con ellos antes y después de los partidos. Y siempre aportan nuevas ideas y matices en los que no siempre reparo. Lo mismo ocurrió en el estadio del Videoton, cuando Rojas nos contó varios aspectos de la técnica de los porteros. Sobre todo, se explayó en la colocación bajo palos. “En el fútbol moderno, con estas pelotas que cogen mucha velocidad y efectos extraños, el portero tiene que parar sobre la línea. Así ves la trayectoria del balón y tienes más tiempo para reaccionar“, sostenía. Tras poner varios ejemplos, como el de Keylor Navas, advirtió que nos íbamos a acordar de él cada vez que viésemos un gol con un portero tres o cuatro pasos adelantado. “Parecen golazos, pero el balón termina entrando por el centro“.

Han pasado muchos meses desde entonces, Videoton y Lombard Papa se han vuelto a enfrentar en la liga húngara y he visto suficientes partidos de fútbol como para reconocer que Rojas tenía razón. En la mayoría de casos, me he acordado de él. Como en el Hoffenheim-Hannover, donde quizás vi el ejemplo más claro. Era un choque dominado por el Hoffenheim de forma bastante clara a lo largo del primer tiempo, pero el Hannover recortó las distancias antes del descanso (2-1) con un gol algo ridículo que nació en un saque de banda colgado al corazón del área que se tragó Baumann y Stindl cabeceó plácidamente a puerta. El Hannover llegó a empatar el partido en el segundo tiempo, pues tras la reanudación el Hoffenheim defendió fatal, de una forma más similar a la tradicional, la versión de las últimas jornadas (14 tantos recibidos en los últimos 4 partidos), y no la de las primeras fechas de la Bundesliga.

Alemania Argentina Mundial Zieler Focus

Un campeón del mundo como Ron-Robert Zieler protagonizó la acción del 3-2. Foto: Focus Images Ltd.

Sin embargo, el momento Videoton llegó en el minuto 59. Entonces Polanski enganchó un buen disparo desde fuera del área. Magnífico, parecía. Pero si uno se fijaba bien, se encontraba a un Zieler batido en la frontal del área pequeña. La repetición delataba al portero campeón del mundo con Alemania: lo pilló Polanski unos pasos por delante de la línea de gol y la pelota terminó entrando por una posición más centrada de lo que parecía en un inicio. El gol estaba bien, pues al fin y al cabo el centrocampista internacional con Polonia impactó de forma notable con el balón, pero tampoco había necesitado ajustar demasiado su disparo para anotar. Entonces se me encendió la bombilla. “Otra vez, tenía razón el entrenador de porteros del Videoton”.

Ese gol fue decisivo porque rompió el encuentro. Llegó poco después del empate y a los cinco minutos el Hoffenheim amplió las distancias en una acción a balón parado que cabeceó Süle, prometedor central de 19 años y titularísimo para Gisdol. Los de Sinsheim dejaron de sufrir, pese al daño que de forma puntual ocasionó la pausa de Stindl, que recibió entre líneas demasiado a menudo, o la insistencia de Joselu. Recortó las distancias el propio Stindl con un gol en el minuto 86 que tuvo su origen en un defectuoso pase con la mano de Baumann, guardameta local, pero resistió el Hoffenheim, que rompe una racha de tres derrotas consecutivas en Bundesliga, derrota a un rival directo por los puestos europeos y dormirá cerca de la segunda plaza a la espera de lo que ocurra en el Wolfsburgo-Borussia Mönchengladbach del domingo.

Foto de portada: assillo

Related posts

3 comments

No es fácil para un portero estar siempre en el lugar perfecto. Si sólo para desde la linea, se le complica salir por bajo y por alto, y si se adelanta, se come los disparos medios. Supongo que depende también de cómo sea el propio portero. Por ejemplo, un tío como Courtois, pasando el 1’90 y con brazos como escobas, sí tiene más facilidad para defender un poco por delante de la linea, ya que puede llegar a más balones que otro que mida 1’80.

este año vais a cubrir el MIC, porque es muy probable que inviten a mi equipo y juguemos ahi, somos una cenicienta ajjajaja, pero bueno vamos a disfrutar

Deja un comentario

*