Un otoño insólito

Klopp - Dortmund - Focus

No es poca la gente que se pregunta cómo es posible que el Borussia Dortmund acumule más puntos (12) en cuatro jornadas de la Champions League que puntos suma (10) en once jornadas de la Bundesliga. No está siendo un otoño sencillo para un Borussia Dortmund al que de nuevo, tal y como sucediese la temporada pasada, se le han juntado una cantidad importante de lesiones, pero cuyos malos resultados ligueros no encuentran explicación únicamente en este motivo. Si algo queda claro es que a mediados del mes de noviembre el Dortmund ya se ha despedido de sus opciones de conquistar el campeonato de la regularidad, puesto que el Bayern Munich lo aventaja en 17 puntos. Alejarse de la zona de descenso ha de ser el primer paso, acercarse a los puestos europeos ha de ser el segundo y certificar el acceso a la Champions League un año más debe ser el tercer objetivo.

Otra cosa parece clara: Jürgen Klopp llevará las riendas del equipo hasta que él quiera. Tiene contrato hasta el año 2018 y con su trabajo se ha ganado el derecho a tener un crédito amplio como técnico del Borussia Dortmund. La afición del Signal Iduna Park admira a su entrenador y tiene motivos para ello.

Los once futbolistas más utilizados esta temporada por el Borussia Dortmund (Infografía: Share My Tactics)

dortmund - Football tactics and formations

Problemas en la Bundesliga

Entre el 20 de septiembre y el 1 de noviembre, el Borussia Dortmund acumuló seis derrotas, un empate y ninguna victoria en la Bundesliga. En esos siete compromisos únicamente anotó cinco goles y esa falta de gol ha sido uno de los principales problemas que ha experimentado el vigente subcampeón alemán. En algunos de estos encuentros, como ocurrió frente al Stuttgart, nos referimos en ‘MI’ a un Dortmund al que se le apagaba la luz sin espacios.

En sus cinco partidos de liga más recientes, desde que arrancó octubre hasta la fecha, se aprecia mejoría en el juego del equipo germano. Quizás su actuación más anodina llegó el 4 de octubre ante el Hamburgo: una derrota por 0-1 en la que la escuadra local apenas generó fútbol en ataque. Perdió quince días más tarde en Colonia, por la mínima y con una ligera mejoría con respecto a la jornada anterior. La siguiente parada del tren era recibir al Hannover de Tayfun Korkut: el Dortmund no rompió su mala racha, pero en este caso hubo un protagonista por encima del resto, que no es otro que el guardameta Ron-Robert Zieler. El portero de la selección alemana evitó que los de Klopp puntuasen. El calendario quiso que el siguiente rival fuese el Bayern Munich, visitando además el Allianz Arena. Allí el Dortmund cuajó una primera parte notable, pero acabó sucumbiendo frente a Robben, Ribéry y cía. Después de eso, y tras ser provisionalmente colista del campeonato, el Dortmund venció al Borussia Mönchengladbach hace un par de domingos con una actuación bastante convincente por momentos.

Variedad táctica de Jürgen Klopp

Si algo ha demostrado Klopp durante estos dos meses con la intención de corregir los problemas que manifestaba su equipo ha sido una cierta variedad táctica: el técnico alemán no se ha aferrado a su clásico 4-2-3-1. Ese sigue siendo el dibujo táctico más repetido en el Signal Iduna Park, pero ha probado cosas distintas: desde un 4-4-2 hasta una especie de 4-3-2-1 en el campo del St Pauli (con Kehl de mediocentro; Grosskreutz y Mkhitaryan como interiores; Kagawa y Reus en la media punta; y Ciro Immobile en punta). Las alternativas de Klopp no se quedan ahí: en el Allianz propuso un esquema con Aubameyang-Kagawa-Reus como terceto ofensivo, siendo el gabonés el extremo derecho, el alemán el extremo izquierdo y con el japonés como enganche -o casi como falso ‘9’-.

Pleno en la Champions

El Borussia Dortmund está solventando su participación en la fase de grupos de la Champions League con contundencia y con un pleno de victorias: 2-0 al Arsenal, 0-3 al Anderlecht, 0-4 al Galatasaray y 4-1 de nuevo al Galatasaray. Habiendo visto estos partidos, un par de detalles resultan fundamentales en el desarrollo de esos triunfos cómodos ante los belgas y los turcos: ninguno de estos dos equipos opuso apenas resistencia y tanto en Bruselas como en Estambul el Borussia se adelantó muy pronto en el marcador. Ciro Immobile anotó en el minuto 3 en el Constant Vanden Stock y Aubameyang ya había puesto el 0-2 en el Türk Telekom Arena a los 18 minutos de juego. En escenarios así, las posibilidades del Dortmund crecen: ante un rival tocado y con la opción de encontrar amplios espacios para explotar el contragolpe. Mi sensación tras haber observado cada encuentro del BVB en los últimos dos meses es que tanto el Galatasaray como el Anderlecht prepararon un plan peor y menos ordenado que, por ejemplo, equipos de la parte baja de la clasificación en Alemania como el Colonia (derrotó al BVB) o el Hamburgo (venció en el Signal Iduna Park).

FIL DORTMUND ARSENAL 32

El Borussia Dortmund solo encuentra motivos de celebración esta temporada en la Champions League (Foto: Focus Images Ltd)

Reus, un jugador de otra categoría

Cinco jornadas de liga y dos de Champions se perdió por lesión Marco Reus en septiembre y en la primera quincena de octubre. Su presencia se nota en el equipo y su ausencia se acusa bastante cuando no está. Es un futbolista que eleva inmediatamente el nivel del Dortmund y las posibilidades ofensivas del equipo. A diferencia de la temporada del subcampeonato de Europa (2012/13), ahora sí resulta bastante evidente quien es la estrella del Borussia Dortmund. En aquel curso en el que alcanzó la final de la Champions League, no era fácil ordenar a las figuras del conjunto de Klopp: Hummels, Gundogan, Götze, Reus y Lewandowski. Dos se han ido al Bayern Munich, Hummels ha bajado su rendimiento -y ha sufrido demasiados problemas físicos últimamente- y de Ilkay Gündogan no hace falta explicar que estuvo un año y dos meses sin jugar al fútbol. Todo ello convierte a Reus en la estrella casi indiscutible de esta plantilla.

Por ahora, la apuesta de Klopp pasa por mantener a Reus en la parte izquierda del ataque, quizás con algo más de libertad que en momentos anteriores. Marco no juega ni mucho menos pegado a la línea de cal y en cuanto el equipo tiene el balón su tendencia es irse hacia el carril central, donde coincide con Shinji Kagawa si el japonés no se ha desmarcado a otra zona del campo. Reus marca, asiste y desequilibra. Un futbolista de otra categoría.

Los fichajes no suman mucho aún

El gasto en fichajes de la entidad alemana ascendió a algo más de 50 millones de euros -habiendo ingresado tan solo 2,5 M € por el traspaso de Julian Schieber al Hertha Berlin- el pasado verano. El Dortmund ejecutó la opción de compra por Nuri Sahin, propiedad del Real Madrid hasta hace unos meses; abonó 19,5 M € por Ciro Immobile; 10 M € por Matthias Ginter; alrededor de 9 M € por Adrián Ramos y en torno a 8 M € que posibilitaron el retorno de Shinji Kagawa a la cuenca del Ruhr.

Nuri Sahin: 0 partidos jugados esta temporada (lesionado).

Matthias Ginter: 3 titularidades en la Bundesliga 14/15 y 0 en la Champions.

Adrián Ramos: 2 goles en 9 partidos de Bundesliga. Suplente en seis de los últimos siete partidos del BVB.

Ciro Immobile: 2 goles en 9 partidos de Bundesliga. Suplente en las dos últimas jornadas de Champions y en las tres últimas de la Bundesliga.

Shinji Kagawa: 1 gol en la Bundesliga y 2 asistencias en la Champions.

Una lesión de rodilla ha impedido a Sahin participar en este primer tercio de curso, mientras que el joven campeón del mundo Matthias Ginter apenas ha tenido minutos y afronta la temporada con la perspectiva de ver mucho fútbol desde el banquillo de suplentes, salvo lesiones de Hummels, Subotic y Sokratis. Estos tres centrales están por delante de Ginter ahora mismo en los planes de Klopp. Aprendizaje y adaptación de cara al futuro, eso le espera a Ginter.

De quien sí se espera que tengan un rol importante es de Shinji Kagawa y de Ciro Immobile. El japonés, tras dos campañas decepcionantes en el Manchester United, ha regresado a Alemania y ha recuperado sin excesiva dificultad su puesto en el once titular como mediapunta. Aún no ha exhibido su nivel de hace tres o cuatro campañas, pero tampoco parece que peligre su puesto en la alineación: su entendimiento con Reus, Aubameyang o Mkhitaryan va en aumento y está empezando a hacerse notar en las últimas semanas.

Casos distintos son los de los delanteros. Adrián Ramos llegó procedente del Hertha Berlin para ser un ‘jugador de equipo’, es decir, número 12, 13, 14, etc de la plantilla, no para ser titular. Klopp destacó en su momento la capacidad del atacante colombiano para ser útil a la hora de iniciar la presión en campo contrario como una de las grandes virtudes del futbolista y como un elemento que le ayudaría a tener presencia en el equipo. Puede actuar como ‘9’ o en la banda izquierda y su irregularidad marca sus primeros meses con la camiseta del Dortmund: ha visto portería tres veces en los escasos 42 minutos que ha disputado en la Champions League -siempre como suplente-, pero en la Bundesliga cuajó un par de actuaciones muy pobres como titular frente al Schalke 04 y al Hamburgo, algo que hizo que perdiese protagonismo en los planes de Klopp, que maneja principalmente dos opciones para ocupar el rol de ‘9’: Immobile o Aubameyang. Ramos queda relegado así a un papel bastante secundario: suplente en seis de los últimos siete partidos del BVB.

Immobile - Dortmund - Dirk Vorderstrasse

Ciro Immobile fue el máximo goleador de la Serie A italiana la temporada pasada (Foto: Dirk Vorderstrasse)

Paciencia con Immobile

Se fue Sahin y llegó Gundogan. Se fue Kagawa y llegó Reus. Se fue Götze y llegó Mkhitaryan. Se va Lewandowski y llega Immobile. Ese ha sido el modus operandi de la entidad en el último lustro. Siempre ha habido un fichaje importante para cubrir la vacante dejada por una pérdida sensible, siendo la del polaco Lewandowski la más reciente. Su sustituto ha de ser considerado un “fichaje importante”: porque se pagaron 19,5 millones de euros por él y porque aterrizó en Alemania con la vitola de ser el máximo goleador de la Serie A italiana 2013/14. Independientemente de si el Calcio está más o menos devaluado, de momento no le regalan a nadie el trofeo de capocannoniere.

“Klopp me ha dicho que ha visto 70 partidos míos para estudiar mis características. ¡Muchos más que mi padre!”, bromeaba este verano Ciro Immobile. Seguro que Klopp ha estudiado detenidamente las características del ariete italiano, sus virtudes, sus defectos y lo que puede aportar al colectivo. De momento, no es ningún secreto que a Ciro le está costando entrar en la dinámica: ha perdido la titularidad en las últimas semanas (Pierre-Emerick Aubameyang está siendo el ‘9’) y sus números no son deslumbrantes. 6 goles en 14 partidos y únicamente 2 tantos en 9 participaciones en la Bundesliga. Immobile es un finalizador y un ariete generoso en el esfuerzo, pero en ningún caso ‘un Lewandowski’, al menos de momento. El ‘9’ italiano está lejos de tener la facilidad del polaco para involucrarse en el juego asociativo fuera del área. Además, algo que le penaliza en una posible comparación o ‘rivalidad’ con Aubameyang por ser el delantero titular es que Immobile tampoco brilla por su facilidad para jugar con espacios por delante: no es un jugador especialmente rápido, como sí lo es el gabonés. Pero con la paciencia de Klopp lo natural es que Ciro acabe haciendo disfrutar al Signal Iduna Park con sus goles.

Klopp está cerca de tener a todos disponibles

Distintos futbolistas del Borussia Dortmund han abandonado la lista de lesionados en los últimos días. Lo celebra Klopp, que en su rueda de prensa de este jueves confirmó que Marco Reus (lesionado en el reciente enfrentamiento con el Borussia Mönchengladbach) estará disponible para visitar el sábado al Paderborn. Kuba Blaszczykowski, Nuri Sahin y Oliver Kirch están cerca de reaparecer, mientras que Sokratis Papadopoulos aún estará algunos días de baja y Mats Hummels confía en estar de vuelta el próximo miércoles contra el Arsenal.

Por tanto, si no se producen nuevos percances físicos, Jürgen Klopp está cerca de contar prácticamente con la totalidad de la plantilla y poder así alinear lo que él considere su once de gala. Dortmund respira así algo de optimismo tras un inicio de otoño insólito a ojos del resto del continente.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

5 comments

Se infravalora demasiado el nivel de la Bundesliga, yo la sigo y tengo que decir que todos, absolutamente todos los equipos tienen un nivel muy alto. Quizá en algunos no encuentres un jugador con una técnica exquisita, y quizá tampoco veas muchos equipos con un juego de toque, depurado, técnico, vistoso… pero en todos ellos verás como mínimo 4 tíos “modo Panzer”, que van y vienen todo el partido, con derroche físico, y sobre todo un trabajo táctico espectacular. Guardiola señaló en su momento que le impresionó cómo trabajan en Alemania el contragolpe, a mí me impresiona la versatilidad de tantísimos jugadores, y sobre todo, la competitividad. No sé quién dijo una vez que si coges a 11 tíos bebiendo Paulaner en una terraza y les pones la camiseta de la Maanschaaft son capaces de ganarte un Mundial… pues eso lo aplico a los clubes de la Bundesliga. Una liga seria, atractiva y en alza. Lástima que vendan tanto y de manera tan racional (en cualquier otro país sería impensable que Reus valiera 25 kilos, por ejemplo).

En cuanto al Dortmund, siguen pagando las dichosas lesiones, porque no permiten a Klopp tener un grupo trabajado desde cero, en condiciones normales, y siempre hay algún jugador en la enfermería, alguno cogiendo ritmo… y las ventas, salidas y llegadas siempre dan paso a ese periodo de adaptación tan tenso.
Sigo pensando que en condiciones normales el BVB tiene una de las mejores plantillas de Europa, con todas las posiciones dobladas, mucho talento y muchísima versatilidad. Imaginad un 11 con Weidenfeller, Schmelzer, Hummels, Subotic, Piszczek, Bender, Gündogan, Mkhitaryan, Kagawa, Reus y Aubameyang… si estuvieran todos finos. Tremendo, vaya.
Problemas: Sahin paga su inactividad en el Real Madrid y el calvario de lesiones tras volver a casa. Gündogan no se recupera, y va a costar ver algo parecido al jugador que tenía loco a medio mundo. Kagawa paga su paso por el United. Ramos es buen jugador de plantilla, pero no un salvador. Immobile ya me hacía recelar en el Mundial, y le está costando adaptarse demasiado. Hummels tiene demasiadas recaídas… en definitiva, son muchos baches.

No nos engañemos, el problema del Dormund es el mismo que el de todo equipo no top en lo económico que se asoma arriba, el dinero.

Puedes tener un buen ciclo gracias a un par de canteranos y que 2 o 3 fichajes salgan redondos (Vease Gundongan,Gotze, Reus, Hummels y Lewandoski) pero no vas a poderles mantenerlos en el equipo por temas económicos (ni a Gotze, canterano) y tampoco vas a acertar siempre.

Y reirvirtiendo lo ganado pero sin demasiados gastos extras, no tienes margen de error, cada fichaje con el dinero de una venta que no salga redondo es un pasito atras.

Obviamente la situación actual(casi en descenso) no es por eso, pero vamos, hasta que tenga otra buena racha de canteranos y fichajes éxistos el Dormund por desgracia será “solo” un equipo candidato a clasificarse a champions.

Deja un comentario

*