Viejas sensaciones

Klopp Borussia Dortmund Focus

El encuentro en el Schwarzwald-Stadion entre el Friburgo y el Borussia Dortmund correspondiente a la jornada 20 de la Bundesliga tenía una significación importante para ambos conjuntos. Los locales con una victoria presumiblemente aumentarían la distancia respecto a los puestos de descenso, ya que se preveía también una derrota del Stuttgart frente al Bayern Múnich. Los visitantes, con un triunfo, además de superar al Friburgo en la clasificación y dejar de ser colistas, cortarían la racha de cinco partidos sin ganar.

Este coqueteo con la parte baja no es algo a lo que estos dos equipos estén acostumbrados en los últimos años, lo que le añade una pizca extra de dramatismo a esta situación. Salvo cierto tramo de la temporada pasada en la que el Friburgo ocupó la penúltima posición de la clasificación pero que finalmente abandonó y quedó a 10 puntos de la misma, ambos han viajado recientemente por Europa representando al fútbol alemán.

Con esta tensión previa se enfrentaron y quien mejor la supo manejar fue quien se marchó del Estadio de la Selva Negra con los tres puntos.

Aubameyang Borussia Dortmund Gabon FocusAubameyang destacó de forma sobresaliente (Foto: Focus Images Ltd)

Los cuatro primeros minutos de partido fueron premonitorios. Cuatro llegadas del Borussia Dortmund advirtieron a los espectadores que la apisonadora amarilla -lejos de lo mostrado esta temporada en liga- se encontraba engrasada y dispuesta a llevarse por delante a todo lo que se interpusiese en su camino. Ni Reus tras una internada por la derecha de Aubameyang; ni Gundogan con dos disparos desde la frontal del área en dos tempranas apariciones; ni tampoco Kagawa tras una gran acción del internacional gabonés, pudieron batir a Bürki. Justo en la previa Hummels destacó lo extraño que era haber creado hasta 270 ocasiones de gol en lo que iba de temporada y ser últimos en la tabla, pero no iba a ser el caso esta vez. Cada error, cada descoordinación en el pase, cada falta de concentración que el Friburgo tuvo, el Borussia Dortmund lo aprovechó.

El juego desplegado por los de Klopp recordó por momentos al que le hizo ser subcampeón de Europa. La velocidad y precisión de sus atacantes al espacio fue casi como la de antaño, y de ahí, por tanto, el resultado: 3-0, goles de Reus y un doblete de Aubameyang. En general el equipo estuvo de notable alto. Hummels estuvo muy rápido en acciones defensivas y contundente en jugadas a balón parado. Gundogan esparció algunas de las semillas de calidad que tenía guardadas y no sacaba desde hace tiempo. Y respecto a los goleadores, quien luce el dorsal 11 se volvió a encontrar con el gol tras dos meses sin catarlo, mientras que quien porta el 17 dio, simplemente, una master class ofensiva.

Los de Streich, sin embargo, estuvieron descompasados toda la tarde. La ubicación de Frantz en lugar de Schuster en el centro del campo no dio los resultados pretendidos y Petersen estuvo desaparecido, muy lejos de la versión que mostró frente al Eintracht hace una semana. Lo positivo se encontró en la portería, con un Bürki que pese a encajar tres goles transmitió las mismas buenas sensaciones de siempre –salvó al equipo de un marcador más abultado-, y en la parte de la delantera que no se ha mencionado: Moller Daehli. El joven jugador noruego se confirmó como una pieza obligada a seguir en lo que queda de Bundesliga, su descaro y atrevimiento le puede dar mucho al Friburgo de cara a mantener la categoría.

El futuro lo dirá, pero puede que este partido signifique el cambio de chip que necesitaba el Borussia Dortmund para empezar a escalar posiciones. El poso que dejó al final de los 90 minutos fue el mismo que acostumbraba a dejar no hace tanto, ese gusanillo de fútbol vertical y ofensivo que pocos pueden desarrollar y que lleva la auténtica marca amarilla y negra de los de Renania del Norte-Westfalia.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

Ojalá el partido de hoy sea el punto de inflexión que necesita el Borussia Dortmund. De aquí a final de temporada estaré muy pendiente de las evoluciones del equipo de Jürgen Klopp.

Yo como seguidor del Borussia me alegro mucho de esta victoria y espero que sigan sumando.
No sabía que Hummels había dicho esas palabras (de las 270 ocasiones) pero ya dije por esta web, que aunque no se puede achacar una posición tan mala a la suerte, si es cierto que el Borussia ha estado en ese estado en el que hagas no paran de crecerte los enanos. Las bajas por un lado y por otro, varios partidos de los que he visto antes de navidad, parecía imposible que como poco no se llevaran un empate. Dicho esto, es verdad (evidentemente) que no están al nivel que deberían pero a parte de lo que citas en este artículo, los de Klopp mostraron ante el Friburgo esa presión alta que tanto agobió hace un par de años por Europa.

Deja un comentario

*