Sommer también falla

Wolfsburgo- funky1opti

Los dos más destacados perseguidores del Bayern en esta primera vuelta de la Bundesliga se enfrentaban en el gran encuentro de la jornada en Alemania, pese a que ambos llegaran al Volkswagen Arena con tendencias a la baja. De un lado, un Borussia Mönchengladbach cuya histórica racha (llegó a estar 18 partidos invicto) se ha diluido de forma dramática (con el de hoy han perdido los últimos 3 partidos de Bundesliga). Por otro, un Wolfsburgo que venía de perder sus dos últimos encuentros y que llegaba con las bajas de Luiz Gustavo y Ricardo Rodríguez, sin duda dos de sus jugadores más importantes. 

Wolfsburgo De Bruyne Focus

De Bruyne volvió a tener una actuación destacadísima. Foto: Focus Images Ltd

Un error de Sommer, decisivo

Pasado y presente de la selección suiza se veían las caras en el partido de hoy: de un lado Diego Benaglio, el portero titular de la selección helvética durante los últimos tiempos, de la que se retiró este verano y en frente Yann Sommer, el excitante guardameta que hasta ahora había estado a la sombra del portero de Wolfsburgo y del que por fin ha tomado el relevo. Ambos tuvieron actuaciones muy destacadas, pero un error del menos experto fue lo que a posteriori condenó a su equipo. Al filo del minuto 10, cuando el partido estaba siguiendo el discurso que todas las previas esperaban (el Gladbach agazapado y saliendo a la contra y los lobos empujándoles contra su área), Schäfer, que está sustituyendo a otra estrella suiza como es Ricardo Rodríguez de manera muy digna, se internó en banda izquierda y puso un centro lateral tras el cual Knoche se aprovechó de la débil salida de Yann Sommer. Fue un gol absolutamente decisivo no sólo lógicamente en el marcador, sino sobre todo en el desarrollo del encuentro. Ambos equipos cambiaron sus planes.

El Wolfsburgo, un muro sin Luiz Gustavo

Los de Dieter Hecking replegaron tras el gol en un sólido 4-4-2 muy intenso y sacrificado que mordía de forma feroz cada vez que los visitantes trataban de superar la primera línea, mientras que el Fohlenelf se vio obligado a llevar la iniciativa del encuentro y a abandonar su predilecto discurso de contraataque. Los de Favre nunca fueron capaces de resquebrajar las líneas locales, se bloquearon ante el muro de Hecking y quizá notaron la baja de Granit Xhaka a la hora de dar agilidad a sus ataques. Fue especialmente meritorio cómo aguantaba el Wolfsburgo teniendo en cuenta que no estaba Luiz Gustavo, su principal escudero en el centro del campo, y que su puesto lo ocupaba un mediapunta como es Maximilian Arnold. Con De Bruyne descolgado lanzando contraataques pudo ampliar su ventaja el equipo de la Volskwagen, pero Yann Sommer tuvo varias paradas muy destacadas que le desquitaron parcialmente de su error. Al final, los 3 puntos se quedaron en casa de forma merecida y el Wolfsburgo se afianza en la segunda posición a 7 puntos del Bayern, mientras que el Gladbach abandona los puestos de Champions y se sitúa quinto.

Foto de portada: funky1opti

Related posts

3 comments

El Gladbach tiene un problema a la hora de crear, y es que si la pareja en la sala de máquinas de Kramer es Nordveit, hay poca creatividad. La mejor opción si van a dominar es que esté de mediocentro con libertad Xhaka, pero es un jugador con el que uno arriesga al ponerle ahí y cuyas dotes defensivas son escasas. Es dificil de solucionar esto, puesto que no hay jugador en la plantilla alternativo, salvo quizás usar a Thorgan Hazard de interior Y perder un extremo de los Herrmann-Hahn. Pero entonces el problema es el poco ataque por bandas y lo peor con diferencia en mi opinión de esta plantilla del Gladbach son los laterales, más aún cuando juega un central de lateral, lo cual ocurre a menudo. Quizás el Gladbach podría probar un sistema con tres centrales, y dos carrileros ofensivos del tipo Hahn, Traore o Herrmann, pero que son sacrificados en defensa. Así habría más gente detrás de Xhaka si este juega de mediocentro.

Xhaka no pudo jugar por que está sancionado, pero en condiciones normales la pareja de mediocnetros es Kramer-Xhaka, que es con la que el Gladbach ha superado el record de victorias consecutivas en su historia, luego no se donde está el riesgo.

Deja un comentario

*