Sin alma

VfL Wolfsburg manager Dieter Hecking during a press conference at Old Trafford, Manchester
Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959
29/09/2015

Dieter Hecking empieza a asomar la cabeza por el precipicio. Su Wolfsburgo es una de las grandes decepciones del arranque de curso en Europa. A pesar de haber retenido a futbolistas pretendidos por varios gigantes del continente, como Ricardo Rodríguez y Julian Draxler, es uno de los clubes que peor ha arrancado la Bundesliga. Los lobos ganaron el primer partido en Augsburgo, pero ahora encadenan seis encuentros seguidos sin conocer la victoria. Su propia afición no disfruta de un triunfo del elenco verdiblanco desde mayo. El bagaje es paupérrimo: seis puntos después de siete jornadas para una plantilla que el curso pasado se quedó a un solo gol de las semifinales de Champions.

Sin embargo, las pobres sensaciones del Wolfsburgo ya se arrastran desde la recta final del curso anterior, cuando el equipo se activó en determinadas fechas de la temporada pero se quedó fuera de toda competición europea por su falta de regularidad. Preocupan en el norte de Alemania las dificultades de sus atacantes para ver portería, pues en más de la mitad de partidos el equipo no ha perforado la red rival. Colonia, Hoffenheim, Mainz y RB Leipzig neutralizaron a Mario Gómez, Draxler, Arnold y compañía. El ex del Bayern todavía no se ha estrenado con los lobos y el máximo anotador del equipo es Didavi, con dos dianas.

Wolfsburgo 0

RB Leipzig 1 (Forsberg 70′)

Wolfsburgo vs RB Leipzig - Football tactics and formations
Onces iniciales. Kaiser sustituyó a Kaiser a los 15 minutos.

Ante el Leipzig, la sensación del arranque de curso en el país teutón junto al Colonia de Stöger, el Wolfsburgo se volvió a mostrar como un equipo inoperante en ataque. Draxler apareció en contadas ocasiones en la banda izquierda, donde supuestamente debía castigar la presencia de un lateral derecho (Bernardo) que apenas cuenta con un puñado de encuentros en una ubicación poco natural para él. Tampoco apareció otro de los futbolistas cotizados en el mercado, el suizo Ricardo Rodríguez, que ni se incorporó en ataque con peligro ni puso buenos balones en las jugadas de estrategia. La nula aportación ofensiva del sector donde el Wolfsburgo acumula más calidad fue un síntoma de los problemas de un equipo que ni siquiera transmitió personalidad, que jugó sin alma. Difuso con la posesión de balón, el Wolfsburgo nunca encontró a Mario Gómez y perdió incontables pelotas en campo propio. Refleja a la perfección muchos de los defectos de este equipo el penalti cometido por Casteels, a quien se le escapó un control fácil ante la presión de Werner. Perdió el balón y acabó regalando un penalti.

Emil Forsberg inclinó la balanza con el único gol del partido. No transformó el lanzamiento desde los once metros, pero se redimió de su error con un tiro espectacular desde fuera del área que se coló en la red de Casteels. El RB Leipzig mantuvo el rigor táctico en todo momento, presionó en zonas en las que el Wolfsburgo arriesgaba la posesión más de la cuenta y salió escopetado al ataque en múltiples ocasiones gracias a la velocidad de Poulsen y Werner. Supo manejar el tempo del encuentro y, sobre todo, llamó la atención su capacidad para que el Wolfsburgo nunca tuviera la oportunidad de meterse de nuevo en el choque después de 0-1. Bien no le dejó el Leipzig, bien la responsabilidad recae en un Wolfsburgo sin alma, incapaz de acercarse con peligro al arco de Gulácsi. Agitó el banquillo Hecking, pero el equipo no mejoró con Brekalo ni con un Mayoral que disputaba sus primeros minutos en liga ante la desesperación del director deportivo de la entidad, Klaus Allofs, objetivo de constantes planos de la realización televisiva.

Ricardo Rodriguez no ha empezado bien la temporada. Foto: Focus Images Ltd.
Ricardo Rodriguez no ha empezado bien la temporada. Foto: Focus Images Ltd.

Pasadas ocho jornadas, los de Hasenhüttl todavía no han perdido y son terceros, empatados a puntos con el Colonia, mientras el Wolfsburgo observa con el rabillo del ojo los puestos de descenso, donde siguen hundidos Hamburgo e Ingolstadt. Porque por mal que esté el Wolfsburgo, de momento hay dos clubes en un momento incluso peor, pues todavía no conocen la victoria.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

Brekalo y Mayoral merecen confianza. Los veteranos no están aportando nada. Preocupante lo de Mario Gómez. Y Draxler ya sabemos que tiene su cabeza en otra parte, debieron venderlo.

Sí. Aunque creo que en el caso de Mayoral y Brekalo también hay un componente de adaptación a la liga, idioma, país, rivales, compañeros, etc. que poco a poco se irá notando. Deberían ir entrando en la dinámica más o menos pronto. Pero especialmente dramático es el asunto de Gómez, sí.

en el tema de Gómez, cuenta mucho el desastre de juego, no le llega ni un balón… a ver ahora con otro entrenador

Deja un comentario

*