Xabi se exhibe en un Bayern que sigue creciendo

Xabi Alonso Bayern - Focus

El fichaje de Xabi Alonso había levantado ciertas dudas en el entorno social del Bayern. Otro español más, a punto de cumplir 33 años, por el que el Madrid no ha peleado demasiado… era hasta comprensible que los hinchas bávaros, que habitualmente no ven jugar al Madrid y desconocen su estado de forma, desconfiaran del tolosarra. Sin embargo, dos partidos han bastado para que entendieran con rotundidad por qué su entrenador ha puesto tanto empeño en traérselo. Si yo fuera aficionado del Bayern, estaría flipando con la exhibición que ha dado mi nuevo mediocentro en lo que es su segundo partido con mi camiseta. Y estaría muy ilusionado, por supuesto.

Guardiola: “Tienen que ayudar todos a Xabi. No lo puede hacer todo él, si no en un mes estará muerto.”

 

Bayern - Football tactics and formations

Formación táctica del Bayern.

Ni Toni Kroos ni Philipp Lahm, los habituales mediocentros del Bayern durante la primera temporada de Pep Guardiola en la ciudad del Oktoberfest, son jugadores especialmente ágiles ni rápidos ejecutando. Tardan en conseguir orientarse, en ponerse de cara a la portería contraria y ejecutar ante presión. Por eso el entrenador catalán se vio obligado a construir una serie de mecanismos que le ayudaran a crearse superioridades en la salida de balón, ya que la velocidad en el pase no iba a ser uno de ellos: los falsos interiores, el juego directo sobre Mandzukic, etc. Y por eso también, este verano decidió apostar por un juego mucho más vertical y de ritmo alto, que permitiera suplir su ausencia de grandes pasadores con transiciones devastadoras que explotaran las condiciones de sus atacantes. Sin embargo, la lesión de Javi Martínez propició un cambio de planes: había que fichar y Pep podía elegir al que seguro era uno de sus mediocentros favoritos para que se jugara como él quiere. Con Xabi, la cosa cambia.

Hoy, ante el Stuttgart, desapareció el 3-4-3 y la versión de Alaba central que había mostrado el Bayern durante su pretemporada. El Bayern volvió a su habitual 4-3-3 (o 4-3-1-2, según se mire) de la temporada pasada. Con una salvedad: esta vez Xabi Alonso era el mediocentro. Y todo lo que ello significa: la base de la jugada era casi exclusivamente territorio suyo. Los interiores podían descolgarse, adelantarse y tratar de recibir entre líneas para asentar la jugada en campo contrario con la seguridad de que el vasco les iba a encontrar. Y de que no iba a perder el balón. No fue ningún partido especialmente deslumbrante del equipo bávaro, pero Xabi sí brilló en toda su extensión. Cogió el mando del equipo y lo dirigió con precisión, responsabilidad y personalidad: pases en corto, pases verticales superando presión, desplazamientos en largo, carreras para frenar contraataques… Sus compañeros le buscaban y él se movía constantemente para ofrecerse y dirigir el juego de cara. “El jefe”, le bautizaba sorprendido un periodista del Bild.

Es cierto que el Bayern se atascó en muchos tramos del partido, pero se vislumbraron movimientos que incitan a ser optimistas con lo que vamos a ver en este equipo. Lewandowski, Müller y Götze con Xabi detrás, es decir, con la certeza de que aunque estén lejos él les va a encontrar, son capaces de recibir de espaldas, asociarse a alta velocidad y superar defensas rígidas en pocos pases. Y esa banda izquierda con Bernat y Alaba promete ser un foco de peligro constante: son altamente complementarios, se entienden bien y son francamente difíciles de frenar.  A la espera de que Benatia, Robben, Thiago, Schweinsteiger y cía se recuperen, este equipo empieza a tener buena pinta.

Foto: Focus Images Ltd

 

Related posts

5 comments

Aquí un aficionado que sí está contento, pero sólo en parte. El pero es la edad: le pueden quedar dos años de buen fútbol pero… ¿y luego? Yo lo que espero es que con la llegada de Xabi, Pep pueda adiestrar en estos dos años que le quedan (o más espero yo) a uno de sus juveniles a convertirse en un Xabi 2.0 teniéndole al lado, pero eso es muy dificil… posicional, que recupere, que se entregue, y que reparta más balones que cartas un croupier en Las Vegas. Veo a Rode casi más un Khedira que otra cosa (fuerte y con llegada desde atrás), y a Gaudino le veo tantas cosas que no sé en qué se acabará convirtiendo, estoy fascinado con este niño: cómo llega, cómo pasa, cómo regatea… Es curioso pero ahora Pep usa más a Gaudino que al que iba a ser en un principio el supuesto sucesor de Basti, Højbjerg, y eso sin Fußballgott o Thiago en el campo. Tengo mucha curiosidad.

Una duda si se me permite Guillermo: el caso Alaba. Dijo que no quería seguir como lateral, pero como defensa (al menos aún) no veo que dé la talla y más si ahora pueden estar ahí Badstuber, Boateng y Benatia. Sin embargo, no ponerle en banda para mí es delito. ¿Podría Pep “adelantar” su posición -entrecomillo porque Alaba funciona de muchas formas- cual Bale para ser en un futuro el sustituto total de Ribery? Quién sabe que pasará con Reus o con Draxler, y el francés no sabemos aún cómo estará de forma ni si con sus problemas de espalda podrá seguir siendo el que era. Hay tantas posibilidades en este Bayern…

Bis bald!

Deja un comentario

*