Los reyes de la Concachampions

Autor: Jaec, bajo licencia Creative Commons 2.0.

Empezó con una visita a la República Dominicana y acabó con una final ganada en una tanda de penaltis en el Estadio Akron de Guadalajara. Chivas doblegó a Toronto para conquistar la segunda Champions League de CONCACAF de su historia. Es la segunda vez que el equipo mexicano se proclama campeón de este torneo, que había alzado por única vez en 1962. Los mismos lanzamientos desde los once metros que le habían sido esquivos al Rebaño Sagrado ante Pachuca el 25 de abril de 2007 le sonrieron once años más tarde, exactamente en otro 25 de abril en el que doblegó al equipo canadiense que compite en la MLS.

Chivas ganó la Concachampions después de vencer por 1-2 en Toronto y perder por el mismo resultado ante su hinchada en una final en la que fue superior pero que estuvo cerca de escapársele en el partido de vuelta. El equipo dirigido por el argentino Matías Almeyda trabajó tácticamente de forma específica para anular al cuadro de la MLS, que contaba con algunas individualidades rutilantes con dilatada trayectoria en el fútbol europeo. Toronto planteó un 5-3-2 en el partido de ida que otorgaba completa libertad a Sebastian Giovinco, la gran estrella del equipo. El italiano se complementa a la perfección con Jozy Altidore, un delantero corpulento que juega de espaldas y puede activar al ex de la Juventus. Sin embargo, Chivas planteó un partido incómodo, con marcajes individuales que Toronto rara vez supo descifrar. Chivas redujo el partido a duelos personales que cortocircuitaron al equipo canadiense, el verdugo de Club América en la semifinal.

Toronto 1 (Osorio 19′)
Chivas 2 (Pizarro 1′, Pulido 72′)

Toronto vs Chivas - Football tactics and formations

Almeyda asumió riesgos, pues cuando Giovinco regateaba a su par el equipo mexicano quedaba absolutamente desdibujado. Lo mismo sucedía cuando Chivas perdía la pelota en la salida desde su propio campo, pues en ese momento las marcas no estaban definidas y Toronto podía desplegarse con facilidad. El talentoso mediapunta italiano no paró de ofrecerse para recibir, en la izquierda, en la derecha, cerca de los centrocampistas, para zafarse de la pegajosa marca de Michael Pérez. Sin embargo, Chivas se llevó el primer asalto gracias a un gol en la primera jugada, producto de un saque de banda, y un tiro de Alan Pulido en una falta lateral en la que buscó disparar directamente a portería. Dos errores de pura ingenuidad de Toronto condenaron al elenco de la MLS en la ida.

Sebastian Giovinco pictured during Italy training at Coverciano, Florence Picture by Stefano Gnech/Focus Images Ltd +39 333 1641678 01/09/2014
Sebastian Giovinco es la gran estrella del Toronto. Foto: Focus Images Ltd.

Toronto modificó su planteamiento de cara al partido de vuelta. Con bajas que limitaron el margen de maniobra de Greg Vanney, el cuadro canadiense alteró su esquema. Toronto apostó por un 4-3-1-2 en el que Van der Wiel y Michael Bradley ejercían de centrales. Osorio retrasó su posición para ejercer de mediocentro y Chivas volvió a ajustar sus marcajes individuales para dificultar el juego canadiense. Chivas volvió a golpear primero tras una fabulosa asistencia de Rodolfo Pizarro que originó el 1-0 de Pineda, pero rápidamente Altidore empató el partido tras una buena maniobra de Hasler, que se aprovechó de la poca contundencia de la defensa mexicana. La vigilancia de Michael Pérez redujo la influencia de Giovinco, pero el italiano se sacó de la chistera una acción individual fuera del alcance de cualquier otro futbolista en la Concachampions y equilibró la eliminatoria antes del descanso.

Chivas 1 (Pineda 19′)
Toronto 2 (Altidore 26′, Giovinco 44′)

Toronto vs Chivas - Football tactics and formations

Chivas se mantenía firme a nivel defensivo, pero le faltaba un poco de capacidad para intimidar a la improvisada defensa de Toronto. Con Bradley y Van der Wiel mejoraba su salida desde atrás, pero el cuadro canadiense no contaba con efectivos contundentes en defensa. Así que el cuadro de Almeyda mejoró con la entrada de Jesús Godínez, un delantero más fijo que ejerció de referencia y liberó a Pulido para jugar un poco más atrás. El equipo mexicano pasó a controlar el partido y Rodolfo Pizarro disfrutó de sus nuevos socios en la parcela ofensiva. Pizarro fue una de las sensaciones a nivel individual del Rebaño Sagrado. Partiendo desde la izquierda, hizo daño a Toronto con sus conducciones hacia dentro. No solo repartió la asistencia del gol en la vuelta, sino que cuajó una buena actuación a lo largo de los dos partidos de la final. Elegante con el balón en los pies, Pizarro controla el tiempo y el espacio a la hora de entregar el pase adecuado. Finta con el cuerpo y pone pausa a los partidos para compensar su ausencia de velocidad en carrera. También dejó buenos minutos en el partido de vuelta Eduardo López, un zurdo eléctrico en la arrancada. Chivas controló la segunda mitad, pero no marcó su segundo gol. Por su parte, Toronto perdió la iniciativa pero pudo ganar la final de haberse mostrado más acertado Delgado a la hora de rematar un centro lateral en el descuento.

En la tanda de penaltis Osorio y Bradley erraron sus lanzamientos y Chivas se proclamó campeón de la Champions League de CONCACAF por segunda vez en su historia. Los marcajes individuales desconcertaron a Toronto, pero propiciaron partidos con tramos de ida y vuelta, con fases de intercambios de golpes y con unos riesgos que otros equipos de mayor entidad castigarán en el Mundial de Clubes si se repiten este tipo de planteamientos. Un regate o un par de movimientos coordinados siempre permitían a Toronto vacías ciertas zonas del campo. Así, por ejemplo, fue habitual ver cómo los centrocampistas se apartaban para abrir un carril que permitiera a los centrales conectar con Jozy Altidore para que el ex del AZ descargara de espaldas para el futbolista que llegara desde atrás. Aún faltan varios meses para el Mundial de Clubes, por lo que se pueden producir muchos cambios hasta entonces. Será la decimotercera edición consecutiva del Mundial de Clubes con un equipo mexicano representando a la CONCACAF.

Foto de portada: Jaec, bajo licencia Creative Commons 2.0.

Related posts

6 comments

Quede aquí el apunte de que los esquemas del Sharemytactics son más aproximados que nunca e intentan reproducir las marcas individuales de Chivas. Los dorsales del equipo mexicano dan pie a la confusión (no se diferencian bien para los que estamos poco acostumbrados a verles) y a veces es difícil definir el esquema táctico de ambos equipos. En especial del campeón, pues se va moviendo según las piezas del oponente. Fue una final muy interesante.

Gracias por darle seguimiento al futbol de esta region del mundo, esto dos equipos tienen caracteristicas especiales que hacen que esta final sea sui generis, por un lado Chivas tiene la tradicion de jugar exclusivamente con mexicanos, caso similar al Athletic pero con diferencias, el Athletic juega con jugadores de una region solamente, que incluye dos paises mientras que Chivas solo juegan con mexicanos sin importar de la region del pais que sean, para el Athletic no importa si el jugador juega con otra seleccion distinta a la espanola, ni importa el pais de nacimiento, en Chivas si un jugador juega para otra seleccion deja de ser “elegible”, los naturalizados (casos como Guille Franco, Zinha, etc) tampoco tienen lugar en el equipo, los jugadores nacidos en USA hijos de padres mexicanos si son elegibles (al ser ciudadadanos mexicanos segun las leyes), por otro lado Toronto juega en la MLS que es la liga de USA pero hay equipos que juegan en Canada, caso similar al Swansea y Cardiff, solo que en Concacaf los equipos representan al pais donde juegan fisicamente, califican 4 de USA y 1 de Canada, en cambio Swansea y Cardiff si calificaran a Champions o Europa League representarian a Inglaterra y no Gales, por ultimo Toronto a diferencia de Chivas es un equipo cosmopolita con solo unos poco jugadores canadienses.

Es que los vascos es lo que tiene, que son tan chulos que nacen donde les da la gana, jajaja. No, un pequeño matiz, para jugar en el Athletic tienes que ser nacido en Euskadi, Navarra o la zona del País Vasco Francés (por eso jugó Lizarazu, nacido en San Juán de Luz). Otra opción es ser oriundo vasco, es decir, de padres o abuelos vascos. Algo similar a los antecedentes de sangre que se buscan por argentinos etc para pedir nacionalidad Italiana o Española para no ocupar plaza de extranjero en las ligas europeas. El caso mas al límite con el que cuentan (en el que yo creo sinceramente que se saltaron su norma autoimpuesta) es el de Aymeric Laporte, quien nació y creció en la región correspondiente a la parte centro-este antigua región de Aquitania. La parte sur de aquella región de Aquitania si que pertenecería a la zona del País Vasco francés, pero no así Agén que es donde nació. Lo que desconozco es si le encontraron alguna herencia de sangre vasca para justificarlo, aunque creo que no.

hay que añadir que Chivas juega con mexicanos que lo sean desde nacimiento. Es decir, no acepta naturalizados y creo que ni mexicano-estadounidenses han llegado a jugar en el equipo.

Como bien indica davorz, lo del Athletic es diferente, aunque hay que matizar que no solo incluye a los nacidos en 3 regiones, sino a los que criados o formados ahí, lo que ha abierto en los ultimos años a jugadores riojanos por ejemplo. Es una manera de ellos mismos saltarse su regla, pues fichan jugadores de fuera, los mandan a clubes asociados y si salen bien, los fichas con la excusa de “criados en el pais vasco”.

la proxima temporada por ejemplo jugará un jugador rumano.

y ojo, que no digo que esté bien ni mal, solo matizo su forma de regularse y saltarse esa regla por ellos mismos.

A la MLS le sería muy interesante que alguno de sus equipos ganase la Concacaf Champions League de una vez por todas porque al tener la posibilidad de enfrentarse con un equipo europeo en el Mundial de clubes la afición por este deporte y la repercusión sería mayor.

Creo que los equipos de la MLS ya ganaron la CONCACAF Champions League hace unos años, demasiados diría yo… Me parece muy interesante la evolución de la máxima competición de la CONCACAF y sus semejanzas con la AFC Champions League asiática a la hora de ir incorporando nuevas federaciones y nuevos equipos a la estructura de la competición. Este año eliminaron la fase de grupos y directamente se jugó a eliminatoria doble desde el principio, supongo que para reducir el número de partidos. Además se mantuvieron las plazas que otorgan al campeón y subcampeón del Campeonato de clubes del Caribe (CFU creo que se llama) e incorporaron una invitación al campeón de una nueva competición menor, la CONCACAF League (más o menos similar a la UEFA Europa League o AFC Cup). Interesante.
También soy de la opinión que haría bien para el fútbol de la zona que los equipos norteamericanos (EEUU y Canadá) y centroamericanos elevasen su nivel y diesen más guerra a los equipos mexicanos. No es bueno que siempre gane un equipo de México e incluso, casi siempre la final sea entre dos equipos aztecas.

Deja un comentario

*