Un canadiense en el feudo de los mexicanos

Saputo Montreal - abdallahh

La presente edición de la Liga de Campeones de la Concacaf puede considerarse histórica. Por primera vez en la historia del torneo, nacido en 1962 y modernizado en el 2008, un equipo con sede en Canadá llega a la final. Y esta madrugada Club América evitó que la sorpresa fuera más grande, ya que si Herediano tenía la oportunidad de protagonizar la primera final sin un club mexicano desde el año 2004. El club de Costa Rica derrotó por 3-0 al Club América mexicano en la ida (vídeo), aunque en el partido de vuelta, América defendió el honor mexicano con autoridad: 6-0 (vídeo). Al descanso, el resultado ya era de 5-0. El club de Costa Rica dispuso de dos ocasiones (una con 0-0 y otra con 2-0), aunque después del cuarto gol, se hundió.

Una final sin clubes mexicanos hubiera sido una sorpresa aunque, dentro de la sorpresa, tiene lógica que sean clubes de Costa Rica los rivales. Es más, nos quedamos por poco sin final entre clubes de Costa Rica, como en el año 2004, pues Herediano soñó con la gesta en una semifinal y Alajuelense perdió la otra semifinales por un gol: perdió 2-0 la ida con Impact (vídeo) y ganó por 4-2 la vuelta (vídeo). En la ida marcó Piatti, que puede ganar en ocho meses la Libertadores con San Lorenzo y la Champions con Impact. También tiene sentido que el finalista sea un club de la MLS, la liga profesional de Estados Unidos. La última final sin clubes de la MLS, mexicanos o de Costa Rica, fue en 1998. Desde entonces, todos los campeones han sido mexicanos (18), de Costa Rica (5) o de la MLS (2). Será este club el rival de Club América, pues.

El caso de Montreal Impact es curioso. El club del Quebec es uno de las tres franquicias con sede en Canadá que compiten en la MLS de Estados Unidos. En 2012, esta franquicia, entonces en la segunda división profesional de Estados Unidos, la NASL, fue admitida en Primera. Su presencia en la Champions, cosas del sistema, no se debe a su buen papel en la MLS. La Champions guarda siempre una plaza para el campeón del Campeonato canadiense, copa que juegan los 5 clubes profesionales de este estado. Tres de ellos de la MSL (Toronto FC, Vancouver Whitecaps y Montreal Impact) y dos de la NASL (Ottawa Fury y FC Edmonton). El ganador de esta copa se clasifica para la Champions. Así ha llegado el Impact al torneo, derrotando a su rival, Toronto, en la final (vídeo). Y luego, sorprendiendo, en la Champions.

Montreal Impact - abdallahh
Montreal Impact, en una foto de archivo.

Un gran éxito de un equipo refundado como tal el año 2012 (así pudo saltar de la NASL a la MSL), aunque esta entidad tiene sus orígenes en el club fundado en 1992 por la familia Saputo. Una familia millonaria con un imperio de productos lácteos. Los Saputo son los descendientes de Giuseppe Saputo, un inmigrante italiano que fundó una tienda de quesos en 1956. Y sus hijos crearon un imperio que les ha permitido crear este club, ser propietarios del estadio del Montreal Impact (llamado, cómo no, Saputo Stadium) e incluso comprar este año las acciones del Bolonia italiano, gracias a la mediación de Marco Di Vaio. El goleador se retiró en Impact y luego fue mediador en el proceso de compra del Bolonía, club amado por Di Vaio.

El Montreal Impact es propiedad de los Saputo, una familia italiana que convirtió una tienda de quesos en un imperio

La pasión futbolera de los Saputo ha permitido que la capital del Quebec viva sus días de gloria, sumando hinchas y creando una fuerte rivalidad con el equipo de Toronto. El escudo del Montreal es en francés; en el estadio, los hinchas muestran orgullosos las banderas del Quebec. Las que mostrarán en la final de la Champions.

Montreal Impact - Andos_pics

Saputo Stadium. Foto: Andos_pics.

Aunque compita en la MLS, será la primera final de un club canadiense. Como ya contamos en este artículo, la Concacaf nació en 1961 organizando de una forma diferente todo el fútbol americano de Colombia hacia el norte. Con la excepción de las Guayanas y Surinam, únicas tierras de América del Sur fuera de la Conmebol. Una de las primeras decisiones de la Concacaf fue organizar un equivalente de la Copa Libertadores o la Copa de Europa: La Copa de Campeones de la Concacaf, ganada en su primera edición, en 1962, por las Chivas del Club Deportivo Guadalajara. En su primera edición, 7 campeones de 7 ligas participaron en el torneo: México, El Salvador, Guatemala, Costa Rica, Honduras, Haití y las Antillas Neerlandesas, entidad política dependiente de los Países Bajos que desapareció hace poco, en 2010.

Durante años, este torneo se organizaba con la presencia de dos clubes mexicanos, dos equipos de la MLS, un solo equipo caribeño (el campeón de la Copa de clubes caribeños, copa creada en 1997 que aún se juega) y tres clubes de Centroamérica: los tres primeros clasificados de la Copa Interclubes UNCAF, Copa creada en 1971 que acabó el año 2007. O sea, los clubes centroamericanos o caribeños debían jugar primero una pequeña Champions de su región. Y, luego, la Copa grande. Eso acabó en 2008.

La temporada 2008/09 nació la Liga de Campeones Concacaf. Con un nuevo formato: cuatro equipos mexicanos y de Estados Unidos. Dos clubes de Costa Rica, Honduras, El Salvador, Guatemala y Panamá. Los campeones de las ligas de Belice y Nicaragua, el campeón de la Copa de clubes profesionales canadiense y los tres mejores clubes de la Copa caribeña. Esta nueva Champions permite al ganador jugar el Mundial de Clubes. Tiene más poder mediático, más premios económicos y mejor organización. Los clubes de la liga más potente, México, se la toman más en serio.

El dominio mexicano del torneo es total. Y una fecha es clave. En 2005, el Mundial de Clubes se convirtió en fecha fija del calendario y ganar la Champions Concacaf era la puerta al torneo (los clubes mexicanos, si ganan la Libertadores, no se meten en el Mundial). En su primera edición (más allá de la edición puntual del año 2000), la jugó el Deportivo Saprissa de Costa Rica. Desde entonces, los equipos mexicanos no han dejado que ningún club de otro estado llegué al Mundial. Han ganado las nueve ediciones de forma consecutiva. Es más, 7 de las últimas 9 finales han sido entre dos clubes mexicanos, con la excepción del año 2008, cuando Pachuca le ganó por un gol al Deportivo Saprissa, y 2011, cuando Real Salt Lake de Estados Unidos plantó cara al Monterrey. Y ahora, esta temporada 2014/15 con esta final América-Montreal Impact, claro.

7 de las últimas 9 finales han sido entre dos clubes mexicanos, con la excepción del año 2008 y el 2011

En total, los clubes mexicanos, sumando todos los torneos desde 1962, han ganado 30 de las 50 ediciones. Durante los años 70 y 80, clubes de otros estados aprovecharon la falta de motivación mexicana, jugar en casa o buenas generaciones para levantar sus copas. Lejos quedan esos triunfos del Racing (1963) y el Violette de Haití (1984); clubes salvadoreños como Alianza (1964), Aguila (1976) y Deportivo FAS (1979), el Transvaal de Surinam (1973 y 1981), los hondureños del Olimpia (1972 y 1988), el Municipal (1974) y el Comunicaciones de Guatemala (1978) o el Defence Force de Tinidad y Tobago (1978 y 1985).

Desde 1988, solamente los clubes de Costa Rica plantan cara, apelando a la larga tradición de instituciones como Saprissa (cuarto club con más titulos, en 1993, 1995 y 2005), la Liga Deportiva Alajuelense (1986 y 2004) y Cartaginés (1994). Además, en 1998, el D.C. United fue el primer club de Estados Unidos en ganar el torneo de Concacaf. Dos años más tarde, el 2000, Los Angeles Galaxy sumó el segundo título de Estados Unidos. 15 años después, con la MLS consolidada, aún no ha llegado la tercera copa, con los clubes de esta liga superados una y otra vez por los mexicanos. Cosas de la vida, el tercer trofeo de la MLS lo pueden ganar un club de Canadá. O de Quebec, como presumen sus hinchas.

Romper el dominio de los clubes mexicanos tiene mérito. La última década, nadie puede derrotar a los mexicanos. Herediano no pudo. Montreal Impact queda como alternativa. Si América juega como sabe, es el favorito para llegar a los 10 años consecutivos de títulos mexicanos. Y ellos sumarían su sexta copa, empatando como club más laureado con Cruz Azul.

Foto de portada: abdallahh

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*