Afianzarse en la buena línea

Veltins. Foto: tgsaw

No hace mucho parecía que el proyecto del Schalke 04 de Keller se hundía antes casi de haber despegado. No habían ganado ninguno de sus tres primeros partidos de liga y la clasificación a Champions se complicó tras un insulso empate ante el PAOK. Se notaban los síntomas previos a las crisis típicas de Gelsenkirchen y muchas voces pedían la salida del inexperimentado entrenador, pero el equipo supo salir de esa espiral. Ganó a la heroica en Grecia para clasificarse para la Champions (ese pase de Max Meyer…) y venció sus siguientes partidos ante rivales complicadísimos como el Leverkusen y el Mainz. Además, ficharon a Kevin Prince Boateng, un salto de calidad brutal y Huntelaar está a punto de volver de su lesión. Lo malo ya ha pasado.

 

Posibles onces.

 

Ahora toca afianzarse en la buena línea. El equipo de Gelsenkirchen ha sido líder de su grupo en sus dos últimas participaciones y quiere repetir. El partido de hoy, contra Steaua de Bucarest en casa, es el que hay que ganar, al que en teoría van a ganar Chelsea y Basilea y contra el que no se pueden dejar ningún punto. Sin el sancionado Jermaine Jones, pero con la vuelta de Fuchs y Santana, recuperan buena parte de su defensa de gala para enfrentarse al campeón rumano, invicto esta temporada y entrenado por el ex del Cottbus Regehcampf.  En los puestos de arriba, Huntelaar aun no está listo, pero no dejan de ser pura determinación. La velocidad de Farfán, la llegada de Boateng o la calidad de Draxler,  por fin asentado en la izquierda, deberían ser suficientes para imponerse cómodamente. Para completar el equipo, Szalai seguirá supliendo a Huntelaar. Ah, y la esperanza de ver minutos de Max Meyer, eso siempre es estimulante en los partidos del Schalke.

 

 

Related posts

Deja un comentario

*