Agüero puede con todo

Agüero Focus

Quizás el final del partido fue el mayor baño de realidad posible para el Manchester City: tan sólo Kun Agüero es capaz de ser mejor que cualquiera del mundo en su puesto. Llegado el momento de la verdad, si Agüero no existiese el Manchester City ya estaría eliminado. Es el argentino y no otro quien dirige al club, o al menos empuja de él, cuando están a punto de volver a tropezar. El lema de la afición skyblue, ese “We will fight until the end” (Lucharemos hasta el final), vuelve a estar más vivo que nunca. La facilidad con la que Agüero definió hasta dos veces ante Neuer en un cara a cara, además del penalti que convirtió en el primer tiempo, es inversamente proporcional al miedo que sufren los de Pellegrini cuando ven el peligro de cerca, cuando ven que Europa les pasa por encima sin la posibilidad de decir una palabra. El Bayern falló en el segundo y el tercer gol de los locales, pues ambos fueron evitables y ciertamente habría sido difícil que los ingleses marcasen de otra manera, pero Agüero volvió a sellar su idilio con el tiempo de descuento, como en mayo de 2012, y regaló un hattrick (3-2) con el que el Manchester City puede pasar a los octavos de final ganando en Roma o empatando por más de un gol (si el CSKA pierde en Alemania contra el Bayern).

Pellegrini: “Todos los grandes equipos necesitan grandes jugadores y Agüero es uno de ellos”.

Manchester City v Newcastle United Capital One CupTodo gracias al Kun Agüero (Foto: Focus Images Ltd)

Dijo Guardiola en la previa del partido que, como ya estaban clasificados y no tenían esa tensión para afrontar el choque, deberían encontrar una forma de motivarse, como por ejemplo la posibilidad de desplegar su mejor fútbol ante un muy buen equipo. Este impulso definitivo, tras un inicio potente de los alemanes, se logró irónicamente con la expulsión de Benatia y el gol de penalti de Agüero. En ese momento el Bayern tenía su motivación necesaria: ¿Qué mejor declaración de intenciones que ganar y dominar al Manchester City con un futbolista menos y a domicilio? Guardiola quitó a Rode, le dijo a Hojberg que se pusiera a la misma altura de Xabi Alonso y, para cada salida de balón, utilizó a Neuer casi de segundo central -impresiona la cantidad de veces que el portero alemán toca el balón en cada jugada-, alejando a Boateng al lateral y metiendo a Rafinha por dentro. Fue la forma de que, con diez sobre el campo, no se notase la inferioridad a la hora de iniciar cada jugar. Posesiones largas, pocas pérdidas de balón y la intención de cometer muy pocos errores. “Fue increíble jugar con tanta personalidad“, explicó Guardiola en rueda de prensa. Primero, Xabi Alonso de falta -Hart puede hacer mucho más en el gol, pues su colocación es cuestionable-. Luego, Lewandowski de cabeza. Y remontada antes del descanso.

Captura de pantalla (585)Forma del Bayern de iniciar la jugada cuando se quedó con 10 jugadores (Foto: sharemytactics)

Era un reto para el Bayern y un desafío de supervivencia para el Manchester City. Si los alemanes buscaban demostrar que son mejores hasta con un futbolista menos, a los ingleses simplemente les interesaba puntuar, daba igual de qué manera -por Agüero- o en qué circunstancias -o por Agüero-.

Sin embargo, fueron dos errores individuales al final del partido lo que le costaron el triunfo al Bayern, precisamente cometidos por dos de los futbolistas que mejor actuación llevaban hasta el momento: Xabi Alonso y Boateng. Si el partido hubiese durado diez minutos menos, ellos dos habrían sido las estrellas en el Etihad. Pero duró los noventa reglamentarios y la estrella fue Agüero. El Manchester City mejoró en el segundo tiempo, puso a Nasri de mediapunta y a Milner por la banda izquierda (en la primera mitad fue Nasri quien estuvo en la banda y Milner formó un trío con Fernando y Lampard), pero en ningún momento se acercó al dominio y al acoso necesario como para lograr el empate. “Ya estábamos muy cansados“, argumentó Guardiola sobre el error de Xabi Alonso, que falló en un pase horizontal que terminó con Agüero encarando y definiendo certeramente ante Neuer. Poco después, un error de Boateng volvió a dejar mano a mano a Agüero ante el portero alemán. Agüero no necesita mucho más para ganar un partido.

Guardiola: “Les hemos regalado el partido. Éramos 10 contra 11 y no tuvieron ocasiones”.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

pues hasta el fallo de Alonso como mencionas no veía por donde el city podía empatar, ya que ni de pelota parada generaban peligro, lastima lo de la expulsión me esperaba ver mas a rode, que si bien se veía nervioso, mal no lo estaba haciendo hasta pudo anotar, en cuanto a hojberg me parece que podría ser titular en muchos equipos de regular potencial, mostro personalidad y buena técnica como punto en contra diría que en ciertos pasajes del partido mostraba cierto adormecimiento pero bien en general, y la ultima jugada del primer tiempo demuestra la poca raza del city. un gusto poder leer sus artículos.

No comprendí lo de Lahm de mediocentro y menos entiendo lo de Rafinha en el medio. Es llevar una idea hasta la muerte. Creo que tiene muchas mejores opciones y se empeña en chocar con la misma piedra. Está demostrado que en la Bundesliga le puede servir pero en champions contra rivales de mayor entidad…

Tremendo Agüero, elegancia y potencia máxima. Da gusto verle en forma.

Deja un comentario

*